/ martes 24 de marzo de 2020

Colapso algodonero en el valle de Mexicali

ENTRE TECLAS

Estamos en tiempos de tribulaciones a nivel mundial por la rápida expansión del coronavirus-Covid 19, que ha traído como consecuencia la caída de los precios del petróleo y el encarecimiento del dólar sobre el peso, mismo que ha llegado al tope récord de 25 pesos por dólar.

Para Mexicali también son malos tiempos. Se ordena desde la Presidencia de la República una consulta para conocer la opinión de la ciudadanía sobre el funcionamiento de la planta industrial Constellations Brands y se desploman las superficies de trigo y algodón en el valle de Mexicali.

De acuerdo al reporte semanal de la Sader, este ciclo primavera-verano solo se otorgaron permisos de siembra para 13 mil 135 hectáreas de algodón, pero lo peor es que hasta el 19 de marzo solo se habían sembrado 642 hectáreas. El plazo de siembra para el algodonero termina oficialmente el próximo 31 de marzo, aunque hay productores que sembrarán todo abril y probablemente algunos días de mayo. Sin embargo, la superficie de algodón este año en el valle difícilmente llegará a las 5 mil hectáreas, lo cual representaría un verdadero colapso económico para nuestra región.

En el valle de Mexicali hay 10 empresas algodoneras que se dedican a financiar y comercializar el algodón de excelente calidad que se produce aquí en el valle.

Durante 2018 los productores del valle de Mexicali lograron una producción de 200 mil 972 pacas de algodón con la cosecha de 31,965 hectáreas. En el 2019 se sembraron 31 mil 80 hectáreas y se obtuvieron 204 mil 523 hectáreas con un rendimiento de 6.6 pacas por hectáreas.

Sin embargo, ahora los productores de algodón, así como los empresarios despepitadores están sumamente preocupados porque las expectativas de siembra son mínimas.

Algunos algodoneros están recordando aquel ciclo algodonero de 1992 cuando apenas se sembraron 750 hectáreas en todo el distrito, lo que provocó que solo un despepite funcionara en toda la región. En aquel entonces la economía regional se desplomó.

La causa de la caída de la superficie de algodón en 1992 fue la falta de control de una plaga identificada como “mosca blanca” que trajo la desgracia para la fibra blanca por lo menos 5 ciclos consecutivos.

Hoy en día la plaga es mucho peor, pues se trata de la falta de apoyos al cultivo por parte del gobierno federal y la abultada cartera vencida que tienen los algodoneros ante las fuentes de financiamiento. Muchos productores están sumamente preocupados por la crítica situación económica del cultivo de algodón, pero sobre todo por la pasividad que han mostrado las autoridades de la Sader en Mexicali.

Sin duda, se avecina un colapso algodonero en el valle de Mexicali.

enlaceinf.820@hotmail.com


ENTRE TECLAS

Estamos en tiempos de tribulaciones a nivel mundial por la rápida expansión del coronavirus-Covid 19, que ha traído como consecuencia la caída de los precios del petróleo y el encarecimiento del dólar sobre el peso, mismo que ha llegado al tope récord de 25 pesos por dólar.

Para Mexicali también son malos tiempos. Se ordena desde la Presidencia de la República una consulta para conocer la opinión de la ciudadanía sobre el funcionamiento de la planta industrial Constellations Brands y se desploman las superficies de trigo y algodón en el valle de Mexicali.

De acuerdo al reporte semanal de la Sader, este ciclo primavera-verano solo se otorgaron permisos de siembra para 13 mil 135 hectáreas de algodón, pero lo peor es que hasta el 19 de marzo solo se habían sembrado 642 hectáreas. El plazo de siembra para el algodonero termina oficialmente el próximo 31 de marzo, aunque hay productores que sembrarán todo abril y probablemente algunos días de mayo. Sin embargo, la superficie de algodón este año en el valle difícilmente llegará a las 5 mil hectáreas, lo cual representaría un verdadero colapso económico para nuestra región.

En el valle de Mexicali hay 10 empresas algodoneras que se dedican a financiar y comercializar el algodón de excelente calidad que se produce aquí en el valle.

Durante 2018 los productores del valle de Mexicali lograron una producción de 200 mil 972 pacas de algodón con la cosecha de 31,965 hectáreas. En el 2019 se sembraron 31 mil 80 hectáreas y se obtuvieron 204 mil 523 hectáreas con un rendimiento de 6.6 pacas por hectáreas.

Sin embargo, ahora los productores de algodón, así como los empresarios despepitadores están sumamente preocupados porque las expectativas de siembra son mínimas.

Algunos algodoneros están recordando aquel ciclo algodonero de 1992 cuando apenas se sembraron 750 hectáreas en todo el distrito, lo que provocó que solo un despepite funcionara en toda la región. En aquel entonces la economía regional se desplomó.

La causa de la caída de la superficie de algodón en 1992 fue la falta de control de una plaga identificada como “mosca blanca” que trajo la desgracia para la fibra blanca por lo menos 5 ciclos consecutivos.

Hoy en día la plaga es mucho peor, pues se trata de la falta de apoyos al cultivo por parte del gobierno federal y la abultada cartera vencida que tienen los algodoneros ante las fuentes de financiamiento. Muchos productores están sumamente preocupados por la crítica situación económica del cultivo de algodón, pero sobre todo por la pasividad que han mostrado las autoridades de la Sader en Mexicali.

Sin duda, se avecina un colapso algodonero en el valle de Mexicali.

enlaceinf.820@hotmail.com