/ martes 2 de agosto de 2022

ENTRE TECLAS | Expectativas para el trigo 2023

Expectativas para el trigo 2023

En el valle de Mexicali el trigo se cultiva desde la década de los 60’s. es decir, desde hace alrededor de 60 años. Desde entonces a la fecha los agricultores han tenido que aprender a cultivar este noble cereal.

Han tenido años buenos, regulares y malos, como siempre ocurre en la agricultura, ya que es una actividad de alto riesgo; después de seis décadas los agricultores de Mexicali y San Luis Rio Colorado ha hecho bien la tarea. Sin embargo, hay variables que ponen en riesgo la actividad sin que los trigueros puedan hacer algo porque son las condiciones del mercado que repercuten en los precios internacionales del cereal.

720 hectáreas de trigo han sido cosechadas en el valle de Mexicali y San Luis Río Colorado, Sonora | Sader

Aunque nuestra región produce grano de excelente calidad, tanto trigos panificable como para la industria de la pasta, lo cierto es que en el contexto mundial no repercute en lo más minino debido a la bajísima superficie que se siembra.

Las potencias mundiales en producción de trigo son Rusia, Estados Unidos, Canadá, Francia, Ucrania, Australia y Alemania; el único país de América Latina que aparece entre los principales países productores de trigo es Argentina. Por desgracia, México no figura en el ranking mundial.

Pese a la revisión al alza de la producción, la utilización, las reservas y el comercio mundiales de cereales, sigue previéndose un descenso respecto de 2021/22.

La producción mundial de trigo otoño-invierno 2022/23 podría situarse en 784 millones de toneladas, es decir, un 1.1% más respecto a 2021/22, según la nota informativa de la FAO sobre la oferta y la demanda de cereales, publicada el pasado 8 de abril. Sin embargo, la Organización de las Naciones Unidas ha revisado ligeramente a la baja sus previsiones con respecto a marzo, fundamentalmente como resultado del conflicto en Ucrania.

Según explica la FAO, en la actualidad se prevé que la producción de trigo en Ucrania disminuya por debajo del promedio quinquenal, sobre todo a causa de las expectativas de que al menos el 20% de la superficie sembrada con trigo de invierno posiblemente no se coseche a consecuencia de la destrucción directa, limitaciones en el acceso o la falta de recursos para recolectar los cultivos. Además, también se prevé que disminuyan los rendimientos en 2022/23, ya que las perturbaciones del acceso a los insumos y tierras agrícolas dificultarán la puntualidad de las operaciones de cultivo.

Ante estas expectativas pudiera pensarse que México y específicamente la región de Mexicali-San Luis R.C. tienen grandes posibilidades de aumentar la superficie y los rendimientos. Pero las expectativas se desvanecen cuando a nivel local no se pueden garantizar ni créditos ni agua suficiente como para aumentar la cifra de hectáreas a sembrar.

Los agricultores están haciendo su lucha. La pregunta es: ¿Qué están haciendo las autoridades para facilitar y fomentar un aumento en la superficie de trigo en esta región?

enlaceinf.820@hotmail.com.mx

Expectativas para el trigo 2023

En el valle de Mexicali el trigo se cultiva desde la década de los 60’s. es decir, desde hace alrededor de 60 años. Desde entonces a la fecha los agricultores han tenido que aprender a cultivar este noble cereal.

Han tenido años buenos, regulares y malos, como siempre ocurre en la agricultura, ya que es una actividad de alto riesgo; después de seis décadas los agricultores de Mexicali y San Luis Rio Colorado ha hecho bien la tarea. Sin embargo, hay variables que ponen en riesgo la actividad sin que los trigueros puedan hacer algo porque son las condiciones del mercado que repercuten en los precios internacionales del cereal.

720 hectáreas de trigo han sido cosechadas en el valle de Mexicali y San Luis Río Colorado, Sonora | Sader

Aunque nuestra región produce grano de excelente calidad, tanto trigos panificable como para la industria de la pasta, lo cierto es que en el contexto mundial no repercute en lo más minino debido a la bajísima superficie que se siembra.

Las potencias mundiales en producción de trigo son Rusia, Estados Unidos, Canadá, Francia, Ucrania, Australia y Alemania; el único país de América Latina que aparece entre los principales países productores de trigo es Argentina. Por desgracia, México no figura en el ranking mundial.

Pese a la revisión al alza de la producción, la utilización, las reservas y el comercio mundiales de cereales, sigue previéndose un descenso respecto de 2021/22.

La producción mundial de trigo otoño-invierno 2022/23 podría situarse en 784 millones de toneladas, es decir, un 1.1% más respecto a 2021/22, según la nota informativa de la FAO sobre la oferta y la demanda de cereales, publicada el pasado 8 de abril. Sin embargo, la Organización de las Naciones Unidas ha revisado ligeramente a la baja sus previsiones con respecto a marzo, fundamentalmente como resultado del conflicto en Ucrania.

Según explica la FAO, en la actualidad se prevé que la producción de trigo en Ucrania disminuya por debajo del promedio quinquenal, sobre todo a causa de las expectativas de que al menos el 20% de la superficie sembrada con trigo de invierno posiblemente no se coseche a consecuencia de la destrucción directa, limitaciones en el acceso o la falta de recursos para recolectar los cultivos. Además, también se prevé que disminuyan los rendimientos en 2022/23, ya que las perturbaciones del acceso a los insumos y tierras agrícolas dificultarán la puntualidad de las operaciones de cultivo.

Ante estas expectativas pudiera pensarse que México y específicamente la región de Mexicali-San Luis R.C. tienen grandes posibilidades de aumentar la superficie y los rendimientos. Pero las expectativas se desvanecen cuando a nivel local no se pueden garantizar ni créditos ni agua suficiente como para aumentar la cifra de hectáreas a sembrar.

Los agricultores están haciendo su lucha. La pregunta es: ¿Qué están haciendo las autoridades para facilitar y fomentar un aumento en la superficie de trigo en esta región?

enlaceinf.820@hotmail.com.mx

ÚLTIMASCOLUMNAS