/ sábado 19 de septiembre de 2020

Carente de sentido

PENSARES

Una noche un grupo de nómadas se prestaba a retirarse a dormir cuando de repente los rodeó una luz. Comprendieron que estaban en presencia de un ser celestial y con gran ansiedad esperaban un mensaje divino de gran importancia que sabían habría de ser especial para ellos.

Finalmente se escuchó una voz que les dijo: Reúnan todos los guijarros que encuentren en el suelo y póngalos en sus alforjas; mañana viajen todo el día, así la noche los hallará contentos, pero tristes.

Después de despedirse, los nómadas compartieron su decepción y su enojo, esperaban la revelación de una gran verdad universal que les permitiera generar riqueza, salud y propósitos para el mundo, pero lo que habían recibido era en cambio una tarea insignificante carente de sentido para ellos. No obstante, el recuerdo del esplendor del visitante hizo que cada uno de ellos recogiera algunos guijarros y los depositara en su alforja, no sin dejar de expresar su descontento. Viajaron durante todo el día y esa noche, mientras armaban el campamento, revisaron sus alforjas y descubrieron que cada guijarro recogido se había convertido en un diamante, estaban contentos por tener diamantes, pero estaban tristes por no haber recogido muchos más guijarros.

Así es: La vida está llena de tantas cosas carentes de sentido que no le damos la importancia que ellos tienen y una palabra, un abrazo, un beso, una sonrisa, un apretón de manos, una caricia, una flor, un saludo, un te quiero, unas gracias parecen guijarros, pero realmente son diamantes.

Si sientes que la vida no tiene sentido, que los problemas te están acabando memoriza esto: Un pájaro que vivía resignado en un árbol podrido en el medio del pantano, se había acostumbrado a estar allí; comía gusanos del fango y se hallaba siempre sucio por el pestilente lodo. Sus alas estaban inutilizadas por el peso de la mugre, hasta que cierto día un ventarrón destruyó su guarida. El árbol podrido fue tragado por el cieno y él se dio cuenta de que iba a morir. En un deseo repentino de salvarse, comenzó a aletear con fuerza para emprender el vuelo; le costó mucho trabajo porque había olvidado cómo volar, pero enfrentó el dolor del entumecimiento hasta que logró levantarse y cruzar el ancho cielo llegando finalmente a un bosque fértil.

Los problemas son como el ventarrón que ha destruido tu guarida y te está obligando a levantar el vuelo o morir. Nunca es tarde, no importa lo que se haya vivido; no importa los errores que se hayan cometido; no importa las oportunidades que se hayan dejado pasar; no importa la edad, siempre estamos a tiempo para decir basta, para oír el llamado que tenemos de buscar la perfección, para sacudirnos el cieno y volar alto y muy lejos del pantano.

Abandona la vida segura y cómoda; lánzate a la ruta incierta llena de enigmas e inseguridades y hazlo solitariamente.


PENSARES

Una noche un grupo de nómadas se prestaba a retirarse a dormir cuando de repente los rodeó una luz. Comprendieron que estaban en presencia de un ser celestial y con gran ansiedad esperaban un mensaje divino de gran importancia que sabían habría de ser especial para ellos.

Finalmente se escuchó una voz que les dijo: Reúnan todos los guijarros que encuentren en el suelo y póngalos en sus alforjas; mañana viajen todo el día, así la noche los hallará contentos, pero tristes.

Después de despedirse, los nómadas compartieron su decepción y su enojo, esperaban la revelación de una gran verdad universal que les permitiera generar riqueza, salud y propósitos para el mundo, pero lo que habían recibido era en cambio una tarea insignificante carente de sentido para ellos. No obstante, el recuerdo del esplendor del visitante hizo que cada uno de ellos recogiera algunos guijarros y los depositara en su alforja, no sin dejar de expresar su descontento. Viajaron durante todo el día y esa noche, mientras armaban el campamento, revisaron sus alforjas y descubrieron que cada guijarro recogido se había convertido en un diamante, estaban contentos por tener diamantes, pero estaban tristes por no haber recogido muchos más guijarros.

Así es: La vida está llena de tantas cosas carentes de sentido que no le damos la importancia que ellos tienen y una palabra, un abrazo, un beso, una sonrisa, un apretón de manos, una caricia, una flor, un saludo, un te quiero, unas gracias parecen guijarros, pero realmente son diamantes.

Si sientes que la vida no tiene sentido, que los problemas te están acabando memoriza esto: Un pájaro que vivía resignado en un árbol podrido en el medio del pantano, se había acostumbrado a estar allí; comía gusanos del fango y se hallaba siempre sucio por el pestilente lodo. Sus alas estaban inutilizadas por el peso de la mugre, hasta que cierto día un ventarrón destruyó su guarida. El árbol podrido fue tragado por el cieno y él se dio cuenta de que iba a morir. En un deseo repentino de salvarse, comenzó a aletear con fuerza para emprender el vuelo; le costó mucho trabajo porque había olvidado cómo volar, pero enfrentó el dolor del entumecimiento hasta que logró levantarse y cruzar el ancho cielo llegando finalmente a un bosque fértil.

Los problemas son como el ventarrón que ha destruido tu guarida y te está obligando a levantar el vuelo o morir. Nunca es tarde, no importa lo que se haya vivido; no importa los errores que se hayan cometido; no importa las oportunidades que se hayan dejado pasar; no importa la edad, siempre estamos a tiempo para decir basta, para oír el llamado que tenemos de buscar la perfección, para sacudirnos el cieno y volar alto y muy lejos del pantano.

Abandona la vida segura y cómoda; lánzate a la ruta incierta llena de enigmas e inseguridades y hazlo solitariamente.


ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 17 de octubre de 2020

Los ángeles

José Arzoz Arena

sábado 10 de octubre de 2020

El día de hoy

José Arzoz Arena

sábado 03 de octubre de 2020

El deseo

José Arzoz Arena

sábado 26 de septiembre de 2020

Calidad humana

José Arzoz Arena

sábado 19 de septiembre de 2020

Carente de sentido

José Arzoz Arena

sábado 12 de septiembre de 2020

El anciano y el viejo

José Arzoz Arena

sábado 05 de septiembre de 2020

El perdón

José Arzoz Arena

sábado 29 de agosto de 2020

De aquí en adelante

José Arzoz Arena

sábado 15 de agosto de 2020

El efecto del poeta

José Arzoz Arena

Cargar Más