/ jueves 11 de julio de 2019

Exceso de CO2 culminaría en extinción masiva

Las emisiones descontroladas pueden desencadenar un reflejo en el ciclo del carbono con consecuencias devastadoras al planeta

NUEVA YORK.- Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) pueden desencadenar un reflejo en el ciclo del carbono con consecuencias devastadoras al planeta, afirmó Daniel Rothman, profesor de geofísica y codirector del Centro Lorenz en el Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmosféricas y Planetarias del MIT.

En 2017, Rothman anunció que “para finales de este siglo, es probable que el planeta alcance un umbral crítico, basado en la rápida velocidad a la que los humanos están agregando dióxido de carbono a la atmósfera. Cuando crucemos ese umbral, es probable que pongamos en marcha un tren de carga de consecuencias, que potencialmente culminará en la sexta extinción en masa de la Tierra”.

Desde entonces, el investigador ha tratado de comprender mejor esa predicción y, de manera más general, la forma como responde el ciclo del carbono una vez que supera un umbral crítico. “En el nuevo documento, ha desarrollado un modelo matemático simple para representar el ciclo del carbono en el océano superior de la Tierra y cómo podría comportarse cuando se cruce este umbral”.

Señaló que “cuando la velocidad a la que el dióxido de carbono ingresa en los océanos supera un cierto umbral, ya sea como resultado de una estallido repentino o una afluencia lenta y constante, la Tierra puede responder con una cascada de retroalimentación química desbocada, lo que lleva a una acidificación extrema del océano que amplifica los efectos del disparador original. Este reflejo global causa enormes cambios en la cantidad de carbono contenido en los océanos de la Tierra, y los geólogos pueden ver evidencia de estos cambios en las capas de sedimentos preservados durante cientos de millones de años”, apuntó en un estudio publicado en el sitio web del Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmosféricas y Planetarias del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés).

Rothman examinó estos registros geológicos y observó que “durante los últimos 540 millones de años, la reserva de carbono en el océano cambió bruscamente, luego se recuperó, docenas de veces de una manera similar a la naturaleza abrupta de una espina neuronal. 'Esta excitación del ciclo del carbono ocurrió más dramáticamente cerca del momento de cuatro de las cinco grandes extinciones masivas en la historia de la Tierra'”.

Los científicos atribuyen diversos desencadenantes a estos eventos y que los cambios en el carbono oceánico que siguieron fueron proporcionales al desencadenante inicial; por ejemplo, “cuanto más pequeño es el desencadenante, menor es la lluvia ambiental”, apuntó la investigación.

“¿Qué tiene todo esto que ver con nuestro clima moderno? Los océanos están ahora absorbiendo carbono alrededor de un orden de magnitud más rápido que el peor de los casos en el registro geológico: la extinción final del Pérmico”, consideró.

Rothman destacó: estamos “en el precipicio de la excitación”, y si ocurre, el pico resultante, como se evidencia a través de la acidificación de los océanos, la extinción de especies y más, es probable que sea similar a las catástrofes globales del pasado.

NUEVA YORK.- Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) pueden desencadenar un reflejo en el ciclo del carbono con consecuencias devastadoras al planeta, afirmó Daniel Rothman, profesor de geofísica y codirector del Centro Lorenz en el Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmosféricas y Planetarias del MIT.

En 2017, Rothman anunció que “para finales de este siglo, es probable que el planeta alcance un umbral crítico, basado en la rápida velocidad a la que los humanos están agregando dióxido de carbono a la atmósfera. Cuando crucemos ese umbral, es probable que pongamos en marcha un tren de carga de consecuencias, que potencialmente culminará en la sexta extinción en masa de la Tierra”.

Desde entonces, el investigador ha tratado de comprender mejor esa predicción y, de manera más general, la forma como responde el ciclo del carbono una vez que supera un umbral crítico. “En el nuevo documento, ha desarrollado un modelo matemático simple para representar el ciclo del carbono en el océano superior de la Tierra y cómo podría comportarse cuando se cruce este umbral”.

Señaló que “cuando la velocidad a la que el dióxido de carbono ingresa en los océanos supera un cierto umbral, ya sea como resultado de una estallido repentino o una afluencia lenta y constante, la Tierra puede responder con una cascada de retroalimentación química desbocada, lo que lleva a una acidificación extrema del océano que amplifica los efectos del disparador original. Este reflejo global causa enormes cambios en la cantidad de carbono contenido en los océanos de la Tierra, y los geólogos pueden ver evidencia de estos cambios en las capas de sedimentos preservados durante cientos de millones de años”, apuntó en un estudio publicado en el sitio web del Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmosféricas y Planetarias del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés).

Rothman examinó estos registros geológicos y observó que “durante los últimos 540 millones de años, la reserva de carbono en el océano cambió bruscamente, luego se recuperó, docenas de veces de una manera similar a la naturaleza abrupta de una espina neuronal. 'Esta excitación del ciclo del carbono ocurrió más dramáticamente cerca del momento de cuatro de las cinco grandes extinciones masivas en la historia de la Tierra'”.

Los científicos atribuyen diversos desencadenantes a estos eventos y que los cambios en el carbono oceánico que siguieron fueron proporcionales al desencadenante inicial; por ejemplo, “cuanto más pequeño es el desencadenante, menor es la lluvia ambiental”, apuntó la investigación.

“¿Qué tiene todo esto que ver con nuestro clima moderno? Los océanos están ahora absorbiendo carbono alrededor de un orden de magnitud más rápido que el peor de los casos en el registro geológico: la extinción final del Pérmico”, consideró.

Rothman destacó: estamos “en el precipicio de la excitación”, y si ocurre, el pico resultante, como se evidencia a través de la acidificación de los océanos, la extinción de especies y más, es probable que sea similar a las catástrofes globales del pasado.

Local

Muere policía de El Centro por Covid-19

Coronel, de 51 años, contrajo la enfermedad al estar en funciones

Local

Piden controles sanitarios en garitas de la frontera norte

Baja California de las fronteras más transitadas del país

Local

Preparatoria militar en BC para atacar problemáticas de adolescentes

La primera generación constará de 200 estudiantes, informó el Fiscal general Guillermo Ruiz

Finanzas

Disruptores | Hero Network: Todo, menos un juego

Francisco Robin conecta a millones de aficionados al gaming con equipos de eSports de todo el mundo y que buscan monetizar su afición

Política

Sánchez Cordero urge política de protección para mujeres

Los centros de Justicia para las Mujeres deben ser fortalecidos en sus capacidades institucionales para brindar servicios de calidad

Mundo

Brasil gastó millones en portales de fake news

El gobierno de Bolsonaro pagó publicidad oficial a páginas web investigadas por difundir noticias falsas

Mundo

El mundo se vuelca a encontrar la vacuna contra Covid-19

Aunque es incierto cuánto tiempo pueda tardar en encontrarse el antídoto, el laboratorio AstraZeneca, en conjunto con la Universidad de Oxford, probarán una fórmula en Brasil

Mundo

Durante 2019, el mundo perdió un área de bosque equivalente al tamaño de Suiza

La epidemia del covid-19 podría agravar las cosas en todos aquellos países donde los gobiernos tienen dificultades para hacer respetar las leyes en sus bosques tropicales

Mundo

Álvaro Uribe, en la mira por espionaje

La revista Semana destapó en mayo una trama de espionaje contra unos 130 periodistas, políticos, militares e incluso exfuncionarios de la Presidencia