/ miércoles 1 de mayo de 2019

¿Qué? ¿Muy machín…?

El Muro


El hecho de que en el insípido “debate” de casi todos los candidatos a Gobernador haya llamado más la atención el sagaz desempeño de la moderadora Adela Navarro Bello, es una muestra de que el Club de Toby es insostenible por anticuado.

Entrecomillé la palabra debate porque el ejercicio del domingo 28 de abril entre cinco caballeros presentes, uno ausente, más otro moderador, fue la simulación de la batalla campal que viene implícita en el origen etimológico de la palabra. Debatir posee la misma raíz que batir, abatir, combatir, embestir, rebatir.

Dicho de otra forma: Todo lo relacionado con lucha. Si de lo que se trata es de un intercambio sesudo de argumentación política, entonces que busquen otro nombre o bien, que los candidatos se deshagan de la modorra.

Debatir sin pelear es como una quesadilla sin queso: Sí existen, pero son un contrasentido.

El asunto de fondo en la participación de la mujer dentro de la política bajacaliforniana es que es solo un fingimiento y para lograr la inclusión igualitaria se van a requerir muchas más acciones que las hechas hasta el momento.

El PT impugnó -ahora sabemos que a destiempo- la distribución inequitativa de las candidaturas a la Alcaldía en algunos partidos políticos e independientes de qué mano maquiavélica presuntamente estuvo detrás de un acto de desestabilización en una campaña electoral (algo normal ¿no?), lo interesante es que sirvió para dejar en claro que la mujer sigue a la deriva, capturando las sobras.

Acción afirmativa (conocida también como discriminación positiva), es el nombre del acto tendiente a forzar la igualdad o incluso a conseguir que las mujeres superen a los hombres en posiciones políticas con la aclaración que este comportamiento es temporal, mientras el resto de los actores sociales hacen su tarea para que en un lapso dado las cosas puedan mejorar.

De las cinco candidaturas a munícipes disponibles, el PAN otorgó 3 a mujeres, lo cual hace pensar que fueron más que justos, solo que una serie de resoluciones (incluye la del IEE local), algunas de ellas convertidas en jurisprudencia, soportadas en múltiples convenios internacionales solicitan que a la mujer le sea otorgada la oportunidad de luchar por Ayuntamientos de competitividad alta (Municipios donde el Partido obtuvo la mayor votación), por lo tanto con posibilidades reales de triunfo.

Mexicali o Tijuana eran espacios que debieron ser obligadamente otorgados a mujeres panistas, pero los intereses por la reelección pesan mucho porque la gubernatura de 6 años es más tentadora que la de 2…

El Muro


El hecho de que en el insípido “debate” de casi todos los candidatos a Gobernador haya llamado más la atención el sagaz desempeño de la moderadora Adela Navarro Bello, es una muestra de que el Club de Toby es insostenible por anticuado.

Entrecomillé la palabra debate porque el ejercicio del domingo 28 de abril entre cinco caballeros presentes, uno ausente, más otro moderador, fue la simulación de la batalla campal que viene implícita en el origen etimológico de la palabra. Debatir posee la misma raíz que batir, abatir, combatir, embestir, rebatir.

Dicho de otra forma: Todo lo relacionado con lucha. Si de lo que se trata es de un intercambio sesudo de argumentación política, entonces que busquen otro nombre o bien, que los candidatos se deshagan de la modorra.

Debatir sin pelear es como una quesadilla sin queso: Sí existen, pero son un contrasentido.

El asunto de fondo en la participación de la mujer dentro de la política bajacaliforniana es que es solo un fingimiento y para lograr la inclusión igualitaria se van a requerir muchas más acciones que las hechas hasta el momento.

El PT impugnó -ahora sabemos que a destiempo- la distribución inequitativa de las candidaturas a la Alcaldía en algunos partidos políticos e independientes de qué mano maquiavélica presuntamente estuvo detrás de un acto de desestabilización en una campaña electoral (algo normal ¿no?), lo interesante es que sirvió para dejar en claro que la mujer sigue a la deriva, capturando las sobras.

Acción afirmativa (conocida también como discriminación positiva), es el nombre del acto tendiente a forzar la igualdad o incluso a conseguir que las mujeres superen a los hombres en posiciones políticas con la aclaración que este comportamiento es temporal, mientras el resto de los actores sociales hacen su tarea para que en un lapso dado las cosas puedan mejorar.

De las cinco candidaturas a munícipes disponibles, el PAN otorgó 3 a mujeres, lo cual hace pensar que fueron más que justos, solo que una serie de resoluciones (incluye la del IEE local), algunas de ellas convertidas en jurisprudencia, soportadas en múltiples convenios internacionales solicitan que a la mujer le sea otorgada la oportunidad de luchar por Ayuntamientos de competitividad alta (Municipios donde el Partido obtuvo la mayor votación), por lo tanto con posibilidades reales de triunfo.

Mexicali o Tijuana eran espacios que debieron ser obligadamente otorgados a mujeres panistas, pero los intereses por la reelección pesan mucho porque la gubernatura de 6 años es más tentadora que la de 2…

miércoles 06 de noviembre de 2019

La llama de Queta

miércoles 30 de octubre de 2019

Adiós Kiko

miércoles 23 de octubre de 2019

Falsos dilemas

miércoles 16 de octubre de 2019

Los otros zetas

miércoles 09 de octubre de 2019

Orgullosos, marcharán…

miércoles 02 de octubre de 2019

El treinta y tres

miércoles 25 de septiembre de 2019

Errores políticos

miércoles 18 de septiembre de 2019

La ginecocracia no llegó…

miércoles 11 de septiembre de 2019

Adiós novia, hola señora

miércoles 04 de septiembre de 2019

Migrante te queremos… lejos

Cargar Más