imagotipo

Líneas Fiscales

  • Edgardo Cristerna Camacho

Decreto de repatriación de capitales

Este próximo 19 de octubre vence el plazo para aplicar el decreto que otorga diversas facilidades administrativas en materia del Impuesto Sobre la Renta (ISR), relativos a depósitos o inversiones en el extranjero, beneficio que comúnmente se conoce como “DECRETO DE REPATRIACIÓN DE CAPITALES”.

Las facilidades que otorga este decreto es retornar al país cantidades de dinero mantenidas en el extranjero hasta el 31 de diciembre de 2016, a una tasa preferencial del ISR del 8% del monto retornado o repatriado, sin que se le pueda aplicar alguna deducción y condicionada a que el dinero se destine a ciertas actividades que de acuerdo al decreto propicien el crecimiento económico del país (requisito fácil de cumplir) y se pueden beneficiar del mismo todas las personas físicas y morales residentes en México, así como residentes en el extranjero con establecimiento permanente en nuestro país que hayan obtenido ingresos por intereses provenientes de inversiones directas o indirectas mantenidas en el extranjero hasta el último día del 2016.
Para acceder a las bondades del decreto, el dinero deberá depositarse en una institución de crédito o casa de bolsa con sede en México y el tipo de cambio que se tomará en cuenta para efectos del cálculo y pago del impuesto, será el que esté vigente en la fecha en que se paguen los impuestos, los cuales ascienden al 8% señalado.
El decreto también es aplicable a aquellos contribuyentes que se encuentren sujetos a un procedimiento de revisión por parte de la autoridad fiscal (de cantidades depositadas en el extranjero) e incluso pueden aplicarlo después de notificada la resolución que determine las contribuciones omitidas o la resolución definitiva en el caso de revisiones electrónicas y no hayan transcurrido los plazos para interponer los medios de defensa en contra de dichas resoluciones, siempre que corrijan su situación fiscal mediante el pago del ISR con el beneficio que corresponda en términos del decreto.
Y es que no siempre los medios con que cuenta el fisco federal para hacerse de recursos son coercitivos o forzosos, ya que dentro de sus facultades recaudatorias existen interesantes opciones que al aplicarse por la autoridad en ocasiones pueden ser atractivas y hasta útiles para los contribuyentes a la hora de pagar impuestos.
Es importante aprovechar las facilidades que ofrece este decreto, ya que debido a la existencia de diversos convenios de intercambio de información entre México y algunos países -sobre todo Estados Unidos-, quienes cuenten con cantidades de dinero depositadas en el extranjero pueden fácilmente ser sujetos de fiscalización y perder los beneficios, además de que una vez concluida la vigencia del decreto, la autoridad fiscal como parte de la última etapa del gobierno federal en curso, aplicará de manera muy severa otras medidas recaudatorias sin que exista beneficio alguno de por medio.
Escríbame sobre sus dudas en materia fiscal al correo:
edgardo@cristernaguajardo.com.mx