/ lunes 30 de noviembre de 2020

Violencia contra mujeres en BC

PRISMA

Más que impactante, resulta muy triste la información difundida por el INEGI respecto a la violencia que vienen padeciendo las mujeres en Baja California. Las principales agresiones contra el llamado sexo débil son básicamente abuso sexual, violaciones y asesinatos.

Reporta la institución que más de la mitad de mujeres mayores de 15 años -entre 25 y 34- han sido víctimas de actos violentos. La Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares revela que 66 de cada 100 bajacalifornianas han enfrentado diversos tipos de violencia, que en algunos les ha causado la muerte de manera terrible.

En lo que nuestra ciudad capital corresponde, Cruz Amelia Ahumada López, coordinadora de la Unidad de Violencia Familiar dependiente de la Dirección de Seguridad Pública de Mexicali que comanda Alejandro Lora, acepta que más del 40% de las cachanillas han sufrido los embates de la violencia. Lo más grave de la situación es que el número de víctimas que presentan denuncias en contra de sus agresores es muy reducido. Solo denuncian el 10%. El 66% alega “ignorar a quién o a qué instancia oficial acudir para hacerlo y pedir el apoyo que necesita”. El no denunciar las agresiones representa un gran obstáculo para que la autoridad intervenga para ayudarlas y castigar a sus victimarios.

Con el propósito de erradicar esta lacra social que propicia un clima de incertidumbre e inseguridad en las mujeres cachanillas, el Ayuntamiento de Mexicali implementó el programa “Fuerza Rosa”, que mediante diversas medidas preventivas pretende brindarles la protección y apoyos que amerite cada caso. Lamentablemente solo piden ayuda cuando han sido víctimas de agresiones físicas.

Datos revelados por el INEGI muestran que del total de las mujeres encuestadas en 2016, el 45.4% de las afectadas no lo comentaron a nadie, mientras que el 73.4% aceptaron haberlo hecho a sus familiares, no a las autoridades.

Así las cosas, urge que autoridades de los tres niveles inicien una campaña intensa para concientizar a las féminas y sus familiares sobre la importancia de presentar las denuncias ante las autoridades y sus agresores reciban todo el peso de la ley.

POSTDATA.- Cosas de la política: Después de la reunión entre los posibles candidatos a la gubernatura de Baja California con Mario Delgado, líder de Morena, esperábamos terminaría la guerra sucia entre los aspirantes y resulta que sucedió todo lo contrario.

salgares4@gmail.com


PRISMA

Más que impactante, resulta muy triste la información difundida por el INEGI respecto a la violencia que vienen padeciendo las mujeres en Baja California. Las principales agresiones contra el llamado sexo débil son básicamente abuso sexual, violaciones y asesinatos.

Reporta la institución que más de la mitad de mujeres mayores de 15 años -entre 25 y 34- han sido víctimas de actos violentos. La Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares revela que 66 de cada 100 bajacalifornianas han enfrentado diversos tipos de violencia, que en algunos les ha causado la muerte de manera terrible.

En lo que nuestra ciudad capital corresponde, Cruz Amelia Ahumada López, coordinadora de la Unidad de Violencia Familiar dependiente de la Dirección de Seguridad Pública de Mexicali que comanda Alejandro Lora, acepta que más del 40% de las cachanillas han sufrido los embates de la violencia. Lo más grave de la situación es que el número de víctimas que presentan denuncias en contra de sus agresores es muy reducido. Solo denuncian el 10%. El 66% alega “ignorar a quién o a qué instancia oficial acudir para hacerlo y pedir el apoyo que necesita”. El no denunciar las agresiones representa un gran obstáculo para que la autoridad intervenga para ayudarlas y castigar a sus victimarios.

Con el propósito de erradicar esta lacra social que propicia un clima de incertidumbre e inseguridad en las mujeres cachanillas, el Ayuntamiento de Mexicali implementó el programa “Fuerza Rosa”, que mediante diversas medidas preventivas pretende brindarles la protección y apoyos que amerite cada caso. Lamentablemente solo piden ayuda cuando han sido víctimas de agresiones físicas.

Datos revelados por el INEGI muestran que del total de las mujeres encuestadas en 2016, el 45.4% de las afectadas no lo comentaron a nadie, mientras que el 73.4% aceptaron haberlo hecho a sus familiares, no a las autoridades.

Así las cosas, urge que autoridades de los tres niveles inicien una campaña intensa para concientizar a las féminas y sus familiares sobre la importancia de presentar las denuncias ante las autoridades y sus agresores reciban todo el peso de la ley.

POSTDATA.- Cosas de la política: Después de la reunión entre los posibles candidatos a la gubernatura de Baja California con Mario Delgado, líder de Morena, esperábamos terminaría la guerra sucia entre los aspirantes y resulta que sucedió todo lo contrario.

salgares4@gmail.com