/ lunes 4 de enero de 2021

Reelección grupal 

LA POLÍTICA DE LAS PERSONAS

La figura de la reelección la vimos aplicarse por primera vez en Baja California en las últimas elecciones estatales, las cuales las tuvimos en el 2019 y se votó por Gobernador, Alcaldes con sus regidores y diputados locales.

Baja California se divide en 17 distritos locales, los cuales cada uno es representado por un diputado local y las 17 diputaciones en el 2019 fueron ganadas por la alianza de Morena, Partido del Trabajo y Partido Verde. La semana pasada estos 17 diputados manifestaron ante sus partidos su carta de intención para reelegirse en estas próximas elecciones de 2021. Quiere decir que quieren estar en el puesto de diputados locales por al menos los siguientes tres años.

Que hayan manifestado su intención no quiere decir que sus partidos ya los eligieron como los candidatos, pero de ser elegidos son varios los puntos a analizar. Como lo mencionamos, la reelección no es una figura nueva, inclusive ya estaba permitida desde el 2014. Sin embargo, no por ello debemos dejar de hablar de las malas prácticas de la misma y los puntos que no son tolerables de su uso.

De lo más intolerable es que hace unos meses los mismos diputados que se quieren reelegir aprobaron que “no será obligatorio dejar el cargo para hacer precampaña y campaña”, es decir, básicamente les seguiremos dando privilegios, además de lo que nos van a costar sus campañas para que se vayan de candidatos en vez de estar trabajando. Le reiteramos a los servidores públicos que se quieran reelegir en las próximas elecciones: Deben de primero renunciar al puesto, quitarse de encima los privilegios con los que gozan al seguir en el.

El que la ley les vaya a permitir que no se separen del cargo no significa que sea lo correcto, las personas debemos de identificar a aquellos que no lo hagan y no cansarnos de recordarles su falta de ética y profesionalismo, sobre todo exigirles que sí se separen de su cargo. No debemos permitir que sigan utilizando toda su estructura política para seguir promocionándose, además de condicionar los votos aprovechándose de la necesidad de las personas y garantizando así, el triunfo de las elecciones. Les recordamos que lo legal no siempre es lo moral.

Y el punto principal es que la figura de la reelección existe para que aquellos servidores públicos que hayan desempeñado un buen trabajo puedan seguir y dar continuidad al mismo, así que antes de siquiera pensar en la posibilidad de reelegirse, primero tienen muchas cuentas que aclarar, empezando por su falta de compromiso con la transparencia y rendición de cuentas y el cumplimiento o no de sus promesas de la pasada campaña.

flores.aguirre@hotmail.com


LA POLÍTICA DE LAS PERSONAS

La figura de la reelección la vimos aplicarse por primera vez en Baja California en las últimas elecciones estatales, las cuales las tuvimos en el 2019 y se votó por Gobernador, Alcaldes con sus regidores y diputados locales.

Baja California se divide en 17 distritos locales, los cuales cada uno es representado por un diputado local y las 17 diputaciones en el 2019 fueron ganadas por la alianza de Morena, Partido del Trabajo y Partido Verde. La semana pasada estos 17 diputados manifestaron ante sus partidos su carta de intención para reelegirse en estas próximas elecciones de 2021. Quiere decir que quieren estar en el puesto de diputados locales por al menos los siguientes tres años.

Que hayan manifestado su intención no quiere decir que sus partidos ya los eligieron como los candidatos, pero de ser elegidos son varios los puntos a analizar. Como lo mencionamos, la reelección no es una figura nueva, inclusive ya estaba permitida desde el 2014. Sin embargo, no por ello debemos dejar de hablar de las malas prácticas de la misma y los puntos que no son tolerables de su uso.

De lo más intolerable es que hace unos meses los mismos diputados que se quieren reelegir aprobaron que “no será obligatorio dejar el cargo para hacer precampaña y campaña”, es decir, básicamente les seguiremos dando privilegios, además de lo que nos van a costar sus campañas para que se vayan de candidatos en vez de estar trabajando. Le reiteramos a los servidores públicos que se quieran reelegir en las próximas elecciones: Deben de primero renunciar al puesto, quitarse de encima los privilegios con los que gozan al seguir en el.

El que la ley les vaya a permitir que no se separen del cargo no significa que sea lo correcto, las personas debemos de identificar a aquellos que no lo hagan y no cansarnos de recordarles su falta de ética y profesionalismo, sobre todo exigirles que sí se separen de su cargo. No debemos permitir que sigan utilizando toda su estructura política para seguir promocionándose, además de condicionar los votos aprovechándose de la necesidad de las personas y garantizando así, el triunfo de las elecciones. Les recordamos que lo legal no siempre es lo moral.

Y el punto principal es que la figura de la reelección existe para que aquellos servidores públicos que hayan desempeñado un buen trabajo puedan seguir y dar continuidad al mismo, así que antes de siquiera pensar en la posibilidad de reelegirse, primero tienen muchas cuentas que aclarar, empezando por su falta de compromiso con la transparencia y rendición de cuentas y el cumplimiento o no de sus promesas de la pasada campaña.

flores.aguirre@hotmail.com


ÚLTIMASCOLUMNAS