/ domingo 29 de abril de 2018

T-Mobile y Sprint acuerdan fusión en nueva firma valorada en 146 mil mdd

La nueva empresa será la única con capacidad de crear una amplia y profunda red de 5G a nivel nacional

NUEVA YORK.- Dos de las operadoras más grandes de telefonía móvil en Estados Unidos, T-Mobile y Sprint, anunciaron hoy un acuerdo de fusión del que resultará una firma valorada en unos 146 mil millones de dólares.

La nueva empresa será la "única con capacidad de crear una amplia y profunda red de 5G a nivel nacional", dijo el CEO de T-Mobile, John Legere, en un video junto al de Sprint, Marcelo Claure, publicado en su cuenta personal de Twitter.

En un comunicado conjunto, las operadoras señalaron que preservará el nombre de T-Mobile, tendrá una sede dual y será una "fuerza de cambio positiva en las industrias de red inalámbrica, de vídeo y de banda ancha en EU".

Según los detalles sobre la operación, que está sujeta a regulación por las autoridades del país pero esperan se cierre antes de la primera mitad de 2019 "una vez vean sus importantes beneficios", cada acción de T-Mobile valdrá el equivalente a 9.75 papeles de Sprint.


La suma de T-Mobile, filial del grupo alemán Deutsche Telekom, y de Sprint, controlada por el grupo japonés SoftBank, da lugar a una cifra estimada de 100 millones de clientes, lo que la situaría en segundo lugar en el mercado por detrás del grupo Verizon si el proceso sale adelante.

"Esta combinación creará un fiero competidor con una escala (suficiente) para dar más a los consumidores y las empresas en forma de precios más bajos, mayor innovación y una insuperable experiencia de red", explicó Legere, para quien las dos firmas tienen un ADN similar.

Igual que ambas han apostado por planes móviles ilimitados, desgranó que pretenden llegar otra situación de "ruptura competitiva" al construir la "mejor red de 5G del mundo", algo que ninguna de las dos "podría crear sola", como tampoco podrían Verizon ni AT&T en el "corto plazo".

Solo la nueva T-Mobile, insistieron las operadoras, tendrá la capacidad suficiente para sentar las bases de la red 5G en sus primeros años, gracias al espectro expansivo de 2.5 GHz de Sprint, el nacional de 600 MHz de T-Mobile y otros activos comunes.

AT&T y Verizon "tienen o bien que sacar a sus actuales clientes de LTE, lo que llevaría años, o usar un tipo de espectro que pueda llevar la señal a 2 mil pies (unos 600 metros) desde un sitio de célula, y eso hace casi imposible" que puedan construir una red 5G "rápidamente" en EU, explicaron las compañías.

La nueva T-Mobile estará controlada por Deutsche Telekom, propietaria del 42 % del accionariado, frente al 27 % de SoftBank y el 31 % del público, y Legere se mantendrá como CEO, mientras que Claure forma parte de 4 los candidatos nominados por la firma japonesa para la junta directiva, que constará de 14 personas.

T-Mobile y Sprint, tercera y cuarta fuerza en el sector, ya estudiaron una posible fusión en 2014 y el pasado mes de noviembre anunciaron que cesaban unas negociaciones que habían retomado semanas antes sobre esa misma operación.

De acuerdo a los precios de mercado tras el cierre de Wall Street de este viernes, Sprint está valorada en unos 26.000 millones de dólares, mientras que T-Mobile en torno a los 55 mil millones.

Tras el anuncio de este domingo, los títulos de Sprint se disparaban más de un 8 % en las operaciones electrónicas y los de T-Mobile subían un 0,66 %.

NUEVA YORK.- Dos de las operadoras más grandes de telefonía móvil en Estados Unidos, T-Mobile y Sprint, anunciaron hoy un acuerdo de fusión del que resultará una firma valorada en unos 146 mil millones de dólares.

La nueva empresa será la "única con capacidad de crear una amplia y profunda red de 5G a nivel nacional", dijo el CEO de T-Mobile, John Legere, en un video junto al de Sprint, Marcelo Claure, publicado en su cuenta personal de Twitter.

En un comunicado conjunto, las operadoras señalaron que preservará el nombre de T-Mobile, tendrá una sede dual y será una "fuerza de cambio positiva en las industrias de red inalámbrica, de vídeo y de banda ancha en EU".

Según los detalles sobre la operación, que está sujeta a regulación por las autoridades del país pero esperan se cierre antes de la primera mitad de 2019 "una vez vean sus importantes beneficios", cada acción de T-Mobile valdrá el equivalente a 9.75 papeles de Sprint.


La suma de T-Mobile, filial del grupo alemán Deutsche Telekom, y de Sprint, controlada por el grupo japonés SoftBank, da lugar a una cifra estimada de 100 millones de clientes, lo que la situaría en segundo lugar en el mercado por detrás del grupo Verizon si el proceso sale adelante.

"Esta combinación creará un fiero competidor con una escala (suficiente) para dar más a los consumidores y las empresas en forma de precios más bajos, mayor innovación y una insuperable experiencia de red", explicó Legere, para quien las dos firmas tienen un ADN similar.

Igual que ambas han apostado por planes móviles ilimitados, desgranó que pretenden llegar otra situación de "ruptura competitiva" al construir la "mejor red de 5G del mundo", algo que ninguna de las dos "podría crear sola", como tampoco podrían Verizon ni AT&T en el "corto plazo".

Solo la nueva T-Mobile, insistieron las operadoras, tendrá la capacidad suficiente para sentar las bases de la red 5G en sus primeros años, gracias al espectro expansivo de 2.5 GHz de Sprint, el nacional de 600 MHz de T-Mobile y otros activos comunes.

AT&T y Verizon "tienen o bien que sacar a sus actuales clientes de LTE, lo que llevaría años, o usar un tipo de espectro que pueda llevar la señal a 2 mil pies (unos 600 metros) desde un sitio de célula, y eso hace casi imposible" que puedan construir una red 5G "rápidamente" en EU, explicaron las compañías.

La nueva T-Mobile estará controlada por Deutsche Telekom, propietaria del 42 % del accionariado, frente al 27 % de SoftBank y el 31 % del público, y Legere se mantendrá como CEO, mientras que Claure forma parte de 4 los candidatos nominados por la firma japonesa para la junta directiva, que constará de 14 personas.

T-Mobile y Sprint, tercera y cuarta fuerza en el sector, ya estudiaron una posible fusión en 2014 y el pasado mes de noviembre anunciaron que cesaban unas negociaciones que habían retomado semanas antes sobre esa misma operación.

De acuerdo a los precios de mercado tras el cierre de Wall Street de este viernes, Sprint está valorada en unos 26.000 millones de dólares, mientras que T-Mobile en torno a los 55 mil millones.

Tras el anuncio de este domingo, los títulos de Sprint se disparaban más de un 8 % en las operaciones electrónicas y los de T-Mobile subían un 0,66 %.

Local

Se enfrentan grupos Provida y LGBT por el matrimonio igualitario en Baja California

Un grupo de miembros de la comunidad LGBT encaró a la caravana convocada por el Obispo José Isidro Guerrero Macías

Policiaca

Localizan calcinado al sur de Mexicali

A causa del estado en el que se encontraba no se pudo determinar la identidad o causa de fallecimiento.

Local

¿Bonilla para presidente? ¡Él responde!

El gobernador de Baja California habló sobre si tiene aspiraciones para ser presidente de México

Local

Suspenden plan de sequía de California

Imperial argumenta que no toman en cuenta consecuencias ambientales como el drenado del Salton Sea

Local

Se enfrentan grupos Profamilia y LGBT por el matrimonio igualitario en Baja California

Un grupo de miembros de la comunidad LGBT encaró a la caravana convocada por el Obispo José Isidro Guerrero Macías

Sociedad

Avanzan en Puebla candados en publicidad de candidatos

Prohibirán propaganda de candidatos en transporte público y espectaculares

Política

Reforma judicial, en la congeladora del Senado

El objetivo de la iniciativa es combatir la corrupción y el nepotismo que se da entre los jueces y los magistrados

Política

Yo soy de izquierda, de la de a de veras: Israel Rivas

Israel Rivas, líder de los padres de familia de niños con cáncer, desde joven aprendió a luchar en Chiapas y para obtener la pensión de su papá

Gossip

Bad Bunny, el niño raro de reguetón

El reguetón es ya la propiedad de las masas, pero aún hay quien observa en Bad Bunny el lado más rupestre de la música