/ martes 11 de junio de 2019

¿Llamarada Marina?

El Muro


Si a los próximos gobernantes de Morena les gana la soberbia, la inoperancia, la ineficacia, la inexperiencia, la “grilla” o todo lo anterior, entonces en 2 años a la oposición le resultará sencillo convencer al electorado de que la alternativa refrescante resultó una llamarada.

Los gobiernos municipales que entrarán en funciones el 1 de octubre trabajarán el último trimestre de este año con un presupuesto ya asignado, luego deberán alistar sus propuestas para el próximo. Pero resulta que el domingo 13 de septiembre del 2020 arranca el nuevo proceso electoral, así que además del trabajo gubernativo habrá que sumarle las distracciones de todos aquellos que buscarán reelegirse o bien, que aspirarán a una diputación federal, porque el del 2021 será el primer proceso donde concurrirán ambas elecciones.

Por mandato constitucional, los candidatos deben presentar ante el órgano electoral sus compromisos de campaña, mismos que tendrán seguimiento por parte del IEE. Antes de abordar las propuestas de la próxima Alcaldesa, conviene analizar el caso Gustavo Sánchez, que intentó reelegirse. En el proceso inmediato anterior (2016), el candidato panista presentó una serie de compromisos englobados en los apartados de Seguridad, Empleo, Calidad de Vida y Buen Gobierno, por cierto entre éstos se encontraba el programa “Ya Está”.

Para este proceso, sus compromisos (10 en total) que pueden considerarse como una posición pro-vida, lucen no acordes a la tarea de un Ayuntamiento: Fortalecer el matrimonio natural mujer-hombre, el respeto a la vida desde su concepción o el rechazo a la ideología de género. No está de más mencionar que casos como el del internet gratis no fueron incluidos en el documento, así como ningún otro de los aspectos que sí había abordado 3 años atrás.

La alcaldesa electa Marina del Pilar se fue en grande porque sus propuestas son ambiciosas tomando en cuenta el tiempo disponible, así como las condiciones circundantes. Veintiuna de 39 acciones totales están directa o indirectamente relacionadas con la seguridad pública, como la Guardia Comunitaria, la coordinación con la Federación, aplicar reingeniería administrativa a la Policía, mejorar el alumbrado público.

Hay otras como el presupuesto participativo, en que los ciudadanos podrán decidir en qué obras o acciones aplicar parte del dinero ingresado por impuesto predial. O la de fusionar los patronatos de FEX, Centenario, Juventud 2000, crear el Instituto de la Mujer, así como oficinas de atención a organizaciones de la sociedad civil y para migrantes.

Es claro que los compromisos de campaña no necesariamente forman parte de un plan de gobierno, pero al menos dan una idea de lo que es posible esperar. Hay mucho por hacer y el tiempo vuela…

El Muro


Si a los próximos gobernantes de Morena les gana la soberbia, la inoperancia, la ineficacia, la inexperiencia, la “grilla” o todo lo anterior, entonces en 2 años a la oposición le resultará sencillo convencer al electorado de que la alternativa refrescante resultó una llamarada.

Los gobiernos municipales que entrarán en funciones el 1 de octubre trabajarán el último trimestre de este año con un presupuesto ya asignado, luego deberán alistar sus propuestas para el próximo. Pero resulta que el domingo 13 de septiembre del 2020 arranca el nuevo proceso electoral, así que además del trabajo gubernativo habrá que sumarle las distracciones de todos aquellos que buscarán reelegirse o bien, que aspirarán a una diputación federal, porque el del 2021 será el primer proceso donde concurrirán ambas elecciones.

Por mandato constitucional, los candidatos deben presentar ante el órgano electoral sus compromisos de campaña, mismos que tendrán seguimiento por parte del IEE. Antes de abordar las propuestas de la próxima Alcaldesa, conviene analizar el caso Gustavo Sánchez, que intentó reelegirse. En el proceso inmediato anterior (2016), el candidato panista presentó una serie de compromisos englobados en los apartados de Seguridad, Empleo, Calidad de Vida y Buen Gobierno, por cierto entre éstos se encontraba el programa “Ya Está”.

Para este proceso, sus compromisos (10 en total) que pueden considerarse como una posición pro-vida, lucen no acordes a la tarea de un Ayuntamiento: Fortalecer el matrimonio natural mujer-hombre, el respeto a la vida desde su concepción o el rechazo a la ideología de género. No está de más mencionar que casos como el del internet gratis no fueron incluidos en el documento, así como ningún otro de los aspectos que sí había abordado 3 años atrás.

La alcaldesa electa Marina del Pilar se fue en grande porque sus propuestas son ambiciosas tomando en cuenta el tiempo disponible, así como las condiciones circundantes. Veintiuna de 39 acciones totales están directa o indirectamente relacionadas con la seguridad pública, como la Guardia Comunitaria, la coordinación con la Federación, aplicar reingeniería administrativa a la Policía, mejorar el alumbrado público.

Hay otras como el presupuesto participativo, en que los ciudadanos podrán decidir en qué obras o acciones aplicar parte del dinero ingresado por impuesto predial. O la de fusionar los patronatos de FEX, Centenario, Juventud 2000, crear el Instituto de la Mujer, así como oficinas de atención a organizaciones de la sociedad civil y para migrantes.

Es claro que los compromisos de campaña no necesariamente forman parte de un plan de gobierno, pero al menos dan una idea de lo que es posible esperar. Hay mucho por hacer y el tiempo vuela…

miércoles 14 de agosto de 2019

La amable concurrencia

miércoles 07 de agosto de 2019

El otro quinquenio

martes 30 de julio de 2019

Se dice de mí…

martes 23 de julio de 2019

Burundanga

martes 16 de julio de 2019

Bendita palabra

miércoles 10 de julio de 2019

El chairo

martes 02 de julio de 2019

El gabinetito

martes 25 de junio de 2019

La droga no mata

martes 18 de junio de 2019

La autónoma

martes 11 de junio de 2019

¿Llamarada Marina?

Cargar Más