/ sábado 30 de junio de 2018

Brote de E. Coli en lechugas romanas surgió de canal de Yuma

Se tomaron muestras de canales de riego de los campos de Yuma y se identificó que de ahí procedió la bacteria

Yuma, Arizona.- La más larga epidemia de E. Coli que se ha dado en más de una década terminó este jueves, y según reportaron representantes del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), el brote que contaminó lechugas romanas cosechadas en esta región se originó por el agua contaminada de un canal de riego de Yuma.

De acuerdo con el reporte de CDC 210 personas fueron infectadas en 36 estados, que en los fronterizos de Arizona contaron 9, destacó California con 49, y en Texas hubo 4.

Investigadores del CDC que tomaron muestras de la epidemia de la especie O157:H7 de agua de canales de riego agrícola de esta ciudad.

Con la ayuda de la Administración Federal de Drogas (FDA) continúan investigando el caso para saber más de la bacteria que pudo haber entrado en el agua y las formas en que el líquido pudo haber contaminado la lechuga.


Se reitera por FDA que el último envío de lechugas romanas cosechadas en Yuma se hizo el 16 de abril y la temporada terminó.

Las lechugas que están en venta en mercados de la localidad no forman parte de los lotes contaminados y es seguro adquirirlas y consumirlas.

Yuma, Arizona.- La más larga epidemia de E. Coli que se ha dado en más de una década terminó este jueves, y según reportaron representantes del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), el brote que contaminó lechugas romanas cosechadas en esta región se originó por el agua contaminada de un canal de riego de Yuma.

De acuerdo con el reporte de CDC 210 personas fueron infectadas en 36 estados, que en los fronterizos de Arizona contaron 9, destacó California con 49, y en Texas hubo 4.

Investigadores del CDC que tomaron muestras de la epidemia de la especie O157:H7 de agua de canales de riego agrícola de esta ciudad.

Con la ayuda de la Administración Federal de Drogas (FDA) continúan investigando el caso para saber más de la bacteria que pudo haber entrado en el agua y las formas en que el líquido pudo haber contaminado la lechuga.


Se reitera por FDA que el último envío de lechugas romanas cosechadas en Yuma se hizo el 16 de abril y la temporada terminó.

Las lechugas que están en venta en mercados de la localidad no forman parte de los lotes contaminados y es seguro adquirirlas y consumirlas.