/ domingo 26 de abril de 2020

El Plan de Agua Prieta en Mexicali

LA ESPIGA

El 29 de abril de 1920 los caudillos revolucionarios sonorenses publicaron el Plan de Agua Prieta mediante el cual emprendieron un “Plan Orgánico del Movimiento Reivindicador de la Democracia y la Ley”, el que como primera disposición cesa en el ejercicio del Poder Ejecutivo de la Federación al C. Venustiano Carranza.

Para iniciar las hostilidades en contra del presidente Carranza, se organiza al Ejército Liberal Constitucionalista que emprenderá una campaña militar rápida y exitosa: En dos semanas consigue triunfos sorprendentes. Los sonorenses Álvaro Obregón, Adolfo de la Huerta y Plutarco Elías Calles comandan un movimiento bastante bien articulado, definen la ruta a seguir para adueñarse del poder político y militar del país.

El 21 de mayo de 1920 muere asesinado en la sierra de Puebla el presidente Carranza, lo que facilita la adhesión mayoritaria a la rebelión de Agua Prieta, Sonora, cuyo gobernador, el Sr. Adolfo de la Huerta, se instala en la Ciudad de México como presidente interino de la República, cargo en el que convoca a elecciones para el 5 de septiembre obteniendo el triunfo su correligionario el Gral. Álvaro Obregón. Ya sentado en la silla presidencial (la del Águila Dorada) Obregón y sus seguidores iniciaran la consolidación de su inmenso poder a lo largo y ancho de la República Mexicana.

En el Distrito Norte de la Baja California el coronel Esteban Cantú Jiménez gobernaba a sus anchas, controlando todas las instancias del poder militar y político, desde luego que Cantú no acepta entregar el cargo a los llamados “Bárbaros del Norte, razón por la cual los militares sonorenses organizan una expedición armada a la lejana Baja California, cuyo objetivo era poner bajo el control de los nuevos dueños del poder esta parte del país vecina de California y receptora de enormes cantidades de dólares en inversiones.

Desde mayo de 1920 los vecinos sonorenses planean la estrategia para invadir y apoderarse de los dominios del gobernador Cantú, organizan un ataque militar sorpresa por mar y tierra para derrotar a las poderosas fuerzas armadas de Cantú. El Gral. Abelardo L. Rodríguez, compañero y amigo de sus paisanos sonorenses, quedó al mando de estos soldados que entrarían por el desierto de Altar hasta llegar a San Luis Río Colorado y de ahí a Los Algodones y a Mexicali. En Ensenada desembarcarían tropas en Punta Banda y El Sauzal; otra embarcación llegaría a Tijuana para tomar la plaza.

El Gral. Plutarco Elías Calles supervisó los planes del ataque y depositó su confianza en el nativo de Guaymas, Abelardo L. Rodríguez. Otra ruta sugerida de acceso sería el Mar de Cortés hasta llegar al desemboque del Río Colorado y de ahí a la antigua colonia Lerdo en el valle de Mexicali. Al teniente Adolfo M. Wilhelmy se le encomendó habilitar un puente para que las tropas avanzaran sobre el Río Colorado.

Cantú -al enterarse de la determinación de los sonorenses- decidió prudentemente entregar el poder al Sr. Luis Salazar. El 31 de agosto salió exiliado hacia su rancho de Los Ángeles, Ca., con lo que se evitó una terrible guerra en BC. El Plan de Agua Prieta cambió el destino de BC y de Mexicali.

oscarh1955@yahoo.com.mx


LA ESPIGA

El 29 de abril de 1920 los caudillos revolucionarios sonorenses publicaron el Plan de Agua Prieta mediante el cual emprendieron un “Plan Orgánico del Movimiento Reivindicador de la Democracia y la Ley”, el que como primera disposición cesa en el ejercicio del Poder Ejecutivo de la Federación al C. Venustiano Carranza.

Para iniciar las hostilidades en contra del presidente Carranza, se organiza al Ejército Liberal Constitucionalista que emprenderá una campaña militar rápida y exitosa: En dos semanas consigue triunfos sorprendentes. Los sonorenses Álvaro Obregón, Adolfo de la Huerta y Plutarco Elías Calles comandan un movimiento bastante bien articulado, definen la ruta a seguir para adueñarse del poder político y militar del país.

El 21 de mayo de 1920 muere asesinado en la sierra de Puebla el presidente Carranza, lo que facilita la adhesión mayoritaria a la rebelión de Agua Prieta, Sonora, cuyo gobernador, el Sr. Adolfo de la Huerta, se instala en la Ciudad de México como presidente interino de la República, cargo en el que convoca a elecciones para el 5 de septiembre obteniendo el triunfo su correligionario el Gral. Álvaro Obregón. Ya sentado en la silla presidencial (la del Águila Dorada) Obregón y sus seguidores iniciaran la consolidación de su inmenso poder a lo largo y ancho de la República Mexicana.

En el Distrito Norte de la Baja California el coronel Esteban Cantú Jiménez gobernaba a sus anchas, controlando todas las instancias del poder militar y político, desde luego que Cantú no acepta entregar el cargo a los llamados “Bárbaros del Norte, razón por la cual los militares sonorenses organizan una expedición armada a la lejana Baja California, cuyo objetivo era poner bajo el control de los nuevos dueños del poder esta parte del país vecina de California y receptora de enormes cantidades de dólares en inversiones.

Desde mayo de 1920 los vecinos sonorenses planean la estrategia para invadir y apoderarse de los dominios del gobernador Cantú, organizan un ataque militar sorpresa por mar y tierra para derrotar a las poderosas fuerzas armadas de Cantú. El Gral. Abelardo L. Rodríguez, compañero y amigo de sus paisanos sonorenses, quedó al mando de estos soldados que entrarían por el desierto de Altar hasta llegar a San Luis Río Colorado y de ahí a Los Algodones y a Mexicali. En Ensenada desembarcarían tropas en Punta Banda y El Sauzal; otra embarcación llegaría a Tijuana para tomar la plaza.

El Gral. Plutarco Elías Calles supervisó los planes del ataque y depositó su confianza en el nativo de Guaymas, Abelardo L. Rodríguez. Otra ruta sugerida de acceso sería el Mar de Cortés hasta llegar al desemboque del Río Colorado y de ahí a la antigua colonia Lerdo en el valle de Mexicali. Al teniente Adolfo M. Wilhelmy se le encomendó habilitar un puente para que las tropas avanzaran sobre el Río Colorado.

Cantú -al enterarse de la determinación de los sonorenses- decidió prudentemente entregar el poder al Sr. Luis Salazar. El 31 de agosto salió exiliado hacia su rancho de Los Ángeles, Ca., con lo que se evitó una terrible guerra en BC. El Plan de Agua Prieta cambió el destino de BC y de Mexicali.

oscarh1955@yahoo.com.mx


domingo 09 de agosto de 2020

Mexicali y su historia

domingo 12 de julio de 2020

14 de marzo de 1974

domingo 05 de julio de 2020

El Río de la Buena Guía

domingo 28 de junio de 2020

Abelardo L. Rodríguez

domingo 21 de junio de 2020

Ciudad Porfirio Díaz

domingo 14 de junio de 2020

La primera Casa de la Cultura 

domingo 07 de junio de 2020

Disturbios raciales en Norteamérica

Cargar Más