/ martes 12 de marzo de 2019

Una lucha dentro y fuera del ring

Desde su debut en abril del 2015, Baronesa sostiene una batalla por la igualdad en su deporte en el que labra con fuerza su camino

Cuando tenía 12 años visitó por primera vez la Arena Coliseo de Mexicali, los vuelos, llaves, gritos, piruetas y golpes la hicieron encontrar su vocación.

Baronesa es la menor de cinco hermanos, es un caso atípico al no ser de una familia de luchadores. Rompió el molde y decidió entrenar para dedicarse de lleno a la lucha libre, este deporte que combina el teatro y el folklore mexicano, tan antiguo que data desde finales del siglo XIX, pero es hasta la actualidad que las mujeres han empezado a abrirse un camino.

“Me enamoré de ver cómo existen personas para poder volar, para hacer cosas que creíamos imposibles, no había mujeres, decidí entrenar con mi maestro Mr. Tempest y aquí estamos”, dijo la luchadora de 23 años.

En su antifaz reproduce los bordes de Mr. Tempest, pero ella la adaptó con diamantes y mantiene el color negro, ad hoc al bando de los rudos por el que siempre ha luchado.



Pero para llegar hasta el personaje al que da vida, hay que retroceder a cuando tenía 12 años y entrenó por vez primera, los sacrificios que ha tenido que hacer ya empiezan a rendir frutos.

“Así como me ha dado, la lucha también me ha quitado muchas cosas, me ha dado viajes, amigos, conocer a buenos amigos y también me ha quitado a algunos, me ha quitado tiempo con mi familia, pero ver una arena López Mateos llena, gritando mi nombre, vale la pena”.

Un accidente al llegar a la Ciudad de México le causó una lesión que necesitó de operación y estuvo seis meses inactiva. Tras terapias y conseguir un trabajo fuera de la lucha libre, pudo regresar a los cuadriláteros y tener una nueva oportunidad.

“Volví a entrenar, hubo mucha gente que me ayudó, me impulsaron a regresar, después de eso decidí ya no regresarme”.



Una vez en el negocio, las cosas no han sido sencillas, Baronesa lleva una lucha abajo del ring, esa que busca la igualdad en salarios, mejores posiciones en los carteles y respeto de parte de colegas.

“Cuando yo debuté fue una parte difícil en mi carrera, los luchadores te ponen muchas trabas, te ponen el pie, el decir que ´es mujer y no sabe luchar´, ´es mujer´ y ´por qué ella, no va a rendir igual que los hombres´, creo que ese machismo se va acabando”.

La lucha libre femenil inició en la Ciudad de México en 1935, adquirieron popularidad, en la década de los cincuenta fueron vetadas. Las mujeres volvieron al cuadrilátero en la capital del país en 1986 y desde el 2005 el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) tiene en su plantilla a cerca de 200 luchadores.

En las principales arenas del país los carteles siguen siendo protagonizados por hombres, es difícil que las mujeres ocupen la cabeza, pero han avanzado.



“Si tú mirabas un cartel de lucha libre, las mujeres estaban en las primeras y segundas luchas, pero estoy orgullosa de haber encabezado ya muchas carteleras, he estado también en las primeras, pero hay luchadores que dicen ´si ella va arriba que yo, entonces no lucho´, hay hombres que no les gusta ver luchas de mujeres, pero nos hemos ganado un lugar”.

El 23 de junio del 2018 Baronesa consiguió uno de los triunfos más importantes de su carrera al derrotar a la Hija de Porky ante un lleno en la arena López Mateos, su admiración por Faby Apache y Blue Demon la impulsan día a día.

Es así que entre maromas, horas de gimnasio, viajes cada semana, Baronesa mantiene su lucha diaria en un deporte dominado históricamente por hombre, pero que ellas esperan tomar pronto.


Cuando tenía 12 años visitó por primera vez la Arena Coliseo de Mexicali, los vuelos, llaves, gritos, piruetas y golpes la hicieron encontrar su vocación.

Baronesa es la menor de cinco hermanos, es un caso atípico al no ser de una familia de luchadores. Rompió el molde y decidió entrenar para dedicarse de lleno a la lucha libre, este deporte que combina el teatro y el folklore mexicano, tan antiguo que data desde finales del siglo XIX, pero es hasta la actualidad que las mujeres han empezado a abrirse un camino.

“Me enamoré de ver cómo existen personas para poder volar, para hacer cosas que creíamos imposibles, no había mujeres, decidí entrenar con mi maestro Mr. Tempest y aquí estamos”, dijo la luchadora de 23 años.

En su antifaz reproduce los bordes de Mr. Tempest, pero ella la adaptó con diamantes y mantiene el color negro, ad hoc al bando de los rudos por el que siempre ha luchado.



Pero para llegar hasta el personaje al que da vida, hay que retroceder a cuando tenía 12 años y entrenó por vez primera, los sacrificios que ha tenido que hacer ya empiezan a rendir frutos.

“Así como me ha dado, la lucha también me ha quitado muchas cosas, me ha dado viajes, amigos, conocer a buenos amigos y también me ha quitado a algunos, me ha quitado tiempo con mi familia, pero ver una arena López Mateos llena, gritando mi nombre, vale la pena”.

Un accidente al llegar a la Ciudad de México le causó una lesión que necesitó de operación y estuvo seis meses inactiva. Tras terapias y conseguir un trabajo fuera de la lucha libre, pudo regresar a los cuadriláteros y tener una nueva oportunidad.

“Volví a entrenar, hubo mucha gente que me ayudó, me impulsaron a regresar, después de eso decidí ya no regresarme”.



Una vez en el negocio, las cosas no han sido sencillas, Baronesa lleva una lucha abajo del ring, esa que busca la igualdad en salarios, mejores posiciones en los carteles y respeto de parte de colegas.

“Cuando yo debuté fue una parte difícil en mi carrera, los luchadores te ponen muchas trabas, te ponen el pie, el decir que ´es mujer y no sabe luchar´, ´es mujer´ y ´por qué ella, no va a rendir igual que los hombres´, creo que ese machismo se va acabando”.

La lucha libre femenil inició en la Ciudad de México en 1935, adquirieron popularidad, en la década de los cincuenta fueron vetadas. Las mujeres volvieron al cuadrilátero en la capital del país en 1986 y desde el 2005 el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) tiene en su plantilla a cerca de 200 luchadores.

En las principales arenas del país los carteles siguen siendo protagonizados por hombres, es difícil que las mujeres ocupen la cabeza, pero han avanzado.



“Si tú mirabas un cartel de lucha libre, las mujeres estaban en las primeras y segundas luchas, pero estoy orgullosa de haber encabezado ya muchas carteleras, he estado también en las primeras, pero hay luchadores que dicen ´si ella va arriba que yo, entonces no lucho´, hay hombres que no les gusta ver luchas de mujeres, pero nos hemos ganado un lugar”.

El 23 de junio del 2018 Baronesa consiguió uno de los triunfos más importantes de su carrera al derrotar a la Hija de Porky ante un lleno en la arena López Mateos, su admiración por Faby Apache y Blue Demon la impulsan día a día.

Es así que entre maromas, horas de gimnasio, viajes cada semana, Baronesa mantiene su lucha diaria en un deporte dominado históricamente por hombre, pero que ellas esperan tomar pronto.


Local

Desayuno escolar a más de 50 mil niños al inicio del próximo gobierno: Jaime Bonilla

El gobernador electo informó que habrá prioridad a escuelas enclavadas en zonas de muy alta marginación

Policiaca

Fallece persona de la tercera edad al subir escaleras del Congreso

Perdió la vida mientras recibía atención médica, producto de las lesiones provocadas por la caída.

Local

Lleva don Jaime Ortega 66 años de bombero

Desde los 17 años de edad se ha llenado de recuerdos y experiencias de vida que comparte con orgullo a las nuevas generaciones

Deportes

Es oficial: Guadalajara, sede preolímpica

El gobernador de jalisco y el presidente de la FMF, Yon de Luisa, informaron los detalles

Deportes

Todo listo para la edición XXXVII del Maratón de la Ciudad de México 2019

Para el evento se desplegará a 4 mil 252 elementos que se encargarán de la seguridad tanto de los corredores como de visitantes

Sociedad

Pese a reticencia de Aureoles, Federación construirá una planta agroindustrial en La Huacana

Pese a reticencia del gobernador, la federación construirá una planta agroindustrial en La Huacana

Futbol

Pumas y Veracruz empatan a cero en la Liga Femenil MX

El éxito coqueteó en ambos lados, pero la igualdad predominó en territorio felino

Gossip

Celso Piña, el mexicano que revolucionó la cumbia

Este año Celso Piña cumplió cuatro décadas de carrera, su último concierto fue en Acapulco en el Surf Music Fest en julio pasado

Gossip

La reina soy yo, un espejo de la vida a través del reguetón

La reina soy yo es un espejo de la vida a través de este ritmo musical, explicó el productor Harold Sánchez