/ miércoles 15 de septiembre de 2021

En Voz Baja

LA RESPUESTA

Para nada se quedó callado el presidente de la Confederación Policial de Baja California, ALEJANDRO MONREAL, para responder a las recientes declaraciones del super delegado del gobierno federal, JESÚS RUÍZ URIBE, quien expresó a los cuatro vientos que “no se puede confiar en las policías municipales”. Lo anterior propició la molestia de varios mandos y corporaciones municipales que han hecho su parte por tratar de coordinarse con el resto de las corporaciones policiacas. Así que el también exdirector de la policía municipal de Mexicali MONREAL fue claro al decir que hay una visión nacional que va encaminada al debilitamiento precisamente de las policías locales, de evidenciar y criminalizar y hasta desprestigiar con la sociedad la labor que llevan a cabo todos los días. El bajar o nulificar los recursos económicos solo demuestra que quieren dejar rezagadas a las corporaciones locales, es parte de lo que destaca MONREAL. “Mexicali tiene una policía rankeada a nivel nacional como una de las mejores, con áreas de oportunidad como cualquiera, sin embargo esta policía está certificada desde el 2001 con ISO 9000. Una policía que no ha parado en seguir evolucionando y en mejorar los controles de calidad. Certificados como CALEA en segundo nivel habla de confianza y atracción de inversión con una policía certificada a nivel internacional. Con todo esto podemos decir que la respuesta al super delegado fue contundente y con pruebas en mano. Por el contrario, habría que preguntar ¿qué ha hecho la presencia de cientos de elementos de la Guardia Nacional en la entidad, que se maneja con poca transparencia y mucho menos da a conocer los resultados que están alcanzando bajo la estrategia “abrazos, no balazos”? Para MONREAL aún hay tiempo para enderezar el barco en materia de seguridad, ya que de no hacerlo quizá en un año podamos estar como Sonora, Michoacán, Guanajuato o Jalisco, entre otros estado. Es buen momento para hacer una reflexión profunda sobre el balance de la seguridad o inseguridad, cómo usted guste verlo. Es tiempo para que los gobiernos entrantes puedan replantear las estrategias de seguridad y tener objetivos claros y medibles. El reto es para la próxima gobernadora, MARINA DEL PILAR ÁVILA OLMEDA, quien no necesita voltear muy lejos para darse cuenta lo que está ocurriendo con las cédulas del crimen. Ya el nuevo gobernador de Sonora, ALFONSO DURAZO, dijo que atenderá personalmente el tema de la seguridad aprovechando --claro-- su experiencia, lo que seguramente también vendrá acompañado de recursos para sus corporaciones.

LOCALES

Derivado de la restricción de los cruces fronterizos, los empresarios del giro gastronómico han buscado nuevas alternativas para abastecerse de productos que antes compraban en Estados Unidos y ya han logrado cambiar por aquellos producidos en Mexicali. RAÚL VÁSQUEZ KRAUSS, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados de Mexicali (Canirac), refirió que tras la pandemia del Covid-19 cada vez son más los comercios que se dedican al giro de los alimentos, los que están optando por alternativas que garantizan los proveedores locales para abastecer sus negocios. Estimó que más de la mitad de los productos que necesitan para sus negocios son comprados en esta ciudad, entre los que se destacan verduras que son cultivadas por agricultores del Valle de Mexicali, quienes les ofrecen precios competitivos. “De las verduras que antes iban para exportación, se está quedando una parte aquí para el consumo local, los mismos productores vienen y se lo ofrecen a los restaurantes y están aprovechando esa calidad. En el caso de vegetales y legumbres que venden y proveen los agricultores del Valle, antes todo se exportaba y en esta pandemia ofrecieron parte de su cosecha para la ciudad”. VÁSQUEZ KRAUSS no tuvo empacho en reconocer que antes los empresarios del giro restaurantero tenían muy olvidados a los productores del Valle de Mexicali, sin embargo, ahora ya no necesitan productos de Estados Unidos. En menor medida, el resto de los que necesitan y que no son producidos en el valle de Mexicali, son comprados en tiendas de cadenas nacionales o internacionales en esta ciudad, es decir, que al final de cuentas si se está dando una reactivación de la economía local. Aún el camino de la pandemia es incierto y no se sabe a detalle cuándo concluirá, lo cierto es que todos debemos apoyar, pero también los comercios y negocios deben dejar de simular que implementan los protocolos mínimos que marcan las autoridades.

LA RESPUESTA

Para nada se quedó callado el presidente de la Confederación Policial de Baja California, ALEJANDRO MONREAL, para responder a las recientes declaraciones del super delegado del gobierno federal, JESÚS RUÍZ URIBE, quien expresó a los cuatro vientos que “no se puede confiar en las policías municipales”. Lo anterior propició la molestia de varios mandos y corporaciones municipales que han hecho su parte por tratar de coordinarse con el resto de las corporaciones policiacas. Así que el también exdirector de la policía municipal de Mexicali MONREAL fue claro al decir que hay una visión nacional que va encaminada al debilitamiento precisamente de las policías locales, de evidenciar y criminalizar y hasta desprestigiar con la sociedad la labor que llevan a cabo todos los días. El bajar o nulificar los recursos económicos solo demuestra que quieren dejar rezagadas a las corporaciones locales, es parte de lo que destaca MONREAL. “Mexicali tiene una policía rankeada a nivel nacional como una de las mejores, con áreas de oportunidad como cualquiera, sin embargo esta policía está certificada desde el 2001 con ISO 9000. Una policía que no ha parado en seguir evolucionando y en mejorar los controles de calidad. Certificados como CALEA en segundo nivel habla de confianza y atracción de inversión con una policía certificada a nivel internacional. Con todo esto podemos decir que la respuesta al super delegado fue contundente y con pruebas en mano. Por el contrario, habría que preguntar ¿qué ha hecho la presencia de cientos de elementos de la Guardia Nacional en la entidad, que se maneja con poca transparencia y mucho menos da a conocer los resultados que están alcanzando bajo la estrategia “abrazos, no balazos”? Para MONREAL aún hay tiempo para enderezar el barco en materia de seguridad, ya que de no hacerlo quizá en un año podamos estar como Sonora, Michoacán, Guanajuato o Jalisco, entre otros estado. Es buen momento para hacer una reflexión profunda sobre el balance de la seguridad o inseguridad, cómo usted guste verlo. Es tiempo para que los gobiernos entrantes puedan replantear las estrategias de seguridad y tener objetivos claros y medibles. El reto es para la próxima gobernadora, MARINA DEL PILAR ÁVILA OLMEDA, quien no necesita voltear muy lejos para darse cuenta lo que está ocurriendo con las cédulas del crimen. Ya el nuevo gobernador de Sonora, ALFONSO DURAZO, dijo que atenderá personalmente el tema de la seguridad aprovechando --claro-- su experiencia, lo que seguramente también vendrá acompañado de recursos para sus corporaciones.

LOCALES

Derivado de la restricción de los cruces fronterizos, los empresarios del giro gastronómico han buscado nuevas alternativas para abastecerse de productos que antes compraban en Estados Unidos y ya han logrado cambiar por aquellos producidos en Mexicali. RAÚL VÁSQUEZ KRAUSS, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados de Mexicali (Canirac), refirió que tras la pandemia del Covid-19 cada vez son más los comercios que se dedican al giro de los alimentos, los que están optando por alternativas que garantizan los proveedores locales para abastecer sus negocios. Estimó que más de la mitad de los productos que necesitan para sus negocios son comprados en esta ciudad, entre los que se destacan verduras que son cultivadas por agricultores del Valle de Mexicali, quienes les ofrecen precios competitivos. “De las verduras que antes iban para exportación, se está quedando una parte aquí para el consumo local, los mismos productores vienen y se lo ofrecen a los restaurantes y están aprovechando esa calidad. En el caso de vegetales y legumbres que venden y proveen los agricultores del Valle, antes todo se exportaba y en esta pandemia ofrecieron parte de su cosecha para la ciudad”. VÁSQUEZ KRAUSS no tuvo empacho en reconocer que antes los empresarios del giro restaurantero tenían muy olvidados a los productores del Valle de Mexicali, sin embargo, ahora ya no necesitan productos de Estados Unidos. En menor medida, el resto de los que necesitan y que no son producidos en el valle de Mexicali, son comprados en tiendas de cadenas nacionales o internacionales en esta ciudad, es decir, que al final de cuentas si se está dando una reactivación de la economía local. Aún el camino de la pandemia es incierto y no se sabe a detalle cuándo concluirá, lo cierto es que todos debemos apoyar, pero también los comercios y negocios deben dejar de simular que implementan los protocolos mínimos que marcan las autoridades.

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 23 de septiembre de 2021

EN VOZ BAJA 

Aquiles Tacho

miércoles 22 de septiembre de 2021

En Voz Baja

Aquiles Tacho

martes 21 de septiembre de 2021

En Voz Baja

Aquiles Tacho

lunes 20 de septiembre de 2021

En Voz Baja

Aquiles Tacho

domingo 19 de septiembre de 2021

En Voz Baja

Aquiles Tacho

sábado 18 de septiembre de 2021

En Voz Baja

Aquiles Tacho

viernes 17 de septiembre de 2021

En Voz Baja

Aquiles Tacho

miércoles 15 de septiembre de 2021

En Voz Baja

Aquiles Tacho

martes 14 de septiembre de 2021

En Voz Baja

Aquiles Tacho

lunes 13 de septiembre de 2021

En Voz Baja

Aquiles Tacho

Cargar Más