imagotipo

Juego de Palabras

  • Gilberto Destrabau

El quinto sexo

Estoy seguro de que los datos que voy a compartirle a continuación son innecesarios, porque si algo tienen mis lectores es estar siempre exquisitamente bien informados, pero si por algún accidente no los tiene registrados, aquí están con mucho gusto:

– Entre 0.05 y el 1.7% de la población mundial, digamos un máximo de 12 millones de personas, no definitivamente femenina o definitivamente masculina. Esta condición ha sido llamada provisionalmente -mientras se estudia más a fondo- intersexualismo.
– Las características pueden verse desde el nacimiento, pero muchas veces no se registran oficialmente por descuido voluntario o involuntario.
– Dichas características pueden también aparecer durante la pubertad.
– Algunas personas tienen los cromosomas de uno o de los dos sexos sin que sean discernibles en su apariencia.
– Australia, Nueva Zelanda, India y Nepal reconocen legalmente un tercer sexo o género, también llamado sexo neutro o intersexual.
La información anterior la difunde la agencia France Presse (AFP), la cual anuncia también  que es posible que Alemania reconozca el año próximo la existencia de un tercer sexo o hasta que se refinan las diferencias y existan legalmente también un cuarto o quinto sexo. Esto debido a que el miércoles pasado el Tribunal Constitucional emplazara al Parlamento a legislar sobre el tema y legalizar en los registros de nacimiento, juntos a los tradicionales femenino y masculino conceptos como inter o diverso o cualquier otra designación positiva del sexo.
El alto Tribunal germánico considera que la ley existente es discriminatoria, aunque desde 2013 los alemanes pueden dejar en blanco el espacio relativo al sexo en sus documentos de identidad, dando la oportunidad a los interesados de optar por el sexo femenino o masculino o no precisar nunca el sexo.
Como decíamos al principio, hasta el momento sólo son cuatro los países que reconocen un tercer sexo o género y -¿serán?- cinco cuando el Bundestag vote el año entrante. Esto significa que las leyes mexicanas al respecto también son discriminatorias, aunque hasta donde sabemos, existe la posibilidad legal de que las autoridades reconozcan el cambio de sexo de una persona, pero siempre encasillados en las categorías hombre y mujer.
Aunque no hay estadísticas al respecto, la existencia en México de una comunidad LGTB cada vez más visible e influyente debe sugerir a las autoridades la conveniencia de legislar acerca del reconocimiento legal de un tercer sexo por causas fisiológicas, pero también el de un cuarto o quinto por circunstancias no precisamente endocrinas.
Es mejor adelantarse y ponerse a la cabeza del mundo en el tema, antes de que cualquier partidillo de mala muerte lo tome como bandera y que cuando el progreso natural de los derechos humanos resuelva el asunto, lo publiciten como un triunfo y como que doblaron a la autoridad.
Los insoportables de la semana
Diputados de la Asamblea Legislativa de la CdMx.- Ahora resulta que tienen dos mesas directivas que funcionan simultáneamente. Una la preside Flor Morales, de Morena y la otra, Fernando Zárate, del PRD. Al parecer, quien está amarrando navajas es el Mancero, pues el pleito empezó por su famosa planta de energía a partir de residuos para el Sistema de Transporte Colectivo Metro.