/ viernes 17 de junio de 2022

Noticias del fin del mundo alejan a las audiencias

Gerson Hernández

La confianza en los medios de información continúa disminuyendo en el mundo. En un año se redujo de 44 a 42%, de acuerdo con “Digital News Report 2022” elaborado por el Instituto Reuters y la Universidad de Oxford (encuesta en 46 países a más de 93 mil participantes).

En México este indicador se mantiene desde 2019 con 37%, pero 12% menos que hace cinco años. Los temas de cambio climático, noticias negativas o deprimentes y debates políticos son las causas del alejamiento de la información por parte de las audiencias. En otras palabras: A los receptores no les gusta leer, escuchar o saber que algún día se van a morir a causa del calentamiento global o por malas decisiones de políticos o la matanza masiva de focas. Para Nic Newman, coordinador del estudio, “los temas que los periodistas consideran importantes, como las crisis políticas, los conflictos internacionales y las pandemias, parecen ser los que alejan a algunas personas".

Image ilustrativ: Freepik | visnezh

Asimismo, la confianza en los medios de información cayó en la mitad de los países estudiados y solo aumentó en siete, lo que muestra un cambio en el comportamiento generado por la pandemia, que causó interés y la atención de la información en los medios.

En México el reporte señala que la industria noticiosa es como cualquier otra: “Enfrenta desafíos de nuevas plataformas, grandes conglomerados y cambios de hábitos de consumo. Pero en otros aspectos, es muy diferente ya que tiene que lidiar con los ataques diarios del presidente a su credibilidad, mientras los periodistas siguen siendo asesinados. En julio de 2021 se agudizó su relación con los medios a partir de la sección semanal de ¿Quién es quién?”, donde se señalan las historias falsas, desde la óptica del patíbulo de Palacio Nacional.

En el mismo apartado se señala: “El Presidente suele clasificar a los medios en dos grupos: Los “buenos”, los que favorecer sus políticas de transformación e informan sobre su gestión, y los “malos”, a los que considera neoliberales y que, a sus ojos, representan un pasado corrupto. En este último grupo están El Universal, Reforma, Grupo Imagen y Latinus… También enfrenta repetidas críticas al columnista Carlos Loret de Mola”, quien por cierto es más popular que cualquier político de la oposición.

Ya casi para terminar se destaca el creciente número de periodistas asesinados en México; 145 entre 2000 y 2021, en este último año siete fueron asesinados y otros ocho han muerto durante los tres primeros meses de 2022. La mayoría de los periodistas asesinados cubrían las fuentes de política y seguridad. “Alguno recibió advertencias antes de ser asesinado como Lourdes Maldonado López, quien lo manifestó al Presidente en una mañanera en 2019 para apelar por su protección”. En información que “no es falsa, pero se exagera”, en México la mayoría de las marcas de noticias intentan adaptarse a los gustos del público más joven y generan contenido activamente en Instagram, TikTok, podcasts y otras aplicaciones, para poder generar clicks a sus plataformas.

Para las conclusiones de estos datos recuerdo lo que la analista de medios Adriana Amado menciona en “Las metáforas del periodismo”, al afirmar que "son las malas noticias las que alejan a la audiencia de la información. Con "malas noticias" me refiero a esas coberturas dramáticas en donde no hay escape, donde estamos mal y no hay forma de solucionarlo”. Ahí está el reto del periodismo, donde no se puede tapar la realidad con un dedo, como se intenta desde Palacio Nacional. Pero lo que es una realidad es que las noticias del fin del mundo alejan a las audiencias.


Gerson Hernández

La confianza en los medios de información continúa disminuyendo en el mundo. En un año se redujo de 44 a 42%, de acuerdo con “Digital News Report 2022” elaborado por el Instituto Reuters y la Universidad de Oxford (encuesta en 46 países a más de 93 mil participantes).

En México este indicador se mantiene desde 2019 con 37%, pero 12% menos que hace cinco años. Los temas de cambio climático, noticias negativas o deprimentes y debates políticos son las causas del alejamiento de la información por parte de las audiencias. En otras palabras: A los receptores no les gusta leer, escuchar o saber que algún día se van a morir a causa del calentamiento global o por malas decisiones de políticos o la matanza masiva de focas. Para Nic Newman, coordinador del estudio, “los temas que los periodistas consideran importantes, como las crisis políticas, los conflictos internacionales y las pandemias, parecen ser los que alejan a algunas personas".

Image ilustrativ: Freepik | visnezh

Asimismo, la confianza en los medios de información cayó en la mitad de los países estudiados y solo aumentó en siete, lo que muestra un cambio en el comportamiento generado por la pandemia, que causó interés y la atención de la información en los medios.

En México el reporte señala que la industria noticiosa es como cualquier otra: “Enfrenta desafíos de nuevas plataformas, grandes conglomerados y cambios de hábitos de consumo. Pero en otros aspectos, es muy diferente ya que tiene que lidiar con los ataques diarios del presidente a su credibilidad, mientras los periodistas siguen siendo asesinados. En julio de 2021 se agudizó su relación con los medios a partir de la sección semanal de ¿Quién es quién?”, donde se señalan las historias falsas, desde la óptica del patíbulo de Palacio Nacional.

En el mismo apartado se señala: “El Presidente suele clasificar a los medios en dos grupos: Los “buenos”, los que favorecer sus políticas de transformación e informan sobre su gestión, y los “malos”, a los que considera neoliberales y que, a sus ojos, representan un pasado corrupto. En este último grupo están El Universal, Reforma, Grupo Imagen y Latinus… También enfrenta repetidas críticas al columnista Carlos Loret de Mola”, quien por cierto es más popular que cualquier político de la oposición.

Ya casi para terminar se destaca el creciente número de periodistas asesinados en México; 145 entre 2000 y 2021, en este último año siete fueron asesinados y otros ocho han muerto durante los tres primeros meses de 2022. La mayoría de los periodistas asesinados cubrían las fuentes de política y seguridad. “Alguno recibió advertencias antes de ser asesinado como Lourdes Maldonado López, quien lo manifestó al Presidente en una mañanera en 2019 para apelar por su protección”. En información que “no es falsa, pero se exagera”, en México la mayoría de las marcas de noticias intentan adaptarse a los gustos del público más joven y generan contenido activamente en Instagram, TikTok, podcasts y otras aplicaciones, para poder generar clicks a sus plataformas.

Para las conclusiones de estos datos recuerdo lo que la analista de medios Adriana Amado menciona en “Las metáforas del periodismo”, al afirmar que "son las malas noticias las que alejan a la audiencia de la información. Con "malas noticias" me refiero a esas coberturas dramáticas en donde no hay escape, donde estamos mal y no hay forma de solucionarlo”. Ahí está el reto del periodismo, donde no se puede tapar la realidad con un dedo, como se intenta desde Palacio Nacional. Pero lo que es una realidad es que las noticias del fin del mundo alejan a las audiencias.