imagotipo

LÍNEAS FISCALES

  • Edgardo Cristerna Camacho

Sociedad por Acciones Simplificada

El tema societario está intrínsecamente ligado al diverso tema fiscal y por eso en esta ocasión quisiera tocar nuevamente un interesante tema que a mi juicio como asesor empresarial jurídico corporativo siento que cada vez más debe cobrar interés y ser tomado en cuenta, sobre todo para aquellos que deseen emprender en el mundo de los negocios.

Y me refiero a la Sociedad por Acciones Simplificada o S.A.S., de reciente creación en México, la cual le permite a una persona física constituirse como persona moral sin necesidad de contar con otro socio, al contrario de los otros tipos de sociedades y asociaciones que existen en nuestra legislación y si bien la palabra sociedad excluye la individualidad tanto jurídica, lógica como materialmente hablando, no quisiera profundizar en este tema, prefiero tocar las cuestiones que le puedan ser de mayor utilidad a cualquier persona que necesite y desee formalizar su situación comercial y fiscal.

La regulación tributaria de estos entes es una de las principales virtudes de las S.A.S., ya que éstas gozan de un sistema alternativo de pago de impuestos a través de flujo de efectivo, llevando una contabilidad más sencilla parecida a la de los contribuyentes dados de alta bajo el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), contando también con beneficios respecto de la depreciación en materia de inversiones. Sin embargo, sus ingresos no deberán superar los 5 millones de pesos anuales en conjunto con otras ganancias que obtengan quienes las conformen.

Otro atractivo de las S.A.S. es que al operar societaria y fiscalmente como tal, se pueden separar de la actividad comercial los bienes personales que no estén afectos a la misma con fines de protección patrimonial y si bien esto ya se podía hacer tributando bajo el régimen de persona física con actividad empresarial, afectando a dicha actividad únicamente los bienes que se deseara, el nuevo régimen de las S.A.S. ofrece -además los beneficios que ya señalamos- otras bondades que establecidas mediante reglas que emite constantemente el Servicio de Administración Tributaria, lo cual me permite adelantar que si se hace una buena estrategia se podrán obtener significativos ahorros en el pago de impuestos, por ejemplo, dispersando los ingresos en varios contribuyentes que operen como S.A.S., disminuyendo con esto la base de tributación.

Además, la formalización de este tipo de sociedades no necesita pasar por notario o corredor público, ya que las mismas se pueden constituir directamente en la página de internet de la Secretaría de Economía e incluso la inscripción ante el SAT y el Registro Público de la Propiedad y del Comercio puede hacerse desde el señalado portal sin costo alguno y ese es otro de los atractivos de las S.A.S

Como vemos, no todo es negativo en materia empresarial y de impuestos en nuestro país, ya que al aprovechar los esquemas preferenciales de tributación que generalmente se crean con el fin de aumentar el número de contribuyentes dados de alta en el Registro Federal de Contribuyentes,  sin querer se abren puertas o se generan lagunas jurídico fiscales de las que se puede sacar ventaja para cumplir de una manera más conveniente con la obligación que tenemos como mexicanos de pagar impuestos.

edgardo@cristernaguajardo.com.mx