/ lunes 22 de junio de 2020

Respira el planeta tras el resguardo de la sociedad

Luce limpio Alto Golfo y delta del Río Colorado; coinciden ambientalistas en la recuperación de territorios de la vida silvestre durante esta pandemia; en playero rojizo, el pejerrey y playas libres de basura fueron algunos de los beneficios

Este tiempo de poca movilidad urbana derivado de la contingencia sanitaria por Covid-19, ha beneficiado a la ecología de la región en playas, desiertos y en las propias ciudades, permitiendo una mejora en los ecosistemas.

La arquitecta Neidy Catarina Rangel López, especialista en biosustentabilidad y promotora del ciclismo urbano, consideró que en este tiempo de pausa, de reflexión, de análisis y de resguardo, se siente y se vibra un ambiente nuevo en la ciudad. Las dinámicas de interacción han logrado ser de total beneficio a las áreas naturales protegidas, a las zonas costeras y los lugares turísticos catalogados como reservas nacionales y mundiales.

Es notable simplemente en las ciudades como la nuestra que la baja en la movilidad de vehículos motorizados ha brindado un cambio en el aire que se respira. Los municipios con verificación diaria de los índices de partículas suspendidas y de calidad del aire, han dado noticias alentadoras de un claro panorama y que sí es posible poder controlar estos números

La poca afluencia de gente en la calle, sobre todo, de automovilistas, permitió que bajaran los niveles de contaminación ambiental en este tiempo de distanciamiento social por la pandemia | Alonso Moreno | Tribuna de San Luis

Si no se utilizaran los vehículos de combustibles fósiles como principal medio de transporte todo esto fuese diferente, opinó. En algunas ciudades de México los colectivos ciclistas también promovieron con más fuerza el uso de la bicicleta como una de las alternativas más viables por la ausencia de contacto humano y poder transportarse sanamente y libremente por las localidades.

“Hoy podemos comprobar que en nuestras áreas verdes, en las zonas costeras y de bosques, la fauna perdió de cierta manera el temor a explorar nuevas fronteras, se han captado manadas de venados o de ciertos mamíferos en lugares donde hacia décadas, simplemente parecían inexistentes”, subrayó.

Asimismo, las aguas de algunos ríos por el detenimiento de la producción de las industrias cambió de turbia a cristalina.

UNA RESPONSABILIDAD

Sin embargo, subrayó, todas estas mejoras pueden llegar para quedarse. “El repensar, el replantear nuestras acciones es un deber, es una responsabilidad que debemos asumir para ser parte del cambio, vivir con lo mínimo, aprovechar los tiempos de reflexión para hacer de esto algo permanente”.

“Debemos de reinventarnos, ver la ciudad a escala humana y trabajar multidisciplinariamente para ejercer las normativas con más fuerza, ser propositivos y crear comunidad, pues solo así la nueva normalidad será mucho más llevadera en todos los entornos y podremos así convivir los unos con los otros en ambientes mucho más limpios, armónicos y respetuosos del reclamo que el mismo planeta nos está haciendo”.

FAUNA BENEFICIADA

Martha Román Rodríguez, coordinadora de la Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado de Sonora (Cedes), resaltó que la poca o nula presencia de turistas locales y foráneos a las playas del Golfo de Santa Clara durante las vacaciones de Semana Santa debido a las restricciones implementadas por la pandemia, fue de beneficio para las especies marinas

Este año, el arribazón reproductivo para el desove del pejerrey, que se da precisamente en Semana Santa y además se combina con la migración de las aves conocidas como playero rojizo, que se alimentan de los huevecillos que desova el pejerrey en las playas del Golfo de California, se vio menos perturbado que en ocasiones anteriores en décadas.

“Yo creo que no habíamos visto esa poca perturbación de este proceso bioecológico de desove del pejerrey y de la alimentación del playero rojizo. Bueno, no solo del playero rojizo sino de otras aves migratorias, playeras”, comentó.

Las personas que están en el Golfo de Santa Clara documentando estos eventos por parte de Pronatura y de la Universidad Autónoma de Baja California Sur compartieron algunas fotografías no solo de aves playeras, sino que algunas otras alimentándose del pejerrey, de manera más tranquila sin preocupación, debido a que había muy poca gente en las playas.

Debido a las restricciones de visitantes en el poblado por la crisis sanitaria, el lugar se mantiene libre de basura | Archivo | Tribuna de San Luis

EL GOLFO SE CONSERVÓ LIMPIO

El delegado del Golfo de Santa Clara, Adán González, externó que en el período de Semana Santa en este poblado turístico no tuvieron problemas de contaminación de basura debido a que no llegaron los visitantes, por lo tanto no hubo acumulación de desechos.

Mencionó que los residentes del lugar respetaron la recomendación de quedarse en casa emitida por las autoridades de Salud para evitar la propagación del coronavirus, de ahí que en las pasadas vacaciones de Semana Mayor, el Golfo de Santa Clara se mantuvo limpio, libre de basura.

Este tiempo de poca movilidad urbana derivado de la contingencia sanitaria por Covid-19, ha beneficiado a la ecología de la región en playas, desiertos y en las propias ciudades, permitiendo una mejora en los ecosistemas.

La arquitecta Neidy Catarina Rangel López, especialista en biosustentabilidad y promotora del ciclismo urbano, consideró que en este tiempo de pausa, de reflexión, de análisis y de resguardo, se siente y se vibra un ambiente nuevo en la ciudad. Las dinámicas de interacción han logrado ser de total beneficio a las áreas naturales protegidas, a las zonas costeras y los lugares turísticos catalogados como reservas nacionales y mundiales.

Es notable simplemente en las ciudades como la nuestra que la baja en la movilidad de vehículos motorizados ha brindado un cambio en el aire que se respira. Los municipios con verificación diaria de los índices de partículas suspendidas y de calidad del aire, han dado noticias alentadoras de un claro panorama y que sí es posible poder controlar estos números

La poca afluencia de gente en la calle, sobre todo, de automovilistas, permitió que bajaran los niveles de contaminación ambiental en este tiempo de distanciamiento social por la pandemia | Alonso Moreno | Tribuna de San Luis

Si no se utilizaran los vehículos de combustibles fósiles como principal medio de transporte todo esto fuese diferente, opinó. En algunas ciudades de México los colectivos ciclistas también promovieron con más fuerza el uso de la bicicleta como una de las alternativas más viables por la ausencia de contacto humano y poder transportarse sanamente y libremente por las localidades.

“Hoy podemos comprobar que en nuestras áreas verdes, en las zonas costeras y de bosques, la fauna perdió de cierta manera el temor a explorar nuevas fronteras, se han captado manadas de venados o de ciertos mamíferos en lugares donde hacia décadas, simplemente parecían inexistentes”, subrayó.

Asimismo, las aguas de algunos ríos por el detenimiento de la producción de las industrias cambió de turbia a cristalina.

UNA RESPONSABILIDAD

Sin embargo, subrayó, todas estas mejoras pueden llegar para quedarse. “El repensar, el replantear nuestras acciones es un deber, es una responsabilidad que debemos asumir para ser parte del cambio, vivir con lo mínimo, aprovechar los tiempos de reflexión para hacer de esto algo permanente”.

“Debemos de reinventarnos, ver la ciudad a escala humana y trabajar multidisciplinariamente para ejercer las normativas con más fuerza, ser propositivos y crear comunidad, pues solo así la nueva normalidad será mucho más llevadera en todos los entornos y podremos así convivir los unos con los otros en ambientes mucho más limpios, armónicos y respetuosos del reclamo que el mismo planeta nos está haciendo”.

FAUNA BENEFICIADA

Martha Román Rodríguez, coordinadora de la Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado de Sonora (Cedes), resaltó que la poca o nula presencia de turistas locales y foráneos a las playas del Golfo de Santa Clara durante las vacaciones de Semana Santa debido a las restricciones implementadas por la pandemia, fue de beneficio para las especies marinas

Este año, el arribazón reproductivo para el desove del pejerrey, que se da precisamente en Semana Santa y además se combina con la migración de las aves conocidas como playero rojizo, que se alimentan de los huevecillos que desova el pejerrey en las playas del Golfo de California, se vio menos perturbado que en ocasiones anteriores en décadas.

“Yo creo que no habíamos visto esa poca perturbación de este proceso bioecológico de desove del pejerrey y de la alimentación del playero rojizo. Bueno, no solo del playero rojizo sino de otras aves migratorias, playeras”, comentó.

Las personas que están en el Golfo de Santa Clara documentando estos eventos por parte de Pronatura y de la Universidad Autónoma de Baja California Sur compartieron algunas fotografías no solo de aves playeras, sino que algunas otras alimentándose del pejerrey, de manera más tranquila sin preocupación, debido a que había muy poca gente en las playas.

Debido a las restricciones de visitantes en el poblado por la crisis sanitaria, el lugar se mantiene libre de basura | Archivo | Tribuna de San Luis

EL GOLFO SE CONSERVÓ LIMPIO

El delegado del Golfo de Santa Clara, Adán González, externó que en el período de Semana Santa en este poblado turístico no tuvieron problemas de contaminación de basura debido a que no llegaron los visitantes, por lo tanto no hubo acumulación de desechos.

Mencionó que los residentes del lugar respetaron la recomendación de quedarse en casa emitida por las autoridades de Salud para evitar la propagación del coronavirus, de ahí que en las pasadas vacaciones de Semana Mayor, el Golfo de Santa Clara se mantuvo limpio, libre de basura.

Local

Listos los cursos vacacionales en el Bosque

El curso iniciará el próximo lunes 11 de julio

Local

Van tres muertes por golpe de calor en Mexicali

Las primeras dos defunciones se reportaron durante el mes de junio

Exposiciones

Destacan “naturaleza migrante” en contra del prejuicio

Una exposición fotográfica muestra las experiencias de 16 migrantes de la comunidad LGBT, en la que todos los modelos son solicitantes de asilo tras huir de sus países de origen

Salud

#SOY Un día en la vida de una fisicoculturista

Alejandra Ayala, profesional y campeona con 30 años de experiencia habla de los retos y sacrificios que implica mantenerse en una disciplina que además de sufrida y competida es mal pagada

Literatura

#SOY Cinco libros esenciales para el mes del Orgullo

En reconocimiento al mes del Orgullo, recomendamos algunas lecturas de ficción para jóvenes que presentan a personajes LGBT, todas ellas lecturas obligadas para esta temporada

Local

BC reporta incremento en contagios de Covid-19

Contemplan la posibilidad de regresar al uso de cubrebocas en interiores

Gossip

Celebran séptima edición de Hay Festival en un formato híbrido

En un formato híbrido, con mayoría de eventos presenciales, el programa incluye 94 actividades y la participación de 148 autores, entre ellos, Rosa Montero, Felipe Restrepo Pombo y Margo Glantz

Gossip

Gepe está listo para regresar a los escenarios en vivo

El cantante se prepara para su concierto en Ciudad de México, con el cual se reencuentra oficialmente con sus fans