/ jueves 17 de mayo de 2018

Prisma

Sin acuerdos no habrá aumentos a tarifas


Si nos atenemos a las declaraciones que hiciera el ingeniero José Eugenio Lagarde Amaya, presidente de Canacintra Mexicali, los concesionarios del transporte público de la ciudad capital no se han puesto de acuerdo para cumplir los compromisos adquiridos respecto al aumento de tarifas.

Así las cosas, el cobro de las nuevas tarifas -de 13 a 15.50 pesos- no se puede aplicar, en tanto los concesionarios del servicio no den cumplimiento a las obligaciones contraídas que fueron condicionadas para la autorización de las nuevas tarifas.

El dirigente del sector industrial de Mexicali -que forma parte del SIMUTRA-, reiteró que hay posibilidades que los transportistas se pongan de acuerdo a finales de mayo.

Una de las condiciones fue garantizar que con un boleto pagado completo se pueda hacer un transbordo a una segunda ruta a mitad de precio, lo que redundará en beneficio de los usuarios. Otro es que por cada diez viajes, uno sea gratuito y que las tarjetas electrónicas puedan ser adquiridas en tienda de conveniencia, a fin de que los pagos sean de acuerdo con la nueva tarifa.

Un compromiso fue que los choferes cuenten con moneda fraccionaria para evitar problemas, en los que siempre salen perdiendo quienes utilizan el servicio. Asimismo, que se otorgue a los choferes seguridad contra posibles asaltos para robar el dinero en efectivo que manejan.

Los cambios enunciados, dijo el empresario, están en proceso de implementación y todo hace pensar que una vez que éstos se den, se estará en condiciones de dar a conocer la fecha en que entrarán en vigor las nuevas tarifas. Mientras esto no ocurra, el cobro sería de 13.50 pesos por boleto.

Conforme al avance que llevan las pláticas entre los concesionarios, puede anticiparse que a finales de mayo todo estaría dispuesto para llevar a cabo los cambios autorizados por la autoridad. Lo grave de la cuestión es que el retraso causado por la falta de acuerdos por parte de empresarios del transporte, está dilatando la aplicación de la nueva tarifa y lo más importante, los beneficios que contempla a favor de los usuarios del servicio de transporte.

Una situación sí es real: Si los concesionarios no cumplen con los compromisos adquiridos con las autoridades, no podrán aplicar el aumento a las tarifas vigentes. Así de sencillo.

Sin acuerdos no habrá aumentos a tarifas


Si nos atenemos a las declaraciones que hiciera el ingeniero José Eugenio Lagarde Amaya, presidente de Canacintra Mexicali, los concesionarios del transporte público de la ciudad capital no se han puesto de acuerdo para cumplir los compromisos adquiridos respecto al aumento de tarifas.

Así las cosas, el cobro de las nuevas tarifas -de 13 a 15.50 pesos- no se puede aplicar, en tanto los concesionarios del servicio no den cumplimiento a las obligaciones contraídas que fueron condicionadas para la autorización de las nuevas tarifas.

El dirigente del sector industrial de Mexicali -que forma parte del SIMUTRA-, reiteró que hay posibilidades que los transportistas se pongan de acuerdo a finales de mayo.

Una de las condiciones fue garantizar que con un boleto pagado completo se pueda hacer un transbordo a una segunda ruta a mitad de precio, lo que redundará en beneficio de los usuarios. Otro es que por cada diez viajes, uno sea gratuito y que las tarjetas electrónicas puedan ser adquiridas en tienda de conveniencia, a fin de que los pagos sean de acuerdo con la nueva tarifa.

Un compromiso fue que los choferes cuenten con moneda fraccionaria para evitar problemas, en los que siempre salen perdiendo quienes utilizan el servicio. Asimismo, que se otorgue a los choferes seguridad contra posibles asaltos para robar el dinero en efectivo que manejan.

Los cambios enunciados, dijo el empresario, están en proceso de implementación y todo hace pensar que una vez que éstos se den, se estará en condiciones de dar a conocer la fecha en que entrarán en vigor las nuevas tarifas. Mientras esto no ocurra, el cobro sería de 13.50 pesos por boleto.

Conforme al avance que llevan las pláticas entre los concesionarios, puede anticiparse que a finales de mayo todo estaría dispuesto para llevar a cabo los cambios autorizados por la autoridad. Lo grave de la cuestión es que el retraso causado por la falta de acuerdos por parte de empresarios del transporte, está dilatando la aplicación de la nueva tarifa y lo más importante, los beneficios que contempla a favor de los usuarios del servicio de transporte.

Una situación sí es real: Si los concesionarios no cumplen con los compromisos adquiridos con las autoridades, no podrán aplicar el aumento a las tarifas vigentes. Así de sencillo.

lunes 17 de septiembre de 2018

AMLO acepta: Heredará posible bancarrota…

lunes 17 de septiembre de 2018

¿En dónde están los líderes del campo?

miércoles 12 de septiembre de 2018

El adiós de Peña Nieto

martes 11 de septiembre de 2018

Viable aumento al salario mínimo: Coneval

lunes 10 de septiembre de 2018

El ITAIP y su lucha por hacer cumplir la ley

lunes 10 de septiembre de 2018

PRISMA

Cargar Más