/ domingo 17 de mayo de 2020

Las aves, el mejor referente del Flujo Pulso del Río Colorado

A seis años de la liberación del agua, se observa la llegada de 300 especies de aves

El 23 de marzo del 2014 el sediento Río Colorado, que cruza la frontera de Estados Unidos a México, cobró vida con la liberación de 224 mil millones de galones de agua y de este modo, luego de 17 años, el río volvió a conectarse con el mar.

Así fue el proyecto denominado “Flujo Pulso”, considerado el primer acuerdo internacional de liberación de volúmenes de agua con fines plenamente ambientales.

El flujo se liberó durante ocho semanas a lo largo de más de 2 mil hectáreas.

A seis años del Flujo Pulso, Gabriela González Olimón, responsable de Educación Ambiental en la organización Sonoran Institute, refiere como una de las principales evidencias de éxito se refleja en las aves.

Antes de la liberación de agua en la región del Delta, comprendida a partir de la frontera con Estados Unidos hasta el estuario donde el río se conecta con el mar, llegaban a cuantificarse alrededor de 50 especies de aves; ahora a raíz del Flujo Pulso han llegado a ubicarse hasta 300 tipos.''

Cortesía | Sonoran Institute

Se han visto más especies migratorias, por ejemplo algunas que vienen de Canadá y del norte de Estados Unidos que viajan en invierno para alimentarse y descansar, probablemente antes no se detenían porque no había vegetación ni comida

González Olimón refiere que este tipo de aves suelen viajar de noche e identifican el reflejo del agua para detenerse y se ha comprobado que algunas se quedan definitivamente.

Un indicador clave o el mejor ejemplo del éxito del Flujo Pulso para los especialistas ambientales del Sonoran Institute es el “Palmoteador de Yuma”, ave endémica de la región del Delta cuya población disminuyó precisamente por la pérdida de humedales.

Su hábitat se había visto sin agua ni vegetación, no tenía donde reproducirse o vivir pero después de la restauración su hábitat incrementó, es un buen indicador de que el ecosistema está funcionando

A nivel tierra el beneficio también se refleja en coyotes, mapaches, gato montés y especialmente en los castores cuyo hábitat también estaba decremento.

La organización Audubon reportó en su revista de edición digital que el afluente del Río Colorado, a su pasó, hizo crecer hasta en un 16% la vegetación, según lo reportaron investigaciones científicas, enfatizando el renacimiento de plantas autóctonas como álamos y sauces.

El 23 de marzo del 2014 el sediento Río Colorado, que cruza la frontera de Estados Unidos a México, cobró vida con la liberación de 224 mil millones de galones de agua y de este modo, luego de 17 años, el río volvió a conectarse con el mar.

Así fue el proyecto denominado “Flujo Pulso”, considerado el primer acuerdo internacional de liberación de volúmenes de agua con fines plenamente ambientales.

El flujo se liberó durante ocho semanas a lo largo de más de 2 mil hectáreas.

A seis años del Flujo Pulso, Gabriela González Olimón, responsable de Educación Ambiental en la organización Sonoran Institute, refiere como una de las principales evidencias de éxito se refleja en las aves.

Antes de la liberación de agua en la región del Delta, comprendida a partir de la frontera con Estados Unidos hasta el estuario donde el río se conecta con el mar, llegaban a cuantificarse alrededor de 50 especies de aves; ahora a raíz del Flujo Pulso han llegado a ubicarse hasta 300 tipos.''

Cortesía | Sonoran Institute

Se han visto más especies migratorias, por ejemplo algunas que vienen de Canadá y del norte de Estados Unidos que viajan en invierno para alimentarse y descansar, probablemente antes no se detenían porque no había vegetación ni comida

González Olimón refiere que este tipo de aves suelen viajar de noche e identifican el reflejo del agua para detenerse y se ha comprobado que algunas se quedan definitivamente.

Un indicador clave o el mejor ejemplo del éxito del Flujo Pulso para los especialistas ambientales del Sonoran Institute es el “Palmoteador de Yuma”, ave endémica de la región del Delta cuya población disminuyó precisamente por la pérdida de humedales.

Su hábitat se había visto sin agua ni vegetación, no tenía donde reproducirse o vivir pero después de la restauración su hábitat incrementó, es un buen indicador de que el ecosistema está funcionando

A nivel tierra el beneficio también se refleja en coyotes, mapaches, gato montés y especialmente en los castores cuyo hábitat también estaba decremento.

La organización Audubon reportó en su revista de edición digital que el afluente del Río Colorado, a su pasó, hizo crecer hasta en un 16% la vegetación, según lo reportaron investigaciones científicas, enfatizando el renacimiento de plantas autóctonas como álamos y sauces.

Local

Alerta sanitaria máxima por vapeadores

Clausuran en Tijuana y Ensenada dispensadores que los comercializaban en zonas turísticas

Policiaca

Matan adulto mayor en vivienda de Gran Venecia

Ya presentaba avanzado estado de descomposición

Local

Renovarán consejos Estatales Apícola y de Alfalfa

La formalización de la nueva mesa directiva, se efectuará el martes 31 de mayo del 2022

Local

Robos siguen siendo un problema: CANAR

No tanto en Baja California pero sí al interior del País

Local

Lo que hay que saber de la Hepatitis Aguda

La OPS define la hepatitis como una inflamación del hígado por diversos factores

Local

Avanzan negociaciones de mineros con directivos de Frisco

A lo que no se ha llegado a un acuerdo es en lo referente al pago de las utilidades

Policiaca

Localizan cadáver en el Tulichek

Se desconoce si contaba con lesiones