imagotipo

Vientos

  • Jaime Pardo Verdugo

Tutti frutti sabatini

Año nuevecito y vida viejecita. Ni modo de decir que por ser el año 2018 todo ha cambiado. Las cosas siguen igual… o peor. El alza de los precios en la canasta básica, siguen en aumento y ni quien los pare. ¿Consecuencia? Aumento de la pobreza, rumbo a la pauperricidad. Hay nuevos muertos, eso sí, de todas clases: naturalmente, por accidentes, por asesinatos, por ajustes de cuentas. Las muertes no son nuevas en cuanto a sucedidos generales, son los nombres los nuevos, pero eso no se festeja… creo.
Así que segundo sábado del año novo y este escribidor les contará algunos chistes muy subidos de color que se quedaron en el tintero el año fenecido… ai’van… Entre espermatozoides argentinos: “Oye ché, ¿tardaremos muchos en llegar al óvulo?… Callate ché, que apenas vamos por la garganta!”… ¡Ay escribidor!… Entre judíos: “Esthercita mi vida, ¿por qué nunca me platicar cuando llegas al orgasmo?”… “Uyyyy Moisés, ¿pues cómo si nunca estás en la casa cuando sucede?”… ¡Ora sí te ahorco vulgar escribidor!… Entre mexicanitos: “¡Oyi mi chula, -dice él a ella al terminar de hacer el amor-: ya ti pareces l’olla esprés de los ricos!”… “¿Por qué lo dicis José Juan?”… “Porque siempre terminas por poner blanda la carne dura!”… ¡Infame escribidor, uno más y te saco del espacio… Pos sácame, nos vamos los dos güey… Pero ta’bien, cállome… A cambio les referiré algo científico que me informó un médico especialista en lo que sigue, así que muy atentos: ¿Sabe qué es un esguince?… Pues para que lo sepa y se cuide, es una lesión en las articulaciones como el codo, el tobillo, la rodilla, el hombro y otras… Y todo por una caída o un movimiento muy brusco, como cuando en una caída usted hace un esfuerzo instintivo para defender el cuerpecito o la cara o lo que sea y hace un movimiento de tal inesperado por los tendones o los huesos o los nervios o lo que sea que no puedo explicar porque no sé y ¡mocos! empieza un fuerte dolor que créanme, vale la pena ir con el doctor especialista para que le recete lo conducente… ¿Y qué es lo conducente?… Pues lo que conduzca al alivio del dolor que algunas veces hasta, como dijo mi comadre la Petrona, esposa de mi compadre “El Trinques”, hasta curserada… Y mire, a propósito de cursera, nuestro amigo el licenciado Álvaro Sáinz Calderón ya regresó de Culiacán de su alma con su familia y le damos la bienvenida… Y trajo, para deleite de los sinaloenses que queran, unos tamalitos de puerca y puerco pero en chicharrón y con salsa verde de tomatillo y chile serrano… Y promete que si no les gustan les devuelve las entradas, porque como en el beisbol, aquí se paga… lo único gratis son las caguas que dijo el abogado Richard Flowers que son por su cuenta si se las toman calientes… Y como a este escribidor perdonado por su espíritu maligno le encantan los tamales de chicharrón de puerca… los chicharrones de puerco se los dejo a Saúl Rosas… y junto con el berbiquí o tirabuzón… y es así como dejo este documento trascendente que llenará las páginas de la historia universal en este segundo sábado de 2018… Arrivedercci.