/ viernes 5 de junio de 2020

¿Irresponsabilidad criminal…?

QUO VADIS

A menos de 72 horas transcurridas desde el primer minuto del primero de junio en que oficialmente se daba por terminada la sana distancia y se entra a una etapa donde en unos lugares sí y en otros no es obligatorio el uso de cubrebocas y autoridades federales como locales determinarán discrecionalmente quién, cuándo y cómo podrá reactivarse en medio de la pandemia, ocurre lo peor: El mayor número de víctimas y contagios…y la cuenta sigue.

Independientemente del esgrima verbal de López-Gatell para tratar de justificar sus indescifrables proyecciones, curvas, rectas, aplanamientos y “domadas” de la pandemia, la cifra conservadora advierte que “si bien nos va” para antes de septiembre podrían contabilizarse alrededor de 30 mil decesos o en el peor de los escenarios de 90 a 100 mil, como ocurre en Estados Unidos, donde ya no ven lo duro sino lo tupido al sumarse al problema de salud los reclamos pacíficos y violentos contra el racismo en EU por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía de Minnesota.

Volviendo a nuestro territorio, ya es del dominio público la arbitraria como confusa política pública en materia de salud porque está en franco contraste con prácticas y experiencias en otros países, tanto que no pocos gobernadores se rehúsan a asumir responsabilidades federales a pesar de advertirse la cercanía de escenarios mucho más dolorosos y costosos a causa del Covid-19.

Así las cosas, quiérase o no, falta mucho por hacer para ponerse a salvo del virus que según el “semáforo” federal tiene a todo el país en alerta roja y con ello suponer como una verdadera ilusión la posibilidad de reflexionar que no hay que alarmarse y ser realista, como lo decía López-Gatell a finales de enero cuando China apenas contabilizaba 17 decesos y 400 contagios.

Hoy la actitud, hechos y dichos de López-Gatell son calificados por el periodista Ciro Gómez Leyva como una “irresponsabilidad criminal” porque de la política pública federal en materia sanitaria y económica siguen dependiendo la salud y estabilidad de decenas de millones de mexicanos y ya no hay, por lo visto, espacios para retóricas que dejan entrever la incapacidad oficial por acción u omisión en el trato de la pandemia. Como tampoco hay necesidad de que las autoridades sean tolerantes a la reprobable actitud de millones de personas que si bien parece justificable tengan que salir a ganarse la vida ante la pérdida de sus empleos formales o informales y la falta de apoyos oficiales, desatienden su cuidado personal en la calle o trabajo para reducir a su mínima expresión el riesgo de contagio.

Ahora, pese al largo confinamiento, pifias como éxitos durante la pandemia, seremos cada vez más las personas que tendremos que adaptarnos y de alguna manera rehacer nuestras vidas sin dejar de confrontar el riesgo de contagio…las estadísticas, las que se tienen y aún están lejos de lo real, así lo indican. ¿O no?

pibenavarro115@gmail.com


QUO VADIS

A menos de 72 horas transcurridas desde el primer minuto del primero de junio en que oficialmente se daba por terminada la sana distancia y se entra a una etapa donde en unos lugares sí y en otros no es obligatorio el uso de cubrebocas y autoridades federales como locales determinarán discrecionalmente quién, cuándo y cómo podrá reactivarse en medio de la pandemia, ocurre lo peor: El mayor número de víctimas y contagios…y la cuenta sigue.

Independientemente del esgrima verbal de López-Gatell para tratar de justificar sus indescifrables proyecciones, curvas, rectas, aplanamientos y “domadas” de la pandemia, la cifra conservadora advierte que “si bien nos va” para antes de septiembre podrían contabilizarse alrededor de 30 mil decesos o en el peor de los escenarios de 90 a 100 mil, como ocurre en Estados Unidos, donde ya no ven lo duro sino lo tupido al sumarse al problema de salud los reclamos pacíficos y violentos contra el racismo en EU por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía de Minnesota.

Volviendo a nuestro territorio, ya es del dominio público la arbitraria como confusa política pública en materia de salud porque está en franco contraste con prácticas y experiencias en otros países, tanto que no pocos gobernadores se rehúsan a asumir responsabilidades federales a pesar de advertirse la cercanía de escenarios mucho más dolorosos y costosos a causa del Covid-19.

Así las cosas, quiérase o no, falta mucho por hacer para ponerse a salvo del virus que según el “semáforo” federal tiene a todo el país en alerta roja y con ello suponer como una verdadera ilusión la posibilidad de reflexionar que no hay que alarmarse y ser realista, como lo decía López-Gatell a finales de enero cuando China apenas contabilizaba 17 decesos y 400 contagios.

Hoy la actitud, hechos y dichos de López-Gatell son calificados por el periodista Ciro Gómez Leyva como una “irresponsabilidad criminal” porque de la política pública federal en materia sanitaria y económica siguen dependiendo la salud y estabilidad de decenas de millones de mexicanos y ya no hay, por lo visto, espacios para retóricas que dejan entrever la incapacidad oficial por acción u omisión en el trato de la pandemia. Como tampoco hay necesidad de que las autoridades sean tolerantes a la reprobable actitud de millones de personas que si bien parece justificable tengan que salir a ganarse la vida ante la pérdida de sus empleos formales o informales y la falta de apoyos oficiales, desatienden su cuidado personal en la calle o trabajo para reducir a su mínima expresión el riesgo de contagio.

Ahora, pese al largo confinamiento, pifias como éxitos durante la pandemia, seremos cada vez más las personas que tendremos que adaptarnos y de alguna manera rehacer nuestras vidas sin dejar de confrontar el riesgo de contagio…las estadísticas, las que se tienen y aún están lejos de lo real, así lo indican. ¿O no?

pibenavarro115@gmail.com


viernes 07 de agosto de 2020

Más de 50 mil muertos y contando…

viernes 31 de julio de 2020

Siempre vendrán tiempos mejores…

viernes 24 de julio de 2020

Respuesta al ¿por qué? de Ciro…

viernes 17 de julio de 2020

“Modo supervivencia”…

viernes 10 de julio de 2020

La actitud de Marina del Pilar…

viernes 03 de julio de 2020

“Sí…y solo sí…”

viernes 26 de junio de 2020

México, ni lindo…ni querido…

viernes 19 de junio de 2020

Mexicali, en el filo del coronavirus

viernes 12 de junio de 2020

Indefensos y cautivos…

viernes 05 de junio de 2020

¿Irresponsabilidad criminal…?

Cargar Más