imagotipo

El primer vuelo del increíble taxi volador eléctrico

  • Redacción LA VOZ en Línea
  • en OMG!

Lilium Aviation, la empresa responsable de Lilium Jet,  ha realizado su primer vuelo de prueba en Alemania, esto bajo un ambiente controlado y sin piloto.

Para lograrlo se controló de forma remota poniendo a prueba parte de los sistemas de navegación autónoma.

Para celebrar esta hazaña, la compañía dió a conocer el vídeo de su primer vuelo, donde podemos ver cómo logra despegar de forma vertical para posteriormente ajustar sus turbinas giratorias y así poder emprender el vuelo.

La aeronave cuenta un diseño peculiar que consta de un ala de 10 metros de largo donde se encuentran 36 pequeñas turbinas colocadas sobre 12 alerones que les permiten girar para los despegues y aterrizajes, así como para impulsar a la aeronave en el aire. Según sus responsables, su batería eléctrica permite tener una autonomía de hasta 300 kilómetros bajo una velocidad máxima de 300 km/h.

La compañía asegura que el Lilium Jet usa el mismo tipo de batería que un coche Tesla, lo que hace que pueda consumir hasta 90% de energía en comparación de otros desarrollos basados en aeronaves tipo drone para transporte personal.

Este primer prototipo tiene espacio para dos pasajeros, pero la versión final apunta a tener capacidad para cinco personas ya que el objetivo es que sirva como una especie de “Uber volador” para zonas urbanas. En un futuro se espera podamos reservar nuestro vuelo desde un smartphone para posteriormente dirigirnos a la zona de despegue y así realizar nuestro viaje, el cual apunta a ser de bajo coste a través de aeronaves pilotadas de forma autónoma.

Asimismo, Lilium Jet tendrá la capacidad de ser pilotada por un ser humano, lo que servirá para viajes privados o para que las empresas pueden adquirir aeronaves para sus servicios. En estos casos, se incorporarán sistemas de seguridad que incluirán paracaídas y algo que han llamado “Sistema de Protección de Sobrevuelo”, con el que los sistemas de vuelo estarán restringidos para que los pilotos no hagan maniobras fuera de los parámetros.

Lilium no es la única empresa que está buscando entrar en el negocio de los taxis voladores, ya tenemos el caso de Airbus, Google, e incluso la misma Uber, por lo que en algunos años esto apunta a ser un negocio importante.