/ miércoles 25 de octubre de 2017

América eliminó al Cruz Azul de la Copa MX

Cruz Azul fue una vez más su víctima

América fue amo y señor de los Clásicos este semestre. Cruz Azul fue una vez más su víctima, misma de la cual se aprovechó para quedarse con el boleto a cuartos de final en la Copa MX mediante un solitario gol de Pablo Aguilar, quien puso el 1-0 definitivo.

Los Cementeros dejaron en casa a muchos elementos de peso y en el pecado llevaron la penitencia, ya que cuando necesitaron variantes, las opciones fueron pocas.

La polémica expulsión sobre Christian Giménez marcó el rumbo de un encuentro en donde las Águilas no fueron tan claras, pero aprovecharon mediante la pelota parada para coronar el triunfo.

La paternidad de los cremas sobre los celestes volvió a quedar reflejada en el estadio Azteca y alargaron la racha a siete partidos oficiales son caer con La Máquina.

 EL JUEGO

Con las heridas frescas todavía por el resultado en el Clásico de Liga, Cruz Azul llegó con sed de revancha al estadio Azteca, pero esta vez con la posibilidad de propinarle a su acérrimo rival la eliminación del torneo de Copa.

Las precauciones vinieron en esta ocasión por parte de Francisco Jémez, quien en busca de evitar sufrir de nueva cuenta la experiencia de días pasados, colocó dos volantes de contención fijos, lo cual le funcionó porque América no lució nada peligroso de inicio, con todo y que La Máquina prescindió de elementos de la jerarquía de Jesús Corona, Julio César Domínguez, Gabriel Peñalba y Martín Rodríguez.

Los azulcremas aceptaron la propuesta de los azules –que anoche vistieron de blanco- y territorialmente dominaron, aunque sin claridad y con abuso en las pelotas largas que trataron de ganar las espaldas de la zaga cementera con la velocidad de Lainez, Quintero e Ibarra, lo cual casi no sucedió.

Solamente un tiro de media distancia de Renato que Allison controló sin problemas fue lo que el local ofreció en los primeros 45 minutos, ya que aunque llegaron en más de una oportunidad a línea de fondo, no hubo un servicio con ventaja para los atacantes que pudiera tener la portería como destino.

Por su parte, los celestes en ofensiva desarrollaron más sus acciones y cerca estuvieron de irse al frente cuando vino un centro al corazón del área en el que Cauteruccio ganó la espalda de Valdez y metió un sólido testarazo que se fue apenas por encima de la meta de Marchesín.

Con la situación controlada, las cosas se le complicaron a la visita. Segundos antes del descanso, el “Chaco” Giménez fue a presionar la salida americanista en la esquina, ahí, Paul Aguilar intentó despejar, pero el 10 azul se barrió fuerte, y aunque la acción pareció llevarse primero la pelota por delante, fue meritoria de tarjeta roja para los ojos del silbante Marco Antonio Ortiz, quien sin dudarlo, mandó temprano a las regaderas a Christian.

Para el complemento, las Águilas reordenaron ideas y buscaron poner la pelota en el piso y circularla para buscar hacer valer el hombre de más. Fue así como finalmente pusieron en predicamentos a los defensas cruazulinos en un servicio rasante que rebotó en Allison y quedó en el aire, con el arquero vencido, simplemente para que Pablo Aguilar lo mandara a guardar con la cabeza, pero no fue así y el defensa paraguayo falló de forma increíble.

Pronto llegaría la revancha para el central milloneta. Pelota parada en los linderos del área, Quintero cobró con precisión a la ubicación de Aguilar, quien esta vez no falló y mandó al fondo de la red el balón con un violento testarazo.

Sin nada que perder, Jémez jugó su carta más fuerte en la banca al ingresar a Felipe Mora, con lo que cedió algo de terreno en la media cancha, sabedor de que la urgencia era conseguir el gol del empate a como diera lugar.

El chance inmejorable para Cruz Azul vino con un trazo largo desde la media cancha. El esférico fue peinado por Roco y dejó en un lugar privilegiado a Julián Velázquez, quien no fue capaz de capitalizar esa jugada, ya que definió suave y a donde estaba “Marche”, quien solamente recostó y atrapó la bala blanca.

Conforme el reloj avanzaba, los huecos en el cuadro bajo azul eran más claros; sin embargo, las Águilas no eran capaces de capitalizar y de cierta forma, dejaban la moneda en el aire para que cualquier cosa pudiera suceder en el cierre.

Aunque América regaló muchas faltas en el agregado, Cruz Azul no pudo meter un servicio de peligro, por lo que no inquietaron en demasía el área contraria. El silbatazo final vino, el dominio de uno sobre otro quedó de manifiesto y los “Millonetas” están en la siguiente ronda de Copa MX.

América fue amo y señor de los Clásicos este semestre. Cruz Azul fue una vez más su víctima, misma de la cual se aprovechó para quedarse con el boleto a cuartos de final en la Copa MX mediante un solitario gol de Pablo Aguilar, quien puso el 1-0 definitivo.

Los Cementeros dejaron en casa a muchos elementos de peso y en el pecado llevaron la penitencia, ya que cuando necesitaron variantes, las opciones fueron pocas.

La polémica expulsión sobre Christian Giménez marcó el rumbo de un encuentro en donde las Águilas no fueron tan claras, pero aprovecharon mediante la pelota parada para coronar el triunfo.

La paternidad de los cremas sobre los celestes volvió a quedar reflejada en el estadio Azteca y alargaron la racha a siete partidos oficiales son caer con La Máquina.

 EL JUEGO

Con las heridas frescas todavía por el resultado en el Clásico de Liga, Cruz Azul llegó con sed de revancha al estadio Azteca, pero esta vez con la posibilidad de propinarle a su acérrimo rival la eliminación del torneo de Copa.

Las precauciones vinieron en esta ocasión por parte de Francisco Jémez, quien en busca de evitar sufrir de nueva cuenta la experiencia de días pasados, colocó dos volantes de contención fijos, lo cual le funcionó porque América no lució nada peligroso de inicio, con todo y que La Máquina prescindió de elementos de la jerarquía de Jesús Corona, Julio César Domínguez, Gabriel Peñalba y Martín Rodríguez.

Los azulcremas aceptaron la propuesta de los azules –que anoche vistieron de blanco- y territorialmente dominaron, aunque sin claridad y con abuso en las pelotas largas que trataron de ganar las espaldas de la zaga cementera con la velocidad de Lainez, Quintero e Ibarra, lo cual casi no sucedió.

Solamente un tiro de media distancia de Renato que Allison controló sin problemas fue lo que el local ofreció en los primeros 45 minutos, ya que aunque llegaron en más de una oportunidad a línea de fondo, no hubo un servicio con ventaja para los atacantes que pudiera tener la portería como destino.

Por su parte, los celestes en ofensiva desarrollaron más sus acciones y cerca estuvieron de irse al frente cuando vino un centro al corazón del área en el que Cauteruccio ganó la espalda de Valdez y metió un sólido testarazo que se fue apenas por encima de la meta de Marchesín.

Con la situación controlada, las cosas se le complicaron a la visita. Segundos antes del descanso, el “Chaco” Giménez fue a presionar la salida americanista en la esquina, ahí, Paul Aguilar intentó despejar, pero el 10 azul se barrió fuerte, y aunque la acción pareció llevarse primero la pelota por delante, fue meritoria de tarjeta roja para los ojos del silbante Marco Antonio Ortiz, quien sin dudarlo, mandó temprano a las regaderas a Christian.

Para el complemento, las Águilas reordenaron ideas y buscaron poner la pelota en el piso y circularla para buscar hacer valer el hombre de más. Fue así como finalmente pusieron en predicamentos a los defensas cruazulinos en un servicio rasante que rebotó en Allison y quedó en el aire, con el arquero vencido, simplemente para que Pablo Aguilar lo mandara a guardar con la cabeza, pero no fue así y el defensa paraguayo falló de forma increíble.

Pronto llegaría la revancha para el central milloneta. Pelota parada en los linderos del área, Quintero cobró con precisión a la ubicación de Aguilar, quien esta vez no falló y mandó al fondo de la red el balón con un violento testarazo.

Sin nada que perder, Jémez jugó su carta más fuerte en la banca al ingresar a Felipe Mora, con lo que cedió algo de terreno en la media cancha, sabedor de que la urgencia era conseguir el gol del empate a como diera lugar.

El chance inmejorable para Cruz Azul vino con un trazo largo desde la media cancha. El esférico fue peinado por Roco y dejó en un lugar privilegiado a Julián Velázquez, quien no fue capaz de capitalizar esa jugada, ya que definió suave y a donde estaba “Marche”, quien solamente recostó y atrapó la bala blanca.

Conforme el reloj avanzaba, los huecos en el cuadro bajo azul eran más claros; sin embargo, las Águilas no eran capaces de capitalizar y de cierta forma, dejaban la moneda en el aire para que cualquier cosa pudiera suceder en el cierre.

Aunque América regaló muchas faltas en el agregado, Cruz Azul no pudo meter un servicio de peligro, por lo que no inquietaron en demasía el área contraria. El silbatazo final vino, el dominio de uno sobre otro quedó de manifiesto y los “Millonetas” están en la siguiente ronda de Copa MX.

Local

Aquella primera edición

El 20 de septiembre del 1964 circuló el primer ejemplar de LA VOZ DE LA FRONTERA.

Local

Los pendientes de Francisco Vega

El actual gobernador finaliza su carrera dentro de la política y el poder del PAN por 30 años en el estado

Local

Siempre hubo camaradería

LA VOZ DE LA FRONTERA enviaba con viáticos a reportear a otras partes de la República e incluso en Estados Unidos.

Local

Regresan desde EU ''oleada'' de migrantes cubanos

El retorno a México de solicitantes de asilo no es exclusivo para migrantes centroamericanos, sino de cualquier otra nacionalidad

Local

Aquella primera edición

El 20 de septiembre del 1964 circuló el primer ejemplar de LA VOZ DE LA FRONTERA.

Local

Siempre hubo camaradería

LA VOZ DE LA FRONTERA enviaba con viáticos a reportear a otras partes de la República e incluso en Estados Unidos.

Justicia

Ataque en bar de Uruapan deja al menos cinco muertos

El ataque ocurrió en el restaurante California Grills, en una zona exclusiva de la Ciudad de Uruapan

Local

Los pendientes de Francisco Vega

El actual gobernador finaliza su carrera dentro de la política y el poder del PAN por 30 años en el estado