/ lunes 25 de marzo de 2019

Alicia López Yáñez, la dicha de servir

Entre Teclas


Durante más de 30 años, las familias mexicalenses tuvieron la oportunidad de informarse con la reportera Alicia López Yáñez a través del periódico, la radio y la televisión.

Alicia inició su ejercicio periodístico en el verano de 1985 en el entonces periódico Novedades de Baja California. Tres años más tarde ingresó al periódico LA VOZ DE LA FRONTERA donde cubrió las fuentes económicas. Finalmente en junio de 1991 ingresó en el entonces Canal 3 de Mexicali, en donde consolidó su carrera periodística.

Una trabajadora incansable, dedicó muchas horas todos los días a desarrollar su gran pasión que fue el periodismo. Su primera columna se llamó “Termómetro de Mexicali” y su trabajo periodístico que la llevó a la cima fue “el caso Paulina”. Pero igual informó sobre incendios, lluvias, nevadas, actos públicos y entrevistó a artistas, intelectuales y empresarios.

Alicia se destacó también como luchadora por los derechos de los periodistas. Fue fundadora de la Unión de Periodistas Democráticos de Mexicali y participó en diversas manifestaciones de reporteros para demandar mejores condiciones de trabajo y desde luego la defensa del gremio.

En el ámbito espiritual, Alicia fue una gran devota de la fe católica; amiga personal de varios sacerdotes y religiosas, fue activa participante del programa de cursillistas. Su gran hermano en la fe y amigo personal fue el padre Germán Orozco. Fue fundadora también del Banco de Alimentos en Mexicali a través del cual se suministra de alimentos a Centros de Rehabilitación y diversos albergues de la región.

El pasado 20 de marzo Alicia López Yáñez cerró sus ojos por última vez. Desde que su muerte se dio a conocer, las muestras de cariño no se dejaron esperar; las condolencias se podían leer por cientos en las diferentes redes sociales. La misa en su memoria el pasado sábado en la iglesia Mater Dolorosa en Mexicali, estuvo llena de familiares y amigos. Alicia fue una mujer buena.

Sin proponérselo en la vida, ella supo cultivar la tierra y sembrar amistades. Siempre respetuosa, honesta y trabajadora, Alicia pasará a la historia como una de las mejores reporteras de Mexicali.

Su vida se puede resumir en una sola frase: La dicha de servir. Descanse en paz, mi amiga Alicia López Yáñez.

Entre Teclas


Durante más de 30 años, las familias mexicalenses tuvieron la oportunidad de informarse con la reportera Alicia López Yáñez a través del periódico, la radio y la televisión.

Alicia inició su ejercicio periodístico en el verano de 1985 en el entonces periódico Novedades de Baja California. Tres años más tarde ingresó al periódico LA VOZ DE LA FRONTERA donde cubrió las fuentes económicas. Finalmente en junio de 1991 ingresó en el entonces Canal 3 de Mexicali, en donde consolidó su carrera periodística.

Una trabajadora incansable, dedicó muchas horas todos los días a desarrollar su gran pasión que fue el periodismo. Su primera columna se llamó “Termómetro de Mexicali” y su trabajo periodístico que la llevó a la cima fue “el caso Paulina”. Pero igual informó sobre incendios, lluvias, nevadas, actos públicos y entrevistó a artistas, intelectuales y empresarios.

Alicia se destacó también como luchadora por los derechos de los periodistas. Fue fundadora de la Unión de Periodistas Democráticos de Mexicali y participó en diversas manifestaciones de reporteros para demandar mejores condiciones de trabajo y desde luego la defensa del gremio.

En el ámbito espiritual, Alicia fue una gran devota de la fe católica; amiga personal de varios sacerdotes y religiosas, fue activa participante del programa de cursillistas. Su gran hermano en la fe y amigo personal fue el padre Germán Orozco. Fue fundadora también del Banco de Alimentos en Mexicali a través del cual se suministra de alimentos a Centros de Rehabilitación y diversos albergues de la región.

El pasado 20 de marzo Alicia López Yáñez cerró sus ojos por última vez. Desde que su muerte se dio a conocer, las muestras de cariño no se dejaron esperar; las condolencias se podían leer por cientos en las diferentes redes sociales. La misa en su memoria el pasado sábado en la iglesia Mater Dolorosa en Mexicali, estuvo llena de familiares y amigos. Alicia fue una mujer buena.

Sin proponérselo en la vida, ella supo cultivar la tierra y sembrar amistades. Siempre respetuosa, honesta y trabajadora, Alicia pasará a la historia como una de las mejores reporteras de Mexicali.

Su vida se puede resumir en una sola frase: La dicha de servir. Descanse en paz, mi amiga Alicia López Yáñez.