/ martes 16 de abril de 2019

6 por la silla

El Muro


Érase una vez dos pueblos que fueron construidos al mismo tiempo hace casi 120 años, uno estaba al norte de la línea divisoria mientras el otro quedó al sur, en manos del gobierno mexicano.

El pueblito norteamericano ha tenido un desarrollo responsable, acorde a sus ingresos, a su capacidad productiva, de manera que si bien no puede presumir de grandes y modernas construcciones, tampoco está sufriendo las consecuencias de la sobrepoblación, de la delincuencia incontrolable o el crecimiento caótico destructivo.

El pueblo del lado mexicano parece no comprender la lección del vecino y vive entre el complejo del feo y el sueño aspiracional, lo que lo mantiene empantanado. A ese pueblo, tres damas e igual número de caballeros arrancaron la carrera por gobernarlo para -según ellos- mejorarlo.

Aquí van sus pros y contras como candidatos:

Marina del Pilar Ávila Olmeda.- Pros: El brío que otorga la juventud podría llevarla a desarrollar una campaña arrojada, poco convencional. Su atractivo físico (sí, eso puede contar mucho si su equipo sabe sacarle jugo, recuerde a Peña Nieto). Contras: Tiene apenas 33 años (bueno, la primera vez que Eduardo Martínez Palomera fue alcalde tenía 34 y Panchito llegó con 33) y casi nula experiencia en la administración pública. Su verdadero lastre es irónicamente el mismo que la catapultó a la fama política: El carisma de Andrés Manuel López.

Elvira Luna Pineda.- Pros: Al menos sabe cómo está eso del tejemaneje en la política local, por lo que esperamos propuestas de solución viables. Su personalidad y atractivo físico, ya que ahí radica parte del encanto que despierta entre sus seguidores. Contra: Demasiado impulsiva para ser candidata.

Guadalupe Gutiérrez Fregozo.- Pro: Ella debe de tener más experiencia política acumulada que el resto de los contrincantes juntos, así que seguro sabrá qué medidas proponer para resolver el galimatías cachanilla. Contra: Su Partido.

Gustavo Sánchez Vásquez.- Pro: Es el único que sabe lo que significa ser Alcalde y ahí no hay más qué decir. Contras: ¿Qué puede mejorar si hizo todo bien? Si no fue así, entonces ¿por qué habríamos de votarlo? ¿Qué le hace pensar que otro período de poco más de 2 años servirá para ordenar todo? ¿De verdad quiere ser Alcalde o está pensando en la gubernatura de 6 años?

Jaime Dávila Galván.- Pro: Es un profesionista independiente que ha hecho cruzadas a favor de algunos sectores vulnerables de la comunidad. Contra: Una campaña política eficaz requiere además de mucho ingenio, mucho dinero.

Gerardo Aguíñiga Montes.- Pro: Fuera de su círculo nadie lo conoce, por lo que con una buena campaña podría presentarse como una real alternativa diferente. Contra: Casi nadie lo conoce y solo le restan 42 días de proceso electoral para posicionarse.

El Muro


Érase una vez dos pueblos que fueron construidos al mismo tiempo hace casi 120 años, uno estaba al norte de la línea divisoria mientras el otro quedó al sur, en manos del gobierno mexicano.

El pueblito norteamericano ha tenido un desarrollo responsable, acorde a sus ingresos, a su capacidad productiva, de manera que si bien no puede presumir de grandes y modernas construcciones, tampoco está sufriendo las consecuencias de la sobrepoblación, de la delincuencia incontrolable o el crecimiento caótico destructivo.

El pueblo del lado mexicano parece no comprender la lección del vecino y vive entre el complejo del feo y el sueño aspiracional, lo que lo mantiene empantanado. A ese pueblo, tres damas e igual número de caballeros arrancaron la carrera por gobernarlo para -según ellos- mejorarlo.

Aquí van sus pros y contras como candidatos:

Marina del Pilar Ávila Olmeda.- Pros: El brío que otorga la juventud podría llevarla a desarrollar una campaña arrojada, poco convencional. Su atractivo físico (sí, eso puede contar mucho si su equipo sabe sacarle jugo, recuerde a Peña Nieto). Contras: Tiene apenas 33 años (bueno, la primera vez que Eduardo Martínez Palomera fue alcalde tenía 34 y Panchito llegó con 33) y casi nula experiencia en la administración pública. Su verdadero lastre es irónicamente el mismo que la catapultó a la fama política: El carisma de Andrés Manuel López.

Elvira Luna Pineda.- Pros: Al menos sabe cómo está eso del tejemaneje en la política local, por lo que esperamos propuestas de solución viables. Su personalidad y atractivo físico, ya que ahí radica parte del encanto que despierta entre sus seguidores. Contra: Demasiado impulsiva para ser candidata.

Guadalupe Gutiérrez Fregozo.- Pro: Ella debe de tener más experiencia política acumulada que el resto de los contrincantes juntos, así que seguro sabrá qué medidas proponer para resolver el galimatías cachanilla. Contra: Su Partido.

Gustavo Sánchez Vásquez.- Pro: Es el único que sabe lo que significa ser Alcalde y ahí no hay más qué decir. Contras: ¿Qué puede mejorar si hizo todo bien? Si no fue así, entonces ¿por qué habríamos de votarlo? ¿Qué le hace pensar que otro período de poco más de 2 años servirá para ordenar todo? ¿De verdad quiere ser Alcalde o está pensando en la gubernatura de 6 años?

Jaime Dávila Galván.- Pro: Es un profesionista independiente que ha hecho cruzadas a favor de algunos sectores vulnerables de la comunidad. Contra: Una campaña política eficaz requiere además de mucho ingenio, mucho dinero.

Gerardo Aguíñiga Montes.- Pro: Fuera de su círculo nadie lo conoce, por lo que con una buena campaña podría presentarse como una real alternativa diferente. Contra: Casi nadie lo conoce y solo le restan 42 días de proceso electoral para posicionarse.

martes 11 de junio de 2019

¿Llamarada Marina?

martes 04 de junio de 2019

Adiós al PAN

martes 28 de mayo de 2019

¿Votar, sufragar o “refragar”?

martes 21 de mayo de 2019

Calzada Macristy

martes 14 de mayo de 2019

Las malas experiencias

martes 07 de mayo de 2019

La Alcaldesa

miércoles 01 de mayo de 2019

¿Qué? ¿Muy machín…?

martes 23 de abril de 2019

¿Cómo me reelijo?

martes 16 de abril de 2019

6 por la silla

martes 09 de abril de 2019

Los engañabobos

Cargar Más