/ sábado 24 de octubre de 2020

Tutti frutti sabatini 

VIENTOS

De pronto, como regalo anticipado navideño, la aprobación del sexto municipio bajacaliforniano: San Quintín. Y como suprema admiración, la cesión de un gran tajo de territorio productivo del municipio de Ensenada, que incluso se da el lujo de regalar lo que no es suyo: La Isla de Cedros.

La explicación es muy simple: En 1917 con límite del 1 de mayo del propio año, nosotros éramos el Distrito Norte de la Baja California y por lo mismo, quedábamos – por mandato constitucional de la Carta Magna que se aprobó el 5 de febrero – dentro de lo dispuesto por el artículo 48 constitucional (y los 27 y 42), SIN CAPACIDAD PARA REGISTRAR ISLAS COMO PROPIAS, pues no éramos un estado aún, lo que vino a suceder hasta 1952.

En nuestro momento histórico al ser constituIdos en un Estado Libre y Soberano, por razón de las mismas disposiciones constitucionales se nos cedió, para territorio estatal, el que teníamos como Distrito y luego como Territorio bajo la égida administrativa federal SIN NINGUNA ISLA (ver Decreto Presidencial en el Diario Oficial de 31 de diciembre de 1954). Pero misteriosamente, el primer gobernador, eufórico o gandaya, agregó, por decreto sin valor legal para el caso, todas las islas de nuestros mares adyacentes. Y así, silenciosamente, Isla de Cedros pasó a manos del gobierno municipal de Ensenada.

Hay una larga historia que contar al respecto y este escribidor se ha encargado de ponerla en blanco y negro en sus columnas periodísticas, pero también en diversas publicaciones y en conferencias. Y ningún presidente de la República, ni sus secretarios de Gobernación que estarían obligados a conocer del caso por razón natural, pues aquí se alberga la Dirección de Administración de las islas mexicanas. Tampoco le han puesto "ojo" ningún gobernador bajacaliforniano. Menos sus senadores y diputados federales y, claro, muchísimo menos los diputados locales ni los presidentes municipales. Falta de responsabilidad o connivencia en intereses ocultos. Eso es todo un misterio.

Pues bien o mal, Ensenada "cede" olímpicamente, Cedros, LO QUE NO ES SUYO y el Congreso local, como el tío Lolo… Por eso la gente se ha de preguntar que para qué sirven… o para quién…Y ni modo que se enojen.

Este mensaje tiene varios blancos para la saeta: primero el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador; luego la señora secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; después el Congreso de la Unión y para finalizar, el gobernador Jaime Bonilla Valdez y el delegado especial Jesús Alejandro Ruiz Uribe. A todos ellos porque pertenecen a "Morena" que tiene como bandera la 4ta. Transformación y lo de Cedros no es un pecado menor, es mayor, porque tiene un Registro Civil y ahí se registran como bajacalifornianos los nacidos en la isla y no lo son. Pero también registran bodas y fallecimientos y esta trilogía comete un grave error, pues carecen de valor sus trámites escolares, internacionales (pasaportes) y electorales, imagínese en asuntos del ramo penal ¿Cuál autoridad es la competente?

Para acabar de estropear tal escenario increíble, el anterior gobernador Vega de la Madrid en una visita política a Cedros, les prometió una Agencia del Ministerio Público y una desaladora. Lo acompañaban altos funcionarios federales regionales y nadie pujó… ni de allá ni de aquí.

Creo que ya es hora de que brote una chispa inteligente y honesta en Gobernación y corrija tanta torpeza o gandallez. Y si les falta talento los remito a un documento oficial de la SEGOB: "Régimen Jurídico e Inventario de las islas, cayos y arrecifes del Territorio Nacional". Sobre todo, enterarse de su contenido por los entonces (|981), funcionarios conscientes. \u0009\u0009Ai'les dejo este trompo en l'uña…

VIENTOS

De pronto, como regalo anticipado navideño, la aprobación del sexto municipio bajacaliforniano: San Quintín. Y como suprema admiración, la cesión de un gran tajo de territorio productivo del municipio de Ensenada, que incluso se da el lujo de regalar lo que no es suyo: La Isla de Cedros.

La explicación es muy simple: En 1917 con límite del 1 de mayo del propio año, nosotros éramos el Distrito Norte de la Baja California y por lo mismo, quedábamos – por mandato constitucional de la Carta Magna que se aprobó el 5 de febrero – dentro de lo dispuesto por el artículo 48 constitucional (y los 27 y 42), SIN CAPACIDAD PARA REGISTRAR ISLAS COMO PROPIAS, pues no éramos un estado aún, lo que vino a suceder hasta 1952.

En nuestro momento histórico al ser constituIdos en un Estado Libre y Soberano, por razón de las mismas disposiciones constitucionales se nos cedió, para territorio estatal, el que teníamos como Distrito y luego como Territorio bajo la égida administrativa federal SIN NINGUNA ISLA (ver Decreto Presidencial en el Diario Oficial de 31 de diciembre de 1954). Pero misteriosamente, el primer gobernador, eufórico o gandaya, agregó, por decreto sin valor legal para el caso, todas las islas de nuestros mares adyacentes. Y así, silenciosamente, Isla de Cedros pasó a manos del gobierno municipal de Ensenada.

Hay una larga historia que contar al respecto y este escribidor se ha encargado de ponerla en blanco y negro en sus columnas periodísticas, pero también en diversas publicaciones y en conferencias. Y ningún presidente de la República, ni sus secretarios de Gobernación que estarían obligados a conocer del caso por razón natural, pues aquí se alberga la Dirección de Administración de las islas mexicanas. Tampoco le han puesto "ojo" ningún gobernador bajacaliforniano. Menos sus senadores y diputados federales y, claro, muchísimo menos los diputados locales ni los presidentes municipales. Falta de responsabilidad o connivencia en intereses ocultos. Eso es todo un misterio.

Pues bien o mal, Ensenada "cede" olímpicamente, Cedros, LO QUE NO ES SUYO y el Congreso local, como el tío Lolo… Por eso la gente se ha de preguntar que para qué sirven… o para quién…Y ni modo que se enojen.

Este mensaje tiene varios blancos para la saeta: primero el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador; luego la señora secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; después el Congreso de la Unión y para finalizar, el gobernador Jaime Bonilla Valdez y el delegado especial Jesús Alejandro Ruiz Uribe. A todos ellos porque pertenecen a "Morena" que tiene como bandera la 4ta. Transformación y lo de Cedros no es un pecado menor, es mayor, porque tiene un Registro Civil y ahí se registran como bajacalifornianos los nacidos en la isla y no lo son. Pero también registran bodas y fallecimientos y esta trilogía comete un grave error, pues carecen de valor sus trámites escolares, internacionales (pasaportes) y electorales, imagínese en asuntos del ramo penal ¿Cuál autoridad es la competente?

Para acabar de estropear tal escenario increíble, el anterior gobernador Vega de la Madrid en una visita política a Cedros, les prometió una Agencia del Ministerio Público y una desaladora. Lo acompañaban altos funcionarios federales regionales y nadie pujó… ni de allá ni de aquí.

Creo que ya es hora de que brote una chispa inteligente y honesta en Gobernación y corrija tanta torpeza o gandallez. Y si les falta talento los remito a un documento oficial de la SEGOB: "Régimen Jurídico e Inventario de las islas, cayos y arrecifes del Territorio Nacional". Sobre todo, enterarse de su contenido por los entonces (|981), funcionarios conscientes. \u0009\u0009Ai'les dejo este trompo en l'uña…

ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 28 de noviembre de 2020

Tutti frutti sabatini

Jaime Pardo

sábado 21 de noviembre de 2020

Tutti frutti sabatini

Jaime Pardo

sábado 14 de noviembre de 2020

Tutti frutti sabatini

Jaime Pardo

sábado 07 de noviembre de 2020

Tutti frutti sabatini

Jaime Pardo

sábado 31 de octubre de 2020

Tutti frutti sabatini

Jaime Pardo

sábado 24 de octubre de 2020

Tutti frutti sabatini 

Jaime Pardo

sábado 17 de octubre de 2020

Tutti frutti sabatini 

Jaime Pardo

sábado 10 de octubre de 2020

Tutti frutti sabatini 

Jaime Pardo

sábado 03 de octubre de 2020

Tutti frutti sabatini

Jaime Pardo

sábado 26 de septiembre de 2020

Tutti frutti sabatini

Jaime Pardo

Cargar Más