/ martes 2 de marzo de 2021

La Berlinale lanza desafío virtual sobre guerra del Líbano

El filme Memory box aspira al gran premio del Oso en el festival internacional

BERLÍN. La 71 Berlinale arrancó con Memory box, un filme sobre la guerra del Líbano y la primera revelación entre las 15 aspirantes a los Osos de un festival virtual que desafía los obstáculos impuestos por la covid al sector del cine.

La pregunta de cómo presentar una película en estos tiempos planeará inevitablemente sobre el que, de acuerdo al calendario, es el primero de los grandes festivales europeos.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias


El elenco libanés formado por Joana Hadjithomas y Khalid Joreige lo resuelve con un fascinante rompecabezas entre recuerdos ocultos y el presente, alrededor del conflicto al que, en 2008, se habían consagrado ya en Quiero ver (2008), con Catherine Deneuve.

Componen su filme miles de imágenes captadas en los 80 con la polaroid o un último carrete que nunca se llevó a revelar. Ahí están también viejas cintas de casete o cuadernos en papel, que toman nueva vida y se ensamblan con archivos de imagen o audio, captados con el Iphone y compartidos por WhatApp o Instagram.

Memory box se abre cuando una adolescente, Alex (Paloma Vauthier) ve llegar a su casa de Montreal un paquete enorme, dirigido a su madre, Rim Turki. Son las miles de cartas y fotos, dirigidos desde Beirut a la amiga con quien prometió compartir todos sus secretos, mientras el Líbano quedaba envuelto en bombas.

Alex ignora la orden de mantener embalada la caja. Irá así revelándose ante sus ojos la muchacha que fue su madre, tan parecida a la adolescente que es ella. Su confortable Montreal bloqueado por intensas nevadas poco tiene que ver con un Beirut cayéndose a pedazos. Pero sí lo tienen las pasiones y miradas de ambas mujeres.

La clave de todo la tiene una tercera, la abuela interpretada por Clémence Sabbagh. Una libanesa que se sigue manejando mejor con el árabe que con el francés en el Canadá al que llegó hace décadas para enterrar el recuerdo de las bombas y del marido muerto. Maia, la madre, recupera los abrazos y risas adolescentes.


BERLÍN. La 71 Berlinale arrancó con Memory box, un filme sobre la guerra del Líbano y la primera revelación entre las 15 aspirantes a los Osos de un festival virtual que desafía los obstáculos impuestos por la covid al sector del cine.

La pregunta de cómo presentar una película en estos tiempos planeará inevitablemente sobre el que, de acuerdo al calendario, es el primero de los grandes festivales europeos.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias


El elenco libanés formado por Joana Hadjithomas y Khalid Joreige lo resuelve con un fascinante rompecabezas entre recuerdos ocultos y el presente, alrededor del conflicto al que, en 2008, se habían consagrado ya en Quiero ver (2008), con Catherine Deneuve.

Componen su filme miles de imágenes captadas en los 80 con la polaroid o un último carrete que nunca se llevó a revelar. Ahí están también viejas cintas de casete o cuadernos en papel, que toman nueva vida y se ensamblan con archivos de imagen o audio, captados con el Iphone y compartidos por WhatApp o Instagram.

Memory box se abre cuando una adolescente, Alex (Paloma Vauthier) ve llegar a su casa de Montreal un paquete enorme, dirigido a su madre, Rim Turki. Son las miles de cartas y fotos, dirigidos desde Beirut a la amiga con quien prometió compartir todos sus secretos, mientras el Líbano quedaba envuelto en bombas.

Alex ignora la orden de mantener embalada la caja. Irá así revelándose ante sus ojos la muchacha que fue su madre, tan parecida a la adolescente que es ella. Su confortable Montreal bloqueado por intensas nevadas poco tiene que ver con un Beirut cayéndose a pedazos. Pero sí lo tienen las pasiones y miradas de ambas mujeres.

La clave de todo la tiene una tercera, la abuela interpretada por Clémence Sabbagh. Una libanesa que se sigue manejando mejor con el árabe que con el francés en el Canadá al que llegó hace décadas para enterrar el recuerdo de las bombas y del marido muerto. Maia, la madre, recupera los abrazos y risas adolescentes.


Local

Hasta el momento sin indicios que se genere otra jornada de violencia

El director de Seguridad Pública Municipal, Pedro Ariel Mendívil García, expuso que hasta ahora no han encontrado indicios que se presente otra jornada similar a la del fin de semana pasado

Local

Bonilla podría ser expulsado de Morena: Diputada Michel

La diputada Michel Sánchez Allende, lamentó las declaraciones donde el actual Senador

Local

Rotación de personal, urgencia de solución en maquilas: CatemBC

Otro problema que han detectado es que la economía informal creció exponencialmente, y que los sueldos o salarios no están ajustados a la realidad de los costos

Tecnología

El primer robot humanoide mexicano es finalista en certamen mundial de robótica

Prometheus es uno de los 20 mejores en el certamen ANA Avatar X Prize

Cultura

Cuestionario Proust: Nataly Michel

Se especializa en esgrima, dominando el arma conocida como florete. Ha obtenido tres medallas de oro, cuatro de plata y cinco de bronce en campeonatos internacionales

Tecnología

El reconocimiento facial también discrimina

Con frecuencia los dispositivos de reconocimiento facial se utilizan para vigilar a las personas de color, más que a las blancas. Irónicamente, esta tecnología es más precisa con los tonos de piel claros que con los oscuros

Cultura

Antibalas: “Medicina musical para estos tiempos”

A propósito del regreso de esta orquesta a nuestro país, platicamos con dos miembros del grupo, quienes adelantan que ya tienen preparados dos discos nuevos, además de muchos conciertos por Norteamérica

Moda

Los looks de verano con los que la realeza rompe el protocolo

La reina Letizia se deja llevar por su espíritu veraniego y muestra sus trabajadas piernas con un short de rayas 

Gossip

Sergio Arau rompe fronteras en el arte con su proyecto “Tocada y fuga”

Sergio Arau combina el rock con el repertorio clásico en su proyecto; también prepara un documental sobre Rockotitlán