/ viernes 3 de junio de 2022

Joven de Temoaya desarrolla aplicación para traducir palabras del otomí al español

El proyecto de la egresada de la licenciatura en Ingeniería en Sistemas Computacionales tiene un perfil social que podría usarse en diferentes sectores

Cuando Marlene Gutiérrez Ventura dice que pondrá su idea de traducir el otomí al español en una aplicación y que se pueda descargar a cada celular, sonríe.

La joven se enfrasca en un sueño en el que quisiera ver a los habitantes de su comunidad usando su aplicación para comunicarse en el camión, cuando acuden a la clínica, o también para que los niños de su pueblo no olviden su lengua.

Puedes leer también: Instagram lanza Alerta Amber dentro de la app, ¿cómo funciona?

“Cuando hice mi servicio social en el hospital de aquí de Temoaya, me di cuenta que los doctores no le entendían a las personas que hablaban otomí”, explica Marlene Gutiérrez sobre lo que observó y la inspiró.

Hace nueve meses le surgió la idea de la app. Su proyecto se denomina Xfi, que significa en otomí “decir” y es un prototipo de software para traducir el otomí a español y viceversa.

“Más adelante pretendo que se haga uso de mi aplicación desde cualquier dispositivo móvil, o computadora que tengamos al alcance”, expone Marlene.

Proyecto escolar

El proyecto de Xfi fue presentado por Marlene en su momento ante sus profesores de la Universidad Mexiquense del Bicentenario, de donde es egresada. Comenzó como un proyecto escolar que le ayudó a sumar puntos en sus clases.

“Se lo presenté a mis profesores, ellos me asesoraron, pero luego salí y quise continuar en el proyecto”, dijo la joven.

En las aulas Marlene armó la base de datos del software, que actualmente cuenta con 100 palabras. Luego, como prueba piloto, lo subió a la red para hacer su presentación en la universidad y se percató que la app operó con éxito.

“Es complicado porque también para mantener el software en la red, es caro”, explica la joven ingeniera.

Una app para no perder la identidad

Marlene quiso continuar con el afán de crear una app que haga un servicio social de traducir una lengua y sea una herramienta pedagógica que se use en el sistema básico educativo. Dice que los niños y los jóvenes la necesitan para no perder su identidad otomí.

“Mi objetivo es que la aplicación sirva a los niños y niñas para aprender a hablar y escribir, usando la gramática”, expone.

Además, su plan es exponer su proyecto a otros sectores, como al gobierno y los empresarios, para poder llevar la aplicación a las zonas rurales del Estado de México y usarla como traductor en los centros de salud. También en las oficinas de gobierno, donde no hay personal capacitado para atender en dicha lengua.

La mueve su sangre

Mientras Marlene explica de forma diestra sentada maniobrando con su laptop, Emelia Ventura, su madre, la observa y dice que está orgullosa de su hija.

“Yo le digo que le eche ganas, que la apoyamos”, expresa Emelia con el acento otomí en sus frases, porque está más acostumbrada a comunicarse en su lengua.

Marlene usa a Emilia como su alumna para experimentar con el software. Le pide que escriba palabras para traducir, pues parte de su objetivo, es que la app en un futuro se pueda usar por todos, e incluso solo con la voz.

“Me gustaría que solo con la voz se pudiera traducir”, dice Marlene y sonríe, porque su proyecto la sigue inspirando.

Emelia dice que la aplicación serviría de mucho en el pueblo y comparte la emoción de su hija, en que pronto el software se pueda instalar en celulares.

En Temoaya el 24.67 por ciento de los habitantes hablan otomí, según cifras del Inegi, y esa estadística preocupa a Marlene, porque expone que debería ser más alta la cifra. Y Emelia coincide.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Yo ya no sé hablar bien, entiendo un 90 por ciento, por eso hasta a mí me ayudaría la aplicación”, señala la joven de 24 años.

Por el momento, el único apoyo es su familia, el proyecto aún no ha jalado las miradas de inversionistas ni del gobierno.

“No he buscado apoyo, porque aún le falta al proyecto”, dice Marlene.

Publicado originalmente en El Sol de Toluca

Cuando Marlene Gutiérrez Ventura dice que pondrá su idea de traducir el otomí al español en una aplicación y que se pueda descargar a cada celular, sonríe.

La joven se enfrasca en un sueño en el que quisiera ver a los habitantes de su comunidad usando su aplicación para comunicarse en el camión, cuando acuden a la clínica, o también para que los niños de su pueblo no olviden su lengua.

Puedes leer también: Instagram lanza Alerta Amber dentro de la app, ¿cómo funciona?

“Cuando hice mi servicio social en el hospital de aquí de Temoaya, me di cuenta que los doctores no le entendían a las personas que hablaban otomí”, explica Marlene Gutiérrez sobre lo que observó y la inspiró.

Hace nueve meses le surgió la idea de la app. Su proyecto se denomina Xfi, que significa en otomí “decir” y es un prototipo de software para traducir el otomí a español y viceversa.

“Más adelante pretendo que se haga uso de mi aplicación desde cualquier dispositivo móvil, o computadora que tengamos al alcance”, expone Marlene.

Proyecto escolar

El proyecto de Xfi fue presentado por Marlene en su momento ante sus profesores de la Universidad Mexiquense del Bicentenario, de donde es egresada. Comenzó como un proyecto escolar que le ayudó a sumar puntos en sus clases.

“Se lo presenté a mis profesores, ellos me asesoraron, pero luego salí y quise continuar en el proyecto”, dijo la joven.

En las aulas Marlene armó la base de datos del software, que actualmente cuenta con 100 palabras. Luego, como prueba piloto, lo subió a la red para hacer su presentación en la universidad y se percató que la app operó con éxito.

“Es complicado porque también para mantener el software en la red, es caro”, explica la joven ingeniera.

Una app para no perder la identidad

Marlene quiso continuar con el afán de crear una app que haga un servicio social de traducir una lengua y sea una herramienta pedagógica que se use en el sistema básico educativo. Dice que los niños y los jóvenes la necesitan para no perder su identidad otomí.

“Mi objetivo es que la aplicación sirva a los niños y niñas para aprender a hablar y escribir, usando la gramática”, expone.

Además, su plan es exponer su proyecto a otros sectores, como al gobierno y los empresarios, para poder llevar la aplicación a las zonas rurales del Estado de México y usarla como traductor en los centros de salud. También en las oficinas de gobierno, donde no hay personal capacitado para atender en dicha lengua.

La mueve su sangre

Mientras Marlene explica de forma diestra sentada maniobrando con su laptop, Emelia Ventura, su madre, la observa y dice que está orgullosa de su hija.

“Yo le digo que le eche ganas, que la apoyamos”, expresa Emelia con el acento otomí en sus frases, porque está más acostumbrada a comunicarse en su lengua.

Marlene usa a Emilia como su alumna para experimentar con el software. Le pide que escriba palabras para traducir, pues parte de su objetivo, es que la app en un futuro se pueda usar por todos, e incluso solo con la voz.

“Me gustaría que solo con la voz se pudiera traducir”, dice Marlene y sonríe, porque su proyecto la sigue inspirando.

Emelia dice que la aplicación serviría de mucho en el pueblo y comparte la emoción de su hija, en que pronto el software se pueda instalar en celulares.

En Temoaya el 24.67 por ciento de los habitantes hablan otomí, según cifras del Inegi, y esa estadística preocupa a Marlene, porque expone que debería ser más alta la cifra. Y Emelia coincide.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Yo ya no sé hablar bien, entiendo un 90 por ciento, por eso hasta a mí me ayudaría la aplicación”, señala la joven de 24 años.

Por el momento, el único apoyo es su familia, el proyecto aún no ha jalado las miradas de inversionistas ni del gobierno.

“No he buscado apoyo, porque aún le falta al proyecto”, dice Marlene.

Publicado originalmente en El Sol de Toluca

Local

Municipios no están preparados para recibir a organismos de agua: Seproa

La mayoría de los ayuntamientos presentan un adeudo hacia las comisiones señaló el títular del agua en BC

Local

Difieren audiencia de ex-funcionarios bonillistas

El exgobernador no fue imputado por la Fiscalía; anteriormente se le había anunciado como tal

Sociedad

Decretan medidas de protección a periodista que fue amenazado en Sinaloa

Jhenny Bernal Arellano, directora del Instituto de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas dijo que se actuó el mismo día que el periodista recibió las amenazas

Local

Anuncian tercer recorte de agua para Baja California

Será de 128 metros cúbicos de la asignación anual a México por el Río Colorado

Local

Municipios no están preparados para recibir a organismos de agua: Seproa

La mayoría de los ayuntamientos presentan un adeudo hacia las comisiones señaló el títular del agua en BC

Finanzas

México, con el peor crecimiento económico de AL en los últimos 21 años, asegura Julio Santaella

El expresidente del Inegi detalló que de manera anual, en los últimos 21 años la economía mexicana creció a una tasa promedio de 1.9 por ciento

Sociedad

Hombres rafaguean taller en Manzanillo y asesinan a un hombre

El primer asesinato se registró en Manzanillo, mientras que otra agresión se registró en la capital de la entidad

Justicia

Jorge Luis Lavalle acude a tribunales para obtener más tiempo en caso Odebrecht

El exsenador está acusado de presuntamente recibir sobornos para aprobar la reforma energética del expresidente Peña Nieto