/ jueves 23 de abril de 2020

¡Hay esperanza! Según estudio, los rayos solares podrían matar rápidamente el Covid-19

Según una investigación de EU, hay una posibilidad de que el calor pueda frenar la pandemia

Los rayos del sol podrían matar rápidamente el nuevo coronavirus, según un nuevo estudio presentado por la administración estadounidense este jueves, que da esperanzas sobre la posibilidad de que la pandemia se frene en el hemisferio norte durante el verano.

William Bryan, asesor sobre ciencia y tecnología del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, dijo en la Casa Blanca que los científicos del gobierno habían comprobado el fuerte impacto de los rayos ultravioletas sobre el coronavirus.

"Nuestra observación más llamativa hasta el momento es el potente efecto que la luz solar parece tener para matar el virus, tanto en superficies como en el aire", explicó durante la rueda de prensa diaria sobre la Covid-19.

Foto: Pixabay

"Hemos visto un efecto similar tanto en las temperaturas como en la humedad. El alza de las temperaturas o de la humedad, o de los dos, es generalmente menos favorable para el virus".

Los científicos barajan desde la aparición del virus la posibilidad de que se debilite con el aumento de las temperaturas, es decir, con la llegada del verano al hemisferio norte.

Bryan mostró un resumen de los resultados del experimento llevado a cabo en el Centro Nacional de Análisis y Contramedidas de Biodefensa.

El estudio mostró que, con una temperatura de entre 21 y 24 °C y una humedad del 20% en una superficie no porosa, el virus tarda 18 horas en reducirse de mitad.

Foto: Pixabay

Eso ocurrió en seis horas cuando el coronavirus fue sometido a la misma temperatura pero con una humedad del 80%, y en apenas dos minutos cuando se añadió la exposición a la luz solar a la ecuación.

Los científicos hicieron también el experimento para medir el impacto de esas variantes sobre el virus en el aire.

El patógeno en suspensión en el aire se redujo de mitad en una hora, con una temperatura de entre 21 y 24 °C y una humedad del 20%. En presencia de luz solar, apenas tardó un minuto y medio para hacerlo.

Foto: Pixabay

Bryan afirmó que las condiciones veraniegas "crearán un entorno en el que una transmisión pueda bajar". Pero avisó que una menor propagación no significa que el patógeno será totalmente eliminado y que las directrices de distanciamiento social no podrán levantarse totalmente.

Los rayos del sol podrían matar rápidamente el nuevo coronavirus, según un nuevo estudio presentado por la administración estadounidense este jueves, que da esperanzas sobre la posibilidad de que la pandemia se frene en el hemisferio norte durante el verano.

William Bryan, asesor sobre ciencia y tecnología del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, dijo en la Casa Blanca que los científicos del gobierno habían comprobado el fuerte impacto de los rayos ultravioletas sobre el coronavirus.

"Nuestra observación más llamativa hasta el momento es el potente efecto que la luz solar parece tener para matar el virus, tanto en superficies como en el aire", explicó durante la rueda de prensa diaria sobre la Covid-19.

Foto: Pixabay

"Hemos visto un efecto similar tanto en las temperaturas como en la humedad. El alza de las temperaturas o de la humedad, o de los dos, es generalmente menos favorable para el virus".

Los científicos barajan desde la aparición del virus la posibilidad de que se debilite con el aumento de las temperaturas, es decir, con la llegada del verano al hemisferio norte.

Bryan mostró un resumen de los resultados del experimento llevado a cabo en el Centro Nacional de Análisis y Contramedidas de Biodefensa.

El estudio mostró que, con una temperatura de entre 21 y 24 °C y una humedad del 20% en una superficie no porosa, el virus tarda 18 horas en reducirse de mitad.

Foto: Pixabay

Eso ocurrió en seis horas cuando el coronavirus fue sometido a la misma temperatura pero con una humedad del 80%, y en apenas dos minutos cuando se añadió la exposición a la luz solar a la ecuación.

Los científicos hicieron también el experimento para medir el impacto de esas variantes sobre el virus en el aire.

El patógeno en suspensión en el aire se redujo de mitad en una hora, con una temperatura de entre 21 y 24 °C y una humedad del 20%. En presencia de luz solar, apenas tardó un minuto y medio para hacerlo.

Foto: Pixabay

Bryan afirmó que las condiciones veraniegas "crearán un entorno en el que una transmisión pueda bajar". Pero avisó que una menor propagación no significa que el patógeno será totalmente eliminado y que las directrices de distanciamiento social no podrán levantarse totalmente.

Local

Regresa calor a Mexicali, llegará hasta los 43 grados centígrados

El SMN estima que una línea seca se extendienda sobre el norte del país

Local

Prohibidas las actividades de senderismo

En el caso del Cañón de Guadalupe, Protección Civil señaló que está cerrado al público

Local

Quitan puestos sobre ruedas de Valle de Puebla

Vendedores ambulantes fueron desalojados al no cumplir la orden municipal de no instalación por el periodo de contingencia

Sociedad

OMS postula a López-Gatell para ser parte de su equipo de expertos

El funcionario contribuirá a redactar el nuevo reglamento sanitario internacional, informó AMLO

Sociedad

Más de dos mil 800 mexicanos están varados en el exterior

Barbados es el país con más mexicanos varados, con 362, seguido de Argentina, que registra 316, ambos sin viajes comerciales

Mundo

Sudáfrica cierra la mina de oro más profunda del mundo por 164 casos de Covid-19

Debido a las medidas para frenar el coronavirus en este país, las minas habían sido cerradas desde el 27 de marzo

Sociedad

¡Ninguna Sana Distancia! Exhiben a jarochos haciendo fiestas en pleno pico de pandemia

Veracruzanos continúan reuniéndose a pesar de la contingencia sanitaria por Covid-19

Círculos

Le desean lo mejor a Guadalupe Orozco

Con una agradable fiesta fue agasajada Guadalupe, pues llegó a 50 años

Sociedad

Iniciativa "Juntos por la Salud" dona 5.6 millones equipos de protección

Asimismo, donó mil respiradores no invasivos para pacientes con Covid-19