/ martes 18 de junio de 2024

A nivel mundial 1 de cada 10 mujeres padecen de ovario poliquístico

En Baja California se han registrado 973 diagnósticos de mujeres con ovario poliquístico, sin embargo hay un subregistro de casos no detectados

A nivel mundial 1 de cada 10 mujeres tienen la enfermedad de ovario poliquístico lo cual representa del 7 al 10% de la población femenina en edad reproductiva, es decir, de los 14 a los 50 años, siendo el problema endocrinológico más común en mujeres manifestó, Marina Montañez Hinojosa, subdirectora del Hospital Materno Infantil de Mexicali.

En Baja California se detectaron 806 diagnósticos de mujeres con ovario poliquístico durante 2023 y de enero al 30 de mayo del 2024 se diagnosticaron 167 casos por lo que a la fecha se han registrado 973 casos de esta enfermedad.

Sin embargo, la especialista puntualizó que estos datos están muy por debajo del reporte mundial ya que existen pocos registros de la estadística de la población real que se debería tener, por falta de diagnósticos por parte de las mujeres que lo padecen.

“Están un poquito abajo de la media nacional e internacional yo creo que no están todos los casos registrados o muchas mujeres no se han dado cuenta de que lo padecen, entonces pudiera alertar porque no hay muchos casos registrados”, añadió.

En Mexicali se registraron 421 casos en total, 338 en 2023 y 83 casos en 2024, con lo que representa la mayoría de casos en relación con los demás municipios ya que el segundo más alto es Ensenada con 176 casos, muy por debajo de Mexicali.

CAUSAS

Marina Montañez indicó que aunque no hay una causa en específico que provoque el ovario poliquístico en las mujeres, se empieza a manifestar dicha enfermedad a partir de la pubertad por razones genéticas naturalmente.

“Desde que está el embrión en el vientre de la mamá, ya sus genes están determinados que su producción de hormonas va a ser anormal, pero se da uno cuenta hasta que estas hormonas se despiertan por decirlo así”, agregó.

Así mismo, explicó que algunas otras razones podrían ser medioambientales en cuanto a los hábitos de la mujer entre ellos la dieta, trastornos alimenticios, que provocan sobrepeso y la falta de ejercicio o actividad física.

Por lo que, si una mujer tiene buenos hábitos alimenticios, se ejercita de manera regular y tiene buen control de su peso, puede ser que nunca llegue a manifestar dicha enfermedad crónica.

“Es la enfermedad de las teorías porque no todas las mujeres con obesidad tienen ovario poliquístico, nada más el 70% tienen sobrepeso y el 30% de mujeres no tienen ni sobrepeso ni obesidad, entonces no siempre se cumple ese requisito”, añadió.

SÍNTOMAS Y ENFERMEDADES

La ginecóloga de profesión comentó que dentro de los síntomas más comunes es que sus períodos menstruales sean irregulares en donde en lugar de ser de 28 días, sean de cada 45 a 50 días o periodos largos hasta años donde no se venga la menstruación.

Otra característica es que como se produce un exceso de hormonas masculinas, es decir, andrógenos, puede haber vello en zonas no comunes en una mujer, como en el área del bigote, barba, abdomen, espalda, así como al contrario calvicie por exceso de grasa y acné.

En ese sentido, al presentar obesidad, pueden tener resistencia a la insulina con lo cual se corre el riesgo de padecer diabetes una de las principales enfermedades crónico degenerativas con causa de muerte en México.

“Cómo producen estrógenos a niveles elevados en contraposición pueden presentar el riesgo de tener problemas en una de las capas de la matriz lo cual puede provocar hiperplasia y dar cáncer endometrio”, detalló.

Marina Hinojosa resaltó que también por el tema de la obesidad, pueden tener el riesgo de padecer hipertensión y consigo posiblemente infartos a largo plazo, así como causar infertilidad para aquellas mujeres que se quieren embarazar.

TRATAMIENTOS

La doctora precisó que es una enfermedad que no tiene cura, sin embargo, se puede mejorar mucho y sin síntomas por períodos largos, pero es una condición que regresa al comenzar de nuevo con malos hábitos, como dejar la dieta y ejercicio.

“El tratamiento depende del problema que tenga la paciente, si nos consulta por resistencia a la insulina se da cierto tratamiento parecido al que se usa para la diabetes, por ejemplo si su regla es irregular le damos medicamento hormonal para regularizar”.

Además, si el problema es infertilidad se suministra otro tipo de medicamento para que pueda ovular ya que normalmente no sucede este proceso por eso no se pueden embarazar así como por lo contrario no quiere embarazarse se dan anticonceptivos.

Marina Montañez resaltó que la cirugía no es una solución ni un tratamiento para esta enfermedad además de que puede ser peligroso, ya que tiene su trasfondo hormonal por lo que no sirve de nada quitar los quistes, porque puede que una mujer no tenga quistes pero si la enfermedad.

“No es un tratamiento de primera instancia incluso, es obsoleto, sin embargo, se pudiera realizar como último recurso pero normalmente eso ya no se hace no es recomendable”.

EFECTOS SECUNDARIOS

Los tratamientos para controlar la enfermedad del ovario poliquístico, normalmente tienen efectos secundarios a largo plazo, tal como los anticonceptivos que pueden aumentar el riesgo de coágulos en las venas de las piernas que se pueden ir a los pulmones.

“Todos estos tratamientos tienen que ir supervisados por un médico ginecólogo porque pasa que se automedican y se puede aumentar también el riesgo de cáncer y todos los otros medicamentos pueden dar diarrea, dolor de abdomen, mareos entre otros” expresó.

Finalmente, la doctora Montañez, sostuvo que ante cualquier padecimiento pueden acercarse a su médico más cercano o también se puede acudir a cualquier institución pública en donde son totalmente gratis los tratamientos para el ovario poliquístico.

A nivel mundial 1 de cada 10 mujeres tienen la enfermedad de ovario poliquístico lo cual representa del 7 al 10% de la población femenina en edad reproductiva, es decir, de los 14 a los 50 años, siendo el problema endocrinológico más común en mujeres manifestó, Marina Montañez Hinojosa, subdirectora del Hospital Materno Infantil de Mexicali.

En Baja California se detectaron 806 diagnósticos de mujeres con ovario poliquístico durante 2023 y de enero al 30 de mayo del 2024 se diagnosticaron 167 casos por lo que a la fecha se han registrado 973 casos de esta enfermedad.

Sin embargo, la especialista puntualizó que estos datos están muy por debajo del reporte mundial ya que existen pocos registros de la estadística de la población real que se debería tener, por falta de diagnósticos por parte de las mujeres que lo padecen.

“Están un poquito abajo de la media nacional e internacional yo creo que no están todos los casos registrados o muchas mujeres no se han dado cuenta de que lo padecen, entonces pudiera alertar porque no hay muchos casos registrados”, añadió.

En Mexicali se registraron 421 casos en total, 338 en 2023 y 83 casos en 2024, con lo que representa la mayoría de casos en relación con los demás municipios ya que el segundo más alto es Ensenada con 176 casos, muy por debajo de Mexicali.

CAUSAS

Marina Montañez indicó que aunque no hay una causa en específico que provoque el ovario poliquístico en las mujeres, se empieza a manifestar dicha enfermedad a partir de la pubertad por razones genéticas naturalmente.

“Desde que está el embrión en el vientre de la mamá, ya sus genes están determinados que su producción de hormonas va a ser anormal, pero se da uno cuenta hasta que estas hormonas se despiertan por decirlo así”, agregó.

Así mismo, explicó que algunas otras razones podrían ser medioambientales en cuanto a los hábitos de la mujer entre ellos la dieta, trastornos alimenticios, que provocan sobrepeso y la falta de ejercicio o actividad física.

Por lo que, si una mujer tiene buenos hábitos alimenticios, se ejercita de manera regular y tiene buen control de su peso, puede ser que nunca llegue a manifestar dicha enfermedad crónica.

“Es la enfermedad de las teorías porque no todas las mujeres con obesidad tienen ovario poliquístico, nada más el 70% tienen sobrepeso y el 30% de mujeres no tienen ni sobrepeso ni obesidad, entonces no siempre se cumple ese requisito”, añadió.

SÍNTOMAS Y ENFERMEDADES

La ginecóloga de profesión comentó que dentro de los síntomas más comunes es que sus períodos menstruales sean irregulares en donde en lugar de ser de 28 días, sean de cada 45 a 50 días o periodos largos hasta años donde no se venga la menstruación.

Otra característica es que como se produce un exceso de hormonas masculinas, es decir, andrógenos, puede haber vello en zonas no comunes en una mujer, como en el área del bigote, barba, abdomen, espalda, así como al contrario calvicie por exceso de grasa y acné.

En ese sentido, al presentar obesidad, pueden tener resistencia a la insulina con lo cual se corre el riesgo de padecer diabetes una de las principales enfermedades crónico degenerativas con causa de muerte en México.

“Cómo producen estrógenos a niveles elevados en contraposición pueden presentar el riesgo de tener problemas en una de las capas de la matriz lo cual puede provocar hiperplasia y dar cáncer endometrio”, detalló.

Marina Hinojosa resaltó que también por el tema de la obesidad, pueden tener el riesgo de padecer hipertensión y consigo posiblemente infartos a largo plazo, así como causar infertilidad para aquellas mujeres que se quieren embarazar.

TRATAMIENTOS

La doctora precisó que es una enfermedad que no tiene cura, sin embargo, se puede mejorar mucho y sin síntomas por períodos largos, pero es una condición que regresa al comenzar de nuevo con malos hábitos, como dejar la dieta y ejercicio.

“El tratamiento depende del problema que tenga la paciente, si nos consulta por resistencia a la insulina se da cierto tratamiento parecido al que se usa para la diabetes, por ejemplo si su regla es irregular le damos medicamento hormonal para regularizar”.

Además, si el problema es infertilidad se suministra otro tipo de medicamento para que pueda ovular ya que normalmente no sucede este proceso por eso no se pueden embarazar así como por lo contrario no quiere embarazarse se dan anticonceptivos.

Marina Montañez resaltó que la cirugía no es una solución ni un tratamiento para esta enfermedad además de que puede ser peligroso, ya que tiene su trasfondo hormonal por lo que no sirve de nada quitar los quistes, porque puede que una mujer no tenga quistes pero si la enfermedad.

“No es un tratamiento de primera instancia incluso, es obsoleto, sin embargo, se pudiera realizar como último recurso pero normalmente eso ya no se hace no es recomendable”.

EFECTOS SECUNDARIOS

Los tratamientos para controlar la enfermedad del ovario poliquístico, normalmente tienen efectos secundarios a largo plazo, tal como los anticonceptivos que pueden aumentar el riesgo de coágulos en las venas de las piernas que se pueden ir a los pulmones.

“Todos estos tratamientos tienen que ir supervisados por un médico ginecólogo porque pasa que se automedican y se puede aumentar también el riesgo de cáncer y todos los otros medicamentos pueden dar diarrea, dolor de abdomen, mareos entre otros” expresó.

Finalmente, la doctora Montañez, sostuvo que ante cualquier padecimiento pueden acercarse a su médico más cercano o también se puede acudir a cualquier institución pública en donde son totalmente gratis los tratamientos para el ovario poliquístico.

Local

Piden ayuda para localizar a la menor Yazmín Reyes Duarte

Yazmín llevaba de vestimenta blusa color blanca, pants negro y zapato deportivo negro de la marca “Guess”, la joven es de tez blanca, cabello largo oscuro

Policiaca

Encuentran sin vida a una mujer dentro de una vivienda en Agaves

Se trató de una mujer de 41 años aproximadamente, de compresión robusta y tez morena

Local

Logran agricultores de BC ahorros 174.6 mdp en electricidad

El principal uso de la energía eléctrica fue para el bombeo y rebombeo del agua que fue utilizada para la aplicación de los riegos agrícolas

Local

Aumentarán tarifa de camión a 20 pesos en pago efectivo

Este incremento, que entrará en vigor el próximo viernes, sólo se aplicará en Mexicali