/ miércoles 15 de mayo de 2019

Abuelita prefiere tener un “cooler”

Los ambientes extremadamente fríos le afectan, por eso evita la refrigeración

Como padece una enfermedad que le genera complicaciones cuando está en un ambiente frío, Adela Barajas Retis prefiere refrescarse con un “cooler” que tiene en su sala. Ella reside en la calle Porvenir de la colonia Bellavista junto con su esposo Luis y sus dos perros, “Chata” y “Güero”, que, según dijo, aguantarán las temperaturas sin encender los aparatos de refrigeración hasta el próximo mes. En tanto, cuando tiene la visita de sus nietos mencionó que ellos no se quejan del calor.

“Hasta eso que no reniegan, se dan sus baños y se aguantan”. Al ser un “cooler” menos potente que una refrigeración, ella prefiere permanecer en su sala, dado que padece poliarteritis nodosa.

“Hace que me den muchos calambres”. La señora Adela no recuerda cuándo adquirió el “cooler”, pero reconoció que casi toda su vida ha tenido al menos uno de estos aparatos en su hogar, donde lleva residiendo desde hace más de 40 años. Hasta hace un año invirtió en un “minisplit”, pero éste fue instalado en la recámara. Para darle mantenimiento al “cooler”, comentó que cada año debe de retirársele el sarro que se genera cuando el agua se acumula.

“Hay que rasparlo bien y luego ponerle la pintura y abajo en el piso se le pone el chapopote”. Esta labor la realizan entre ella y su esposo, toda vez que no quieren gastar en pagarle a alguien más porque lo haga.

Como padece una enfermedad que le genera complicaciones cuando está en un ambiente frío, Adela Barajas Retis prefiere refrescarse con un “cooler” que tiene en su sala. Ella reside en la calle Porvenir de la colonia Bellavista junto con su esposo Luis y sus dos perros, “Chata” y “Güero”, que, según dijo, aguantarán las temperaturas sin encender los aparatos de refrigeración hasta el próximo mes. En tanto, cuando tiene la visita de sus nietos mencionó que ellos no se quejan del calor.

“Hasta eso que no reniegan, se dan sus baños y se aguantan”. Al ser un “cooler” menos potente que una refrigeración, ella prefiere permanecer en su sala, dado que padece poliarteritis nodosa.

“Hace que me den muchos calambres”. La señora Adela no recuerda cuándo adquirió el “cooler”, pero reconoció que casi toda su vida ha tenido al menos uno de estos aparatos en su hogar, donde lleva residiendo desde hace más de 40 años. Hasta hace un año invirtió en un “minisplit”, pero éste fue instalado en la recámara. Para darle mantenimiento al “cooler”, comentó que cada año debe de retirársele el sarro que se genera cuando el agua se acumula.

“Hay que rasparlo bien y luego ponerle la pintura y abajo en el piso se le pone el chapopote”. Esta labor la realizan entre ella y su esposo, toda vez que no quieren gastar en pagarle a alguien más porque lo haga.

Local

Aprueban leyes secundarias de la Reforma Educativa de AMLO

Con lo que empieza un nuevo proceso para la educación en México

Local

Invitan a casarse durante Fiestas del Sol

La ceremonia se realizará el martes 15 de octubre

Deportes

Una nueva oportunidad

Soles de Mexicali arranca la temporada 2019-20 de la LNBP de gira ante Ángeles de Puebla. El quinteto de Iván Déniz quiere aumentar su legado

Deportes

Reportan Germán y Quevedo

El campamento de Águilas de Mexicali crece antes de partir a la pretemporada por Estados Unidos

Deportes

Regresa Index con buenos resultados

Rescatan un subcampeonato y dos terceros lugares en la Maquiolimpiada Nacional 2019