/ jueves 9 de enero de 2020

Auto aniquilación en BC

QUO VADIS

Los mexicanos en general, pero buena parte de los bajacalifornianos en lo particular, somos auténticos protagonistas de una auto aniquilación que no tiene forma siquiera de contenerse…al contrario, avanza lenta, pero cada vez más evidente cuando se constata, por ejemplo, el número de decesos por la contaminación ambiental de cielo, mar y tierra…

En Mexicali, por ejemplo, sobrevivimos en medio de montañas de arena y polvo, mientras las toneladas de los mismos materiales se entremezclan en la zona urbana aunque más en el Valle de Mexicali y en ambas zonas merodea el cochinero generado por nosotros los habitantes…nadie más.

Mientras, desde Tecate pasando por Tijuana, Playas de Rosarito y Ensenada, la imagen no es distinta, sobre todo cuando se observan las condiciones de nuestras costas, siempre rebosantes de porquerías de todo tipo, incluyendo las aguas negras que siguen vertiendo hoteles y no pocos particulares…

En fin, hay mucho que decir de la falta de cultura para mantener limpio nuestro querido Estado, pero no, siempre hay gente sucia e irresponsable como los dueños de lotes baldíos que, contra las normas y leyes, se multiplican como centros de acopio clandestino de basura de todo tipo…

Para colmo, en no pocos planteles del sistema educativo básico los pequeños y adolescentes acostumbran tirar dentro y fuera de la escuela cuanto desperdicio se pueda uno imaginar confirmando con ello que no hay o no se ven los avances para que nuestra cultura por ser limpios tenga efectos positivos.

Hay más protagonistas, muchos con recursos económicos para minimizar los nocivos efectos que sus pequeñas, medianas o grandes empresas generan y ni qué decir del transporte urbano que junto con cientos de miles de automotores particulares siguen circulando sin que haya autoridad que los obligue a ajustarse a normas y leyes que impidan su dañina acción.

Por todo eso, qué bueno que la presidenta municipal Marina del Pilar Ávila Olmeda encabezó recientemente un acto donde asociaciones civiles, empresarios y los gobiernos municipal y estatal se comprometieron a “iniciar” acciones para mejorar el medio ambiente en este municipio, el más contaminado de México y seguramente del mundo.

En ese acto se especificó que particulares y gobernantes actuarán “de buena voluntad” para que respiremos mejor aire y tengamos más limpia nuestra ciudad y Valle, pero quizá…y tan solo quizá, a la par de este mensaje positivo mucha gente se pregunta:

¿No es mejor aplicar sanciones a quienes contaminan de cualquier forma? ¿No es mejor sustentarse en las leyes para que la gente –no toda, aclaro—aprenda a ser más limpia?... ¿No es mejor declarar un ya basta y con la “buena voluntad” de quienes si queremos vivir con un mejor medio ambiente las autoridades habiliten de alguna forma a los ciudadanos para convertirnos en sus aliados y denunciar a los sucios?...como sucede en materia de inseguridad.

Y no es una propuesta del que esto escribe, es mucha gente la que pide, exige sanciones porque su participación para defender la salud pública simplemente no alcanza la efectividad deseada y el tiempo pasa. ¿O no?

pibenavarro@gmail.com

QUO VADIS

Los mexicanos en general, pero buena parte de los bajacalifornianos en lo particular, somos auténticos protagonistas de una auto aniquilación que no tiene forma siquiera de contenerse…al contrario, avanza lenta, pero cada vez más evidente cuando se constata, por ejemplo, el número de decesos por la contaminación ambiental de cielo, mar y tierra…

En Mexicali, por ejemplo, sobrevivimos en medio de montañas de arena y polvo, mientras las toneladas de los mismos materiales se entremezclan en la zona urbana aunque más en el Valle de Mexicali y en ambas zonas merodea el cochinero generado por nosotros los habitantes…nadie más.

Mientras, desde Tecate pasando por Tijuana, Playas de Rosarito y Ensenada, la imagen no es distinta, sobre todo cuando se observan las condiciones de nuestras costas, siempre rebosantes de porquerías de todo tipo, incluyendo las aguas negras que siguen vertiendo hoteles y no pocos particulares…

En fin, hay mucho que decir de la falta de cultura para mantener limpio nuestro querido Estado, pero no, siempre hay gente sucia e irresponsable como los dueños de lotes baldíos que, contra las normas y leyes, se multiplican como centros de acopio clandestino de basura de todo tipo…

Para colmo, en no pocos planteles del sistema educativo básico los pequeños y adolescentes acostumbran tirar dentro y fuera de la escuela cuanto desperdicio se pueda uno imaginar confirmando con ello que no hay o no se ven los avances para que nuestra cultura por ser limpios tenga efectos positivos.

Hay más protagonistas, muchos con recursos económicos para minimizar los nocivos efectos que sus pequeñas, medianas o grandes empresas generan y ni qué decir del transporte urbano que junto con cientos de miles de automotores particulares siguen circulando sin que haya autoridad que los obligue a ajustarse a normas y leyes que impidan su dañina acción.

Por todo eso, qué bueno que la presidenta municipal Marina del Pilar Ávila Olmeda encabezó recientemente un acto donde asociaciones civiles, empresarios y los gobiernos municipal y estatal se comprometieron a “iniciar” acciones para mejorar el medio ambiente en este municipio, el más contaminado de México y seguramente del mundo.

En ese acto se especificó que particulares y gobernantes actuarán “de buena voluntad” para que respiremos mejor aire y tengamos más limpia nuestra ciudad y Valle, pero quizá…y tan solo quizá, a la par de este mensaje positivo mucha gente se pregunta:

¿No es mejor aplicar sanciones a quienes contaminan de cualquier forma? ¿No es mejor sustentarse en las leyes para que la gente –no toda, aclaro—aprenda a ser más limpia?... ¿No es mejor declarar un ya basta y con la “buena voluntad” de quienes si queremos vivir con un mejor medio ambiente las autoridades habiliten de alguna forma a los ciudadanos para convertirnos en sus aliados y denunciar a los sucios?...como sucede en materia de inseguridad.

Y no es una propuesta del que esto escribe, es mucha gente la que pide, exige sanciones porque su participación para defender la salud pública simplemente no alcanza la efectividad deseada y el tiempo pasa. ¿O no?

pibenavarro@gmail.com

viernes 14 de febrero de 2020

Marina, de Mexicali y Arturo, de Tijuana

viernes 07 de febrero de 2020

De la mano de Dios…

viernes 24 de enero de 2020

Enfermedades que matan…

viernes 17 de enero de 2020

Un Ángel víctima de la sociedad…

jueves 09 de enero de 2020

Auto aniquilación en BC

viernes 27 de diciembre de 2019

Vidas perdidas…

viernes 20 de diciembre de 2019

¿Retenes alrededor de la cohetera?…

viernes 13 de diciembre de 2019

Y la culpa no era mía…

viernes 06 de diciembre de 2019

Los “desaparecidos” aparecidos…

viernes 29 de noviembre de 2019

El reclamo femenino…

Cargar Más