/ lunes 11 de mayo de 2020

Entre 60 y 70 sellos editoriales, en riesgo de quiebra

Hasta antes del brote de la pandemia y el confinamiento social en México, 96 por ciento de las ventas de la industria se realizaba en librerías

El cierre de establecimientos y la crisis económica causada por la pandemia del coronavirus Covid-19 agravan la difícil situación que ya enfrentaba la industria editorial, lo que pone en riesgo de quiebra a entre 60 y 70 sellos.

Se trata de empresas de todos tamaños, desde pequeñas, medianas e incluso grandes, dijo a El Sol de México el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), Juan Luis Arzoz.

“Hay varias en riesgo de desaparecer al no tener ventas y ser frágiles en sus finanzas. Incluso las editoriales no tan pequeñas la están pasando mal”, señaló el directivo en entrevista telefónica.

Arzoz comentó que el principal problema al que se enfrenta la industria es el cierre de librerías, cuya actividad no se considera como actividad esencial.

Hasta antes del brote de la pandemia y el confinamiento social en México, 96 por ciento de las ventas de la industria se realizaba en librerías.

Según datos de la Caniem, en la semana 17 del año (la penúltima de abril) las ventas de libros se desplomaron 50 por ciento a tasa anual, mientras que en comparación con la primera semana de 2020 la caída fue de alrededor de 20 por ciento.

“La caída es dramática. Entre enero, febrero y principios de marzo había un crecimiento de cinco por ciento en las ventas de libros, lo cual es bueno para un mercado estable como el de México. Pero a mediados de marzo se dio el golpe”, comentó Arzoz.

En el acumulado de los cuatro primeros meses del año, la comercialización de libros había disminuido 11 por ciento respecto al mismo periodo de 2019, según datos de Nielsen Bookscan México.

De acuerdo con datos de la compañía de medición de ventas de libros, que registra las operaciones en más de mil 700 puntos en México, a partir del cierre de las tiendas se han dejado de comercializar 200 mil ejemplares cada semana.

La crisis ha provocado que editoriales como Penguin Random House cancelen la publicación de novedades.

Roberto Banchik, director general del sello para México y Centroamérica, comentó que de un promedio de 60 a 70 novedades que se publicaban al mes pasaron a cero en abril y mayo.

El directivo apuntó que la preocupación principal de la mayoría de las editoriales ha sido proteger el empleo y el salario de sus colaboradores.

“Para algunos es más complicado que para otros, y no depende del tamaño de la editorial sino del flujo de efectivo que tenían en caja antes de la crisis”, explicó.

Ese elemento, el efectivo en caja, dijo, será la diferencia entre las editoriales que sobrevivan y las que vayan a la quiebra a causa de la pandemia.

Tal como sucede en otras industrias, la gran mayoría de las 260 editoriales afiliadas a la Caniem son empresas pequeñas y medianas.

Eduardo Rabasa, miembro del Consejo Editorial de Sexto Piso, contó que para esta empresa ha sido complicado “hacer malabares” para mantener los puestos de trabajo y salarios de su nómina.

La cancelación de ferias y eventos literarios planeados para estos meses ha provocado que los ingresos de la editorial se corten de tajo entre 80 y 90 por ciento.

Además, subrayó el riesgo de que con la contracción de la economía y la pérdida

de millones de empleos que se espera para este año, la venta de libros continúe a la baja al menos este año y se precarice aún más la economía del sector.

“El libro no es un bien de primera necesidad. Como todo bien cultural no es algo que la gente va a correr a comprar. Las editoriales medianas y pequeñas vivimos al día (…) Nos las estamos viendo negras porque no tenemos ahorros, es muy difícil pensar en una cultura de ahorros en esta industria”, comentó.

En el caso de Sexto Piso se han pospuesto al menos entre ocho y 10 lanzamientos que tenían previstos para estos meses, pero la cifra se puede ampliar si la contingencia se extiende.

Sin embargo, Rabasa destacó la comprensión por parte de algunos proveedores y de autores que han comprendido el retraso en pagos y en publicaciones.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

El cierre de establecimientos y la crisis económica causada por la pandemia del coronavirus Covid-19 agravan la difícil situación que ya enfrentaba la industria editorial, lo que pone en riesgo de quiebra a entre 60 y 70 sellos.

Se trata de empresas de todos tamaños, desde pequeñas, medianas e incluso grandes, dijo a El Sol de México el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), Juan Luis Arzoz.

“Hay varias en riesgo de desaparecer al no tener ventas y ser frágiles en sus finanzas. Incluso las editoriales no tan pequeñas la están pasando mal”, señaló el directivo en entrevista telefónica.

Arzoz comentó que el principal problema al que se enfrenta la industria es el cierre de librerías, cuya actividad no se considera como actividad esencial.

Hasta antes del brote de la pandemia y el confinamiento social en México, 96 por ciento de las ventas de la industria se realizaba en librerías.

Según datos de la Caniem, en la semana 17 del año (la penúltima de abril) las ventas de libros se desplomaron 50 por ciento a tasa anual, mientras que en comparación con la primera semana de 2020 la caída fue de alrededor de 20 por ciento.

“La caída es dramática. Entre enero, febrero y principios de marzo había un crecimiento de cinco por ciento en las ventas de libros, lo cual es bueno para un mercado estable como el de México. Pero a mediados de marzo se dio el golpe”, comentó Arzoz.

En el acumulado de los cuatro primeros meses del año, la comercialización de libros había disminuido 11 por ciento respecto al mismo periodo de 2019, según datos de Nielsen Bookscan México.

De acuerdo con datos de la compañía de medición de ventas de libros, que registra las operaciones en más de mil 700 puntos en México, a partir del cierre de las tiendas se han dejado de comercializar 200 mil ejemplares cada semana.

La crisis ha provocado que editoriales como Penguin Random House cancelen la publicación de novedades.

Roberto Banchik, director general del sello para México y Centroamérica, comentó que de un promedio de 60 a 70 novedades que se publicaban al mes pasaron a cero en abril y mayo.

El directivo apuntó que la preocupación principal de la mayoría de las editoriales ha sido proteger el empleo y el salario de sus colaboradores.

“Para algunos es más complicado que para otros, y no depende del tamaño de la editorial sino del flujo de efectivo que tenían en caja antes de la crisis”, explicó.

Ese elemento, el efectivo en caja, dijo, será la diferencia entre las editoriales que sobrevivan y las que vayan a la quiebra a causa de la pandemia.

Tal como sucede en otras industrias, la gran mayoría de las 260 editoriales afiliadas a la Caniem son empresas pequeñas y medianas.

Eduardo Rabasa, miembro del Consejo Editorial de Sexto Piso, contó que para esta empresa ha sido complicado “hacer malabares” para mantener los puestos de trabajo y salarios de su nómina.

La cancelación de ferias y eventos literarios planeados para estos meses ha provocado que los ingresos de la editorial se corten de tajo entre 80 y 90 por ciento.

Además, subrayó el riesgo de que con la contracción de la economía y la pérdida

de millones de empleos que se espera para este año, la venta de libros continúe a la baja al menos este año y se precarice aún más la economía del sector.

“El libro no es un bien de primera necesidad. Como todo bien cultural no es algo que la gente va a correr a comprar. Las editoriales medianas y pequeñas vivimos al día (…) Nos las estamos viendo negras porque no tenemos ahorros, es muy difícil pensar en una cultura de ahorros en esta industria”, comentó.

En el caso de Sexto Piso se han pospuesto al menos entre ocho y 10 lanzamientos que tenían previstos para estos meses, pero la cifra se puede ampliar si la contingencia se extiende.

Sin embargo, Rabasa destacó la comprensión por parte de algunos proveedores y de autores que han comprendido el retraso en pagos y en publicaciones.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Local

Esperan horas para regularizar sus vehículos

Las personas esperan en el módulo dónde cuentan con solo un "cooler" de aire caliente y el agua que llevan o consiguen con alguno de los vendedores ambulantes

Local

Aumentan 20% solicitudes de apoyo a Fiarum durante el verano

Son alrededor de 12 mil usuarios diarios en promedio los que transitan por la Carretera a La Rumorosa

Local

Denuncia PRI a regidor Ramón López Hernández

Realizaron una investigación en la que identificaron que el regidor entregó apoyos sociales a dos de sus asesores, sin importar que ellos ya reciben un sueldo

Ecología

Homero Aridjis: La naturaleza se defiende con cuerpo y alma

El poeta y activista fue galardonado con el premio Pax Natura por las casi cuatro décadas que lleva impulsando la protección de diversas especies

Gossip

Papeles que salen caros

Celebridades hablan de sus papeles más complicados y de las secuelas que estos les han dejado, teniendo que luchar con ellos incluso después de haberlos interpretado

Ecología

Cómo contaminar menos al usar internet

Hacer un uso responsable de la tecnología por medio de acciones muy sencillas nos puede ayudar a reducir nuestra huella ambiental digital

Gossip

Cuestionario Proust: Francisca Valenzuela

La cantante y compositora chilena-estadounidense se sometió a nuestro interrogatorio... Esto es lo que dijo

Círculos

Premian labor de la artista Betsabeé Romero a favor de la sociedad

El LuxuryLab Award 2022 reunió a destacadas personalidades de México, quienes unen esfuerzos

Gossip

Carlos Carrera inicia el rodaje de Lotería del crimen

Lotería del crimen tendrá 24 episodios y estrenará entre septiembre y octubre próximos en a+, 7.2 de TV abierta