imagotipo

Prisma

  • Salvador García Estrada

Reforma fiscal de Trump sí afectará a México

Las predicciones de expertos y especialistas en diferentes áreas del saber sobre el futuro de nuestro país, surgen cada día y todas coinciden en que el año que inicia presenta un panorama muy complicado y que son varios los retos que enfrentará el próximo Presidente de la República.
Entre las situaciones difíciles para 2018 sobresalen la entrada en vigor de la reforma fiscal del presidente Donald Trump en Estados Unidos; el proceso de normalización de la política monetaria estadounidense; la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y como si todo eso fue poca cosa, el proceso electoral mexicano que nos hace suponer se convertirá en una batalla con resultados que muchos analistas califican “de reservados”.
En cuanto a la famosa reforma, Gabriel Casillas, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, estima que traerá como resultados que empresas estadounidenses con subsidiarias en territorio azteca cambien de domicilio fiscal por los tratados de doble tributación, que les permitirá pagar en la Unión Americana. Lo cual resulta obvio, pues nadie, menos los inversionistas extranjeros, “están peleados con su dinero”.
En su opinión, en este renglón deben de reaccionar las autoridades mexicanas para evitar que tal hecho provoque “un hoyo” de gran tamaño en las finanzas nacionales. El especialista fue más allá y sugirió que la Secretaría de Hacienda disminuya la tasa del Impuesto Sobre la Renta o las deducibilidades y la cuota obrera-patronal del IMSS. Apuntó como segunda alternativa a mediano plazo: Dar incentivos a la inversión.
Por su parte, las autoridades financieras del país -con la Secretaría de Hacienda y el Banco de México- ¡al fin! reconocieron que la reforma fiscal -anunciada por su autor desde agosto del 2017- “está afectando a la economía nacional, básicamente por la incertidumbre que está generando en México”.
En reunión que presidió el titular de Hacienda, se ponderó que los mercados nacionales, en especial el cambiario, han reflejado la mayor incertidumbre, la cual también ha impactado en la actividad económica. En los mercados internacionales, la cotización peso-dólar alcanzó una depreciación de gran magnitud.
Otro efecto negativo de la reforma que impactaría gravemente a México es en lo relativo a la Inversión Extranjera Directa, que pegaría a la generación de empleos que tanto necesitamos y en otro aspecto más relevante: El crecimiento económico del país.
Así las cosas, ojalá que los candidatos en contienda incluyan en su discurso “cómo piensan enfrentar retos mencionados, en lugar de estarse sacando trapitos al sol”.

salgares4@gmail.com