/ lunes 4 de abril de 2022

Beat: La prepandemia ya no es relevante

El director de la empresa dice que durante la pandemia tuvieron que innovar con autos eléctricos y choferes contratados, iniciativas que ahora los desmarcan del resto

Ya no tiene sentido hablar de tiempos de prepandemia, dice el director general para México de la empresa global de electromovilidad Beat, Enrique Mendoza.

Hay que ajustarse a las nuevas realidades a pesar de que los planes no se concretaron y reaccionar rápido si es que se quiere seguir vigente, explica en entrevista.

"No podemos seguir continuamente pensando en cómo era la vida antes de la pandemia. Hay que asumir que hay una nueva realidad y trabajar dentro de los nuevos estándares. Cuando hay una crisis tienes que redefinir tu estrategia y ver qué oportunidades se te presentan", platica.

Es con esta lógica que Beat utilizó la pandemia para replantear su oferta de valor en un mercado tan deprimido como lo fue el de la movilidad durante los meses de encierro, y así diferenciarse de la creciente competencia global.

Fiel al concepto tradicional del ride hailing, Beat conecta a millones de pasajeros con conductores disponibles cercanos en tiempo real. A través de la aplicación se puede solicitar un conductor 24/7 con la facilidad de hacerlo sólo presionando un botón.

El principal diferenciador de la plataforma es el uso de autos eléctricos de su propiedad de las marcas Tesla y Jac, así como la implementación de choferes entrenados y empleados directamente por Beat.

Este servicio de electromovilidad es único de México, pues Beat al momento no lo ha exportado a los otros países donde opera.

Uno de los pilares de la experiencia es la medición de la satisfacción de los usuarios sobre sus viajes. Beat ha creado toda una plataforma basada en datos para que los choferes conozcan sus calificaciones y cómo se comparan con el resto.

Según la empresa, el ser propietaria de las unidades así como emplear directamente a los choferes, quienes reciben un salario independiente de los viajes que realicen, le permite ofrecer niveles de seguridad, comodidad, calidad y disponibilidad superior al de otras plataformas.

"El modelo se fraguó en el transcurso de los primeros meses de la pandemia y creemos que realmente este servicio está transformando la movilidad en México y en Latinoamérica. Nos permite controlar la experiencia del viaje de inicio a fin", explica Enrique.

"Nos motiva mucho ver la aceptación que está teniendo en el mercado. Está ofreciendo una experiencia de movilidad muy superior a la de nuestros competidores".

Foto: Cortesía

A la par de este servicio premium, Beat mantiene el modelo tradicional de viajes con autos particulares manejados por personas en busca de ingresos extra u horarios flexibles.

De acuerdo con Enrique ambas opciones conviven dentro de la plataforma de manera orgánica, siendo utilizadas para diferentes ocasiones. Cuenta que el 20 por ciento de los usuarios de Beat utilizan el servicio tradicional así como el de electromovilidad.

El ride hailing tradicional –explica– ofrece a los choferes que así lo desean flexibilidad en horarios e ingresos, además de que permite tarifas más bajas para los usuarios, conveniencias que no se espera pierdan relevancia en el mediano plazo.

"Cuando surgió el ride hailing no cabe duda que transformó la manera en cómo uno se movía, fue un parteaguas (...), pero al final del día tú no podías comprobar cuál era la calidad de la experiencia y el estado de la unidad. Y en ese sentido sí creemos que estamos estableciendo un nuevo estándar".

Sin embargo, el ejecutivo asegura que la electromovilidad es el principal plan de ruta hacia el futuro para la marca, en la medida en que el costo de los autos eléctricos baje y su disponibilidad aumente, así como la de las subestaciones de carga.

La contratación de choferes y compra de unidades propias, por ejemplo, es un subproducto en parte por la escasez de autos eléctricos en manos de particulares.

Sobre esto, Enrique confiesa que los problemas de abasto en Tesla ocasionados por la pandemia y la escasez de componentes tecnológicos han sido un reto al que Beat se ha tenido que enfrentar; sin embargo –dice– los pedidos de nuevas unidades al momento están asegurados, especialmente los que han hecho a Jac Motors.

Para el ejecutivo, la novedad que representa subirse a un auto eléctrico en México ha sido uno de los catalizadores en la aceptación de la marca, la cual se asegura que las unidades estén completamente brandeadas con la imagen institucional.

"La novedad definitivamente ha sido uno de los factores que ha motivado su uso y a que más gente utilice el servicio, pero también es cierto que vemos una recurrencia en el uso que va mucho más allá, es algo que realmente vale la pena pagar.

"La idea de lanzar esta nueva clase de servicio es democratizar la electro movilidad, hacer que esta experiencia superior de transporte sea más accesible a un mayor número de personas".

Foto: Cortesía

Batalla griega

Fundada en 2010 en Grecia por Nikos Drandakis bajo el nombre de Taxibeat, la plataforma ha hecho de América Latina su centro de operaciones, la cual representa el 90 por ciento de su actividad derivado de su presencia en Chile, Perú, Colombia, México y Argentina.

En 2017 fue adquirida por la competidora MyTaxi por 43 millones de dólares, subsidiaria de la armadora internacional Daimler AG, con la cual ingresó al negocio de ride hailing en alianza con BMW.

En aquel año Beat ya contabilizaba 15 mil conductores y 800 mil usuarios sólo en Perú a tres años de haber comenzado a operar ahí, donde desplazó a Uber como líder de mercado.

De acuerdo con expertos en el tema, las principales ciudades latinoamericanas representan algunos de los mercados más prometedores para la industria de la movilidad en todo el mundo, derivado de su crecimiento inmobiliario, adopción de nuevas tecnologías y el colapso de sus sistemas de transporte público.

"Ofrecemos una aplicación móvil para compartir viajes como lo hace Uber, pero ahí es donde terminan las similitudes. Lo que hacemos es desarrollar una cultura que impulsa la ejecución despiadada y que al mismo tiempo que presiona para ser buenos tipos, aquí no sobreviven los imbéciles", escribió Drandakis en 2018 para el blog corporativo de Beat.

Enrique es el cuarto director de Beat en México en sólo tres años. Primero fue Cécile Novión, quien permaneció en el cargo hasta septiembre del 2019 para irse a dirigir las operaciones en toda Latam. Luego Carlos Lieja, quien venía de ser el CEO del sitio de recetas de cocina Kiwilimón y ocupó el cargo hasta septiembre del 2020. Finalmente Mauricio López se hizo cargo de los controles en medio de la pandemia hasta mayo del 2021 cuando se convirtió en gerente general de nuevas verticales y dio paso a la gestión de Enrique.

Fue durante la gestión de Mauricio López que Beat configuró el lanzamiento de su plan de electromovilidad para México en octubre del 2020, mientras que a Enrique le ha tocado consolidarla y expandirla.

Enrique había trabajado como director de Operaciones en México y antes como director de categorías como Medios y Electrónica de Consumo en Amazon, así como consultor para el Boston Consulting Group.

Este no es el primer round de la plataforma en México. Cuando aún era Taxibeat probó suerte en el mercado con un modelo diferente al actual, en el que los usuarios llamaban a los taxis cercanos a su ubicación para acordar los viajes.

La incursión en ese entonces no resultó fructífera y la plataforma se retiró para replantearse a sí misma.

Sobre este fracaso inicial Drandakis explicó a Forbes en la referida entrevista que no contaban con los recursos monetarios y de experiencia necesarios para tener éxito en un mercado tan complicado como el mexicano.

A su regreso a México la plataforma aseguró que planeaba convertirse en una de las principales plataformas de movilidad en el país.

Foto: Cortesía

Para lograr sus planes de expansión Beat tendría que tener participación de mercado directamente de Uber, cuyas operaciones en México son de las más importantes para la marca.

Asimismo, debe competir con plataformas que han buscado hacerse de un espacio como la china Didi, la española Cabify o la estadounidense Lyft, la cual ha comenzado a hacer contrataciones y se espera llegue a México este año.

Según métricas de la consultoría en mercados The Competitive Intelligence Unit, a enero del 2020 Uber mantenía en México una participación de mercado del 80 por ciento, seguida por Cabify con 14 por ciento y Didi con 4 por ciento. A Beat le asignaba por su parte una cuota del 1 por ciento.

De acuerdo con la firma, el valor de mercado de ride hailing en el país habría alcanzado en 2019 los 280 millones de dólares, un aumento del 17 por ciento respecto al 2018.

Como era de esperarse, Enrique confiesa que los planes de expansión de Beat en México tuvieron que modificarse por la pandemia derivado de la reducción del negocio del ride hailing que acompañó al confinamiento.

De acuerdo con él, el número de viajes cayeron 70 por ciento durante el 2020 respecto al año previo, mientras que la repartición del mercado permaneció casi sin cambios.

"Claramente hubo a nivel mundial un gran shock en la industria de la movilidad a raíz de la pandemia, la cual obviamente afectó mucho los patrones de movilidad en México; sin embargo, algo que no hemos dejado de hacer es innovar, no significó una paralización, sino una oportunidad para ver cómo nos diferenciábamos", platica.

"Los objetivos y proyecciones que se tenían como industria y compañía se han retrasado. La presencia en los lugares de trabajo va a ser menor a la que había antes y eso es algo que hay que aceptar. Habiendo dicho eso, ya hay momentos del día y en muchos lados donde la movilidad está más o menos en los niveles pre-pandemia. Somos optimistas, la movilidad se está recuperando y hacia adelante seguirá creciendo".

Según explica Enrique, la marca llegó a México con una tesis de diferenciación respecto a otras plataformas basada en viajes baratos. No obstante con el tiempo ha ido migrando a la actual: servicio premium de electromovilidad que eleva la vara respecto a la oferta existente en el ride hailing.

Así, México representa para la marca el principal espacio donde está concretando sus planes globales para un futuro en el que debe poder sacar ventaja respecto a otras plataformas con base en su propia propuesta de valor.

Luego de la experiencia en la Ciudad de México, dice, la marca ya está en planes de llevar el servicio a otras urbes así como a otros países.

Los principales retos son aumentar el número de su flotilla, de conductores capacitados, así como incrementar el conocimiento de la marca entre los no iniciados.

"¿Por qué pensamos en diferenciarnos así? Nuestro modelo de negocios se definió, se perfeccionó y se lanzó en pandemia, parte de una necesidad que veíamos que no estaba plenamente resuelta en el mercado y que era el acceso a la electromovilidad y a un mejor servicio.

"Para nosotros el futuro de la movilidad es la movilidad eléctrica. Claramente es la principal apuesta estratégica como compañía, creo que representa una gran diferencia respecto lo que pueden ofrecer nuestros nuestros competidores.

"Y segundo, porque la verdad vamos para allá como mundo, simplemente nos estamos anticipando al futuro y estamos abriendo brecha. No significa que ya no sea relevante el ride hailing tradicional, pero sí queremos encaminarnos hacia una nueva dirección. Mientras más temprano estemos ahí podremos capturar y hacer crecer este mercado".

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Ya no tiene sentido hablar de tiempos de prepandemia, dice el director general para México de la empresa global de electromovilidad Beat, Enrique Mendoza.

Hay que ajustarse a las nuevas realidades a pesar de que los planes no se concretaron y reaccionar rápido si es que se quiere seguir vigente, explica en entrevista.

"No podemos seguir continuamente pensando en cómo era la vida antes de la pandemia. Hay que asumir que hay una nueva realidad y trabajar dentro de los nuevos estándares. Cuando hay una crisis tienes que redefinir tu estrategia y ver qué oportunidades se te presentan", platica.

Es con esta lógica que Beat utilizó la pandemia para replantear su oferta de valor en un mercado tan deprimido como lo fue el de la movilidad durante los meses de encierro, y así diferenciarse de la creciente competencia global.

Fiel al concepto tradicional del ride hailing, Beat conecta a millones de pasajeros con conductores disponibles cercanos en tiempo real. A través de la aplicación se puede solicitar un conductor 24/7 con la facilidad de hacerlo sólo presionando un botón.

El principal diferenciador de la plataforma es el uso de autos eléctricos de su propiedad de las marcas Tesla y Jac, así como la implementación de choferes entrenados y empleados directamente por Beat.

Este servicio de electromovilidad es único de México, pues Beat al momento no lo ha exportado a los otros países donde opera.

Uno de los pilares de la experiencia es la medición de la satisfacción de los usuarios sobre sus viajes. Beat ha creado toda una plataforma basada en datos para que los choferes conozcan sus calificaciones y cómo se comparan con el resto.

Según la empresa, el ser propietaria de las unidades así como emplear directamente a los choferes, quienes reciben un salario independiente de los viajes que realicen, le permite ofrecer niveles de seguridad, comodidad, calidad y disponibilidad superior al de otras plataformas.

"El modelo se fraguó en el transcurso de los primeros meses de la pandemia y creemos que realmente este servicio está transformando la movilidad en México y en Latinoamérica. Nos permite controlar la experiencia del viaje de inicio a fin", explica Enrique.

"Nos motiva mucho ver la aceptación que está teniendo en el mercado. Está ofreciendo una experiencia de movilidad muy superior a la de nuestros competidores".

Foto: Cortesía

A la par de este servicio premium, Beat mantiene el modelo tradicional de viajes con autos particulares manejados por personas en busca de ingresos extra u horarios flexibles.

De acuerdo con Enrique ambas opciones conviven dentro de la plataforma de manera orgánica, siendo utilizadas para diferentes ocasiones. Cuenta que el 20 por ciento de los usuarios de Beat utilizan el servicio tradicional así como el de electromovilidad.

El ride hailing tradicional –explica– ofrece a los choferes que así lo desean flexibilidad en horarios e ingresos, además de que permite tarifas más bajas para los usuarios, conveniencias que no se espera pierdan relevancia en el mediano plazo.

"Cuando surgió el ride hailing no cabe duda que transformó la manera en cómo uno se movía, fue un parteaguas (...), pero al final del día tú no podías comprobar cuál era la calidad de la experiencia y el estado de la unidad. Y en ese sentido sí creemos que estamos estableciendo un nuevo estándar".

Sin embargo, el ejecutivo asegura que la electromovilidad es el principal plan de ruta hacia el futuro para la marca, en la medida en que el costo de los autos eléctricos baje y su disponibilidad aumente, así como la de las subestaciones de carga.

La contratación de choferes y compra de unidades propias, por ejemplo, es un subproducto en parte por la escasez de autos eléctricos en manos de particulares.

Sobre esto, Enrique confiesa que los problemas de abasto en Tesla ocasionados por la pandemia y la escasez de componentes tecnológicos han sido un reto al que Beat se ha tenido que enfrentar; sin embargo –dice– los pedidos de nuevas unidades al momento están asegurados, especialmente los que han hecho a Jac Motors.

Para el ejecutivo, la novedad que representa subirse a un auto eléctrico en México ha sido uno de los catalizadores en la aceptación de la marca, la cual se asegura que las unidades estén completamente brandeadas con la imagen institucional.

"La novedad definitivamente ha sido uno de los factores que ha motivado su uso y a que más gente utilice el servicio, pero también es cierto que vemos una recurrencia en el uso que va mucho más allá, es algo que realmente vale la pena pagar.

"La idea de lanzar esta nueva clase de servicio es democratizar la electro movilidad, hacer que esta experiencia superior de transporte sea más accesible a un mayor número de personas".

Foto: Cortesía

Batalla griega

Fundada en 2010 en Grecia por Nikos Drandakis bajo el nombre de Taxibeat, la plataforma ha hecho de América Latina su centro de operaciones, la cual representa el 90 por ciento de su actividad derivado de su presencia en Chile, Perú, Colombia, México y Argentina.

En 2017 fue adquirida por la competidora MyTaxi por 43 millones de dólares, subsidiaria de la armadora internacional Daimler AG, con la cual ingresó al negocio de ride hailing en alianza con BMW.

En aquel año Beat ya contabilizaba 15 mil conductores y 800 mil usuarios sólo en Perú a tres años de haber comenzado a operar ahí, donde desplazó a Uber como líder de mercado.

De acuerdo con expertos en el tema, las principales ciudades latinoamericanas representan algunos de los mercados más prometedores para la industria de la movilidad en todo el mundo, derivado de su crecimiento inmobiliario, adopción de nuevas tecnologías y el colapso de sus sistemas de transporte público.

"Ofrecemos una aplicación móvil para compartir viajes como lo hace Uber, pero ahí es donde terminan las similitudes. Lo que hacemos es desarrollar una cultura que impulsa la ejecución despiadada y que al mismo tiempo que presiona para ser buenos tipos, aquí no sobreviven los imbéciles", escribió Drandakis en 2018 para el blog corporativo de Beat.

Enrique es el cuarto director de Beat en México en sólo tres años. Primero fue Cécile Novión, quien permaneció en el cargo hasta septiembre del 2019 para irse a dirigir las operaciones en toda Latam. Luego Carlos Lieja, quien venía de ser el CEO del sitio de recetas de cocina Kiwilimón y ocupó el cargo hasta septiembre del 2020. Finalmente Mauricio López se hizo cargo de los controles en medio de la pandemia hasta mayo del 2021 cuando se convirtió en gerente general de nuevas verticales y dio paso a la gestión de Enrique.

Fue durante la gestión de Mauricio López que Beat configuró el lanzamiento de su plan de electromovilidad para México en octubre del 2020, mientras que a Enrique le ha tocado consolidarla y expandirla.

Enrique había trabajado como director de Operaciones en México y antes como director de categorías como Medios y Electrónica de Consumo en Amazon, así como consultor para el Boston Consulting Group.

Este no es el primer round de la plataforma en México. Cuando aún era Taxibeat probó suerte en el mercado con un modelo diferente al actual, en el que los usuarios llamaban a los taxis cercanos a su ubicación para acordar los viajes.

La incursión en ese entonces no resultó fructífera y la plataforma se retiró para replantearse a sí misma.

Sobre este fracaso inicial Drandakis explicó a Forbes en la referida entrevista que no contaban con los recursos monetarios y de experiencia necesarios para tener éxito en un mercado tan complicado como el mexicano.

A su regreso a México la plataforma aseguró que planeaba convertirse en una de las principales plataformas de movilidad en el país.

Foto: Cortesía

Para lograr sus planes de expansión Beat tendría que tener participación de mercado directamente de Uber, cuyas operaciones en México son de las más importantes para la marca.

Asimismo, debe competir con plataformas que han buscado hacerse de un espacio como la china Didi, la española Cabify o la estadounidense Lyft, la cual ha comenzado a hacer contrataciones y se espera llegue a México este año.

Según métricas de la consultoría en mercados The Competitive Intelligence Unit, a enero del 2020 Uber mantenía en México una participación de mercado del 80 por ciento, seguida por Cabify con 14 por ciento y Didi con 4 por ciento. A Beat le asignaba por su parte una cuota del 1 por ciento.

De acuerdo con la firma, el valor de mercado de ride hailing en el país habría alcanzado en 2019 los 280 millones de dólares, un aumento del 17 por ciento respecto al 2018.

Como era de esperarse, Enrique confiesa que los planes de expansión de Beat en México tuvieron que modificarse por la pandemia derivado de la reducción del negocio del ride hailing que acompañó al confinamiento.

De acuerdo con él, el número de viajes cayeron 70 por ciento durante el 2020 respecto al año previo, mientras que la repartición del mercado permaneció casi sin cambios.

"Claramente hubo a nivel mundial un gran shock en la industria de la movilidad a raíz de la pandemia, la cual obviamente afectó mucho los patrones de movilidad en México; sin embargo, algo que no hemos dejado de hacer es innovar, no significó una paralización, sino una oportunidad para ver cómo nos diferenciábamos", platica.

"Los objetivos y proyecciones que se tenían como industria y compañía se han retrasado. La presencia en los lugares de trabajo va a ser menor a la que había antes y eso es algo que hay que aceptar. Habiendo dicho eso, ya hay momentos del día y en muchos lados donde la movilidad está más o menos en los niveles pre-pandemia. Somos optimistas, la movilidad se está recuperando y hacia adelante seguirá creciendo".

Según explica Enrique, la marca llegó a México con una tesis de diferenciación respecto a otras plataformas basada en viajes baratos. No obstante con el tiempo ha ido migrando a la actual: servicio premium de electromovilidad que eleva la vara respecto a la oferta existente en el ride hailing.

Así, México representa para la marca el principal espacio donde está concretando sus planes globales para un futuro en el que debe poder sacar ventaja respecto a otras plataformas con base en su propia propuesta de valor.

Luego de la experiencia en la Ciudad de México, dice, la marca ya está en planes de llevar el servicio a otras urbes así como a otros países.

Los principales retos son aumentar el número de su flotilla, de conductores capacitados, así como incrementar el conocimiento de la marca entre los no iniciados.

"¿Por qué pensamos en diferenciarnos así? Nuestro modelo de negocios se definió, se perfeccionó y se lanzó en pandemia, parte de una necesidad que veíamos que no estaba plenamente resuelta en el mercado y que era el acceso a la electromovilidad y a un mejor servicio.

"Para nosotros el futuro de la movilidad es la movilidad eléctrica. Claramente es la principal apuesta estratégica como compañía, creo que representa una gran diferencia respecto lo que pueden ofrecer nuestros nuestros competidores.

"Y segundo, porque la verdad vamos para allá como mundo, simplemente nos estamos anticipando al futuro y estamos abriendo brecha. No significa que ya no sea relevante el ride hailing tradicional, pero sí queremos encaminarnos hacia una nueva dirección. Mientras más temprano estemos ahí podremos capturar y hacer crecer este mercado".

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Local

López Obrador reiteró todo su respaldo a Marina del Pilar: Alejandro Ruiz Uribe

Se destacó la detención de 17 personas que incendiaron vehículos

Local

Bonilla utiliza tribuna para atacar a gobernadora

Sin pruebas, denuncia que el gobierno de Baja California tiene pacto con el CJNG.

Local

Multan a 43 establecimientos por desperdiciar agua

Son vigilados los comercios y servicios que hagan un mal desperdicio de ese recurso natural

Moda

Alpargatas, un clásico que siempre es tendencia

Este calzado que cobra relevancia en cada verano pasó de ser un accesorio humilde a vestir los pies de iconos como Dalí o Coco Chanel, y actualmente la reina Letizia o Jill Biden

Celebridades

Boy George, un clásico de cuatro décadas

El cantante habla de su trayectoria y de cómo nunca le importaron las críticas, ni en los 80s cuando luchó contra los estigmas y menos ahora que tiene 61 años

Sociedad

Los machos también lloran

La violencia doméstica contra los hombres es una realidad, en todas sus vertientes, aunque es un problema que muchos no denuncian por miedo a la incredulidad o las burlas

Local

Prevén recorte drástico de agua para 2024

Envíos a la Zona Costa perjudicarán el número de hectáreas cultivables en Mexicali

Gossip

El chef Adrián Herrera invita a perder el miedo a la cocina

El chef Adrián Herrera regresa con un nuevo programa, donde comparte la cocina con aficionados que preparan una receta de un profesional

Gossip

Nueva película de Dragon Ball celebra el acercamiento con los fans

La nueva cinta de Dragon Ball se estrena en cines, y su elenco de doblaje celebra con los fans, fieles desde hace 25 años