/ lunes 15 de junio de 2020

¿Eliminados diputados de lista?

PRISMA

En medio de la serie de ocurrencias que han venido presentando nuestros flamantes -y bien pagados- legisladores estatales, encontramos ¡al fin! un hecho que demuestra no todo está perdido en cuanto a su desempeño y el cumplimiento del compromiso adquirido durante la búsqueda del voto que los llevó a la cómoda curul que ocupan.

Nos referimos, amigo lector, a la aprobación con 19 votos a favor, dos en contra y tres abstenciones, de la iniciativa que elimina a los diputados de lista y consecuentemente la asignación de los llamados “de representación proporcional” por los partidos políticos.

Un poco de historia sobre el tema. El Congreso local está conformado por 17 diputados de mayoría que ganaron la elección y 8 de representación proporcional, para un total de 25. De estos últimos, cuatro son de representación proporcional y cuatro de los llamados de lista, postulados por sus respectivos partidos políticos. Los primeros -17- participaron en el proceso electoral, realizando campañas que les permitió el triunfo. De los 8, cuatro sin mover un solo dedo y menos participado en la justa electoral, fueron incluidos en la famosa lista precisamente por los directivos de su partido, arribando a una curul sin tener mérito alguno. Así, como en acto de magia, se convirtieron en legisladores.

Tal sería el caso del hoy diputado David Rubalcaba -considerado como el peor dirigente que ha tenido el PRI-, que se dio el lujo de ubicarse en la lista que hoy le permite cobrar dietas sin merecimiento alguno, ante la inconformidad de muchos priístas que afirman “abusó del puesto que ocupaba para incluirse en la lista”, dejando fuera a otros priístas que merecían ser tomados en cuenta.

Como es lógico suponer, la medida aprobaba provocó opiniones encontradas de partidos políticos como el PAN y el PRD. El primero la vio con simpatía y el segundo la calificó como una estrategia del partido en el poder –Morena- para favorecer sus intereses en el próximo proceso electoral.

Enrique Méndez, dirigente estatal de los azules, declaró: “No estoy en contra de la reforma aprobada por los diputados recientemente; la vemos positiva siempre y cuando no contravenga alguna legislación federal vigente”. Por su parte, Abraham Correa, directivo de lo que poco que queda del perredismo en BC, al expresar su rechazo a la eliminación de los diputados de lista, dijo: “No tiene ninguna bondad, tampoco ninguna lógica y ningún beneficio para los ciudadanos”.

Así las cosas, en el próximo proceso electoral quienes aspiren a ocupar una curul en el Congreso estatal deberán hacer campaña, gastar dinero y zapatos buscando el voto ciudadano, ya que no podrán hacerlo por medio de la lista que tanto favoreció a muchos sin merecerlo.

salgares4@gmail.com


PRISMA

En medio de la serie de ocurrencias que han venido presentando nuestros flamantes -y bien pagados- legisladores estatales, encontramos ¡al fin! un hecho que demuestra no todo está perdido en cuanto a su desempeño y el cumplimiento del compromiso adquirido durante la búsqueda del voto que los llevó a la cómoda curul que ocupan.

Nos referimos, amigo lector, a la aprobación con 19 votos a favor, dos en contra y tres abstenciones, de la iniciativa que elimina a los diputados de lista y consecuentemente la asignación de los llamados “de representación proporcional” por los partidos políticos.

Un poco de historia sobre el tema. El Congreso local está conformado por 17 diputados de mayoría que ganaron la elección y 8 de representación proporcional, para un total de 25. De estos últimos, cuatro son de representación proporcional y cuatro de los llamados de lista, postulados por sus respectivos partidos políticos. Los primeros -17- participaron en el proceso electoral, realizando campañas que les permitió el triunfo. De los 8, cuatro sin mover un solo dedo y menos participado en la justa electoral, fueron incluidos en la famosa lista precisamente por los directivos de su partido, arribando a una curul sin tener mérito alguno. Así, como en acto de magia, se convirtieron en legisladores.

Tal sería el caso del hoy diputado David Rubalcaba -considerado como el peor dirigente que ha tenido el PRI-, que se dio el lujo de ubicarse en la lista que hoy le permite cobrar dietas sin merecimiento alguno, ante la inconformidad de muchos priístas que afirman “abusó del puesto que ocupaba para incluirse en la lista”, dejando fuera a otros priístas que merecían ser tomados en cuenta.

Como es lógico suponer, la medida aprobaba provocó opiniones encontradas de partidos políticos como el PAN y el PRD. El primero la vio con simpatía y el segundo la calificó como una estrategia del partido en el poder –Morena- para favorecer sus intereses en el próximo proceso electoral.

Enrique Méndez, dirigente estatal de los azules, declaró: “No estoy en contra de la reforma aprobada por los diputados recientemente; la vemos positiva siempre y cuando no contravenga alguna legislación federal vigente”. Por su parte, Abraham Correa, directivo de lo que poco que queda del perredismo en BC, al expresar su rechazo a la eliminación de los diputados de lista, dijo: “No tiene ninguna bondad, tampoco ninguna lógica y ningún beneficio para los ciudadanos”.

Así las cosas, en el próximo proceso electoral quienes aspiren a ocupar una curul en el Congreso estatal deberán hacer campaña, gastar dinero y zapatos buscando el voto ciudadano, ya que no podrán hacerlo por medio de la lista que tanto favoreció a muchos sin merecerlo.

salgares4@gmail.com


lunes 13 de julio de 2020

¿Quién defenderá a trabajadores?

domingo 12 de julio de 2020

Exigen reapertura de tribunales

lunes 06 de julio de 2020

¿Quién apoyará a desempleados?

lunes 29 de junio de 2020

Hablando de reelecciones

domingo 28 de junio de 2020

Ayuntamiento apoyará a productores

lunes 22 de junio de 2020

Complicidades en CESPT

domingo 21 de junio de 2020

Piden facilidades fiscales por Covid-19

lunes 15 de junio de 2020

¿Eliminados diputados de lista?

lunes 08 de junio de 2020

Deudas bancarias, ¿otra pandemia?

Cargar Más