imagotipo

Gilberto “El Zurdo” Olivas, beisbolista de antaño

“El Zurdo” fue un inicialista elegante, primera base, que brilló en los tiempos de la Época de Oro en la Liga Urbana beisbolista que jugó al lado de infinidad de excelentes players como el “Viejo” Mora, “Parna” García, “Chivero” Palomares, “Chano” Valenzuela, “Loco” Talamantes, “Tokio” García, Regino Vázquez, Don Pete Vázquez, “Cacahuate” Félix, “Primo” Núñez, “El Bala Fría”, Castillo, “Guaymas” Suárez, su hermano “Chapo” Olivas, “Maquinita” Lafan, “Güero” Ruiz, “Marro” Cota, “Pilillo” Estrada, “Sambo” Fierro, “Chonillo” Tirado y muchos más.

Nació el 1 de mayo de 1922, en Hansford, California, pero desde niño vivió en la colonia Xochimilco, ya que su padre se los trajo por la Guerra Mundial, Hijo de Rafael Olivas Cruz y Micaela Córdova; sus hermanos: Rafael, Gilberto, Belén, Rubén, Miguel, Benigna, María, Enriqueta y Roberto.

Por aquellos años jugó en equipos como la colonia Progreso, Maya, Compresora, Licores Alba y Cervecería Mexicali con Carlos Filomeno “Guaymas” Suárez. Por muchos años fue primera base, titular de la Liga Urbana e inclusive en torneos denominados Territoriales antes de los Estatales, fue un hombre de bien, ejemplar padre, trabajador como pocos e inclusive no asistió a ningún Nacional de beisbol porque decía que primero era la familia y el trabajo.

Doña Matilde Méndez Domínguez lo agarró fuera de base en una revirada y vivieron por más de 50 años unidos, pues “El Zurdo” nos dejó un 8 de septiembre de 1999, sus hijos, todos ellos brillantes deportistas: Eduardo “Zurdo”, beisbolista; “El Mocho” Manuel, un fino tercera base; Gilberto, beisbolista; Delia, Diocelina, Sergio, Matilde y Griselda excelente basquetbolista que asistió a infinidad de Nacionales.

“El Zurdo” siempre se distinguió por ser un gran ser humano, por aquellos años contó con grandes managers como el revolucionario “Viejo” Montes con el equipo Licores Alba y fue varias veces campeón de Liga en el inolvidable parque Hidalgo de la colonia Nueva.

En la Cervecería Mexicali jugó bajo el mando de Carlos Guaymas Suárez, cosa curiosa de “El Zurdo”, no asistió a ningún Nacional, pero siempre apoyó y patrocinó a su hermano Roberto “El Chapo” Olivas en eventos Nacionales e Internacionales con el equipo tricolor, México, ya que “El Chapo” asistió a varios y es miembro del Salón de la Fama en Mexicali.

Su hijo Eduardo, que heredó la pasión del beisbol coment que era un hombre de pie a cabeza, íntegro, recto y justo, como padre era ejemplar, “era mi ídolo, desde niño lo acompañaba y lo vi jugar y batear muchos jonrones y como inicialista era elegante, seguro y muy inteligente” y añade que “lo extraño, porque era mi padre y amigo”.

“El Mocho” Olivas señaló que su padre era único… “muy sabio, discreto y sencillo, siempre me dio sabios consejos, me apoyó en el estudio y los primeros secretos del beisbol él me los enseñó, uno de sus grandes consejos fue que siempre jugara el beisbol con seriedad y responsabilidad y respeto a mis adversarios. ´El Zurdo´ era de buena madera y nos dejó su legado, por lo que nos sentimos orgullosos, sin duda mi viejo está en el cielo”.

La presente es un tributo al caballero de los diamantes, Gilberto Olivas Córdova. QEPD.