/ martes 11 de junio de 2019

Caídas, un Síndrome en el Adulto Mayor

La vivienda en la que habita un adulto mayor requiere adaptarse y garantizar que se minimicen los riesgos en todas las áreas

Aunque a simple vista no parezcan problema, las caídas representan un síndrome entre los adultos mayores, quienes pueden padecer consecuencias graves y son de hecho la causa predominante de lesiones entre ellos.

Para Ernesto García González, médico familiar, los adultos mayores deben considerarse como los más vulnerables dentro del hogar y por ello se deben adaptar condiciones que garanticen su seguridad.

Debe incentivarse a los adultos mayores a utilizar herramientas de apoyo como andaderas o bastones / JORGE GALINDO

Las consecuencias pueden ir en dos sentidos, por un lado se va a generar una lesión derivada de la caída, pero ese puede ser factor para agravar otra enfermedad que ya esté padeciendo.

Entre población adulta las enfermedades más comunes son el déficit en los principales sentidos como la vista y el oído además de las artritis, artrosis e infecciones de vías urinarias y respiratorias, situaciones que también pueden propiciar caídas, sobre todo las que refieren el desgaste de algunos sentidos.

García González refirió que los pacientes geriátricos necesitan desarrollarse en ambientes tranquilos y siempre en compañía de un familiar o cuidador.

En la casa, indicó, es necesario tener suelos regulares, sin desniveles o al menos propiciar que las actividades de los adultos mayores se lleven a cabo lejos de estas zonas; en caso de tener alfombra es necesario que éstas tengan antiderrapantes para que se mantengan fijas.

Aunque las necesidades son variables, es muy recomendable colocar barras de soporte o pasamanos por ejemplo en los baños y regaderas, también en algunas paredes y cerca de la cama procurar también un apoyo.

El médico recomienda prestar atención al calzado, pues unos zapatos con bases resbalosas serán un peligro latente.

Lo más importante, apuntó, es mantener la casa libre de objetos en el suelo y si es necesario, incentivarlos a utilizar herramientas de apoyo como andaderas o bastones.



DEPRESIÓN, OTRO FACTOR COMÚN

La depresión también puede afectar hasta el 35% de los adultos mayores, especialmente a los varones cuando se enfrentan a la falta de acompañamiento y convivencia con la familia o amigos.

Daniel Millán Alcántara, responsable del Programa de Atención al Envejecimiento, explicó que la depresión es un trastorno del estado de ánimo que requiere atención especializada.

“Muchas veces este padecimiento impacta en la salud y en la funcionalidad de un individuo y también es poco diagnosticado y las personas creen que un estado depresivo es natural en la persona adulta”, explicó el médico familiar.

La depresión suele manifestarse con aspectos diversos como dolor, problemas del sueño, falta de apetito y aislamiento por parte del paciente que deja de hacer actividades que antes eran habituales.

Se incrementa cuando el paciente se encuentra como huésped en una residencia o asilo, ahí aumentan más las posibilidades de tener depresión y muchas veces también la comorbilidad.

En los hombres mayores, el trastorno depresivo puede originarse al perder a la pareja, al recibir un diagnóstico crónico degenerativo como de diabetes y al perder vínculos familiares.

Aunque a simple vista no parezcan problema, las caídas representan un síndrome entre los adultos mayores, quienes pueden padecer consecuencias graves y son de hecho la causa predominante de lesiones entre ellos.

Para Ernesto García González, médico familiar, los adultos mayores deben considerarse como los más vulnerables dentro del hogar y por ello se deben adaptar condiciones que garanticen su seguridad.

Debe incentivarse a los adultos mayores a utilizar herramientas de apoyo como andaderas o bastones / JORGE GALINDO

Las consecuencias pueden ir en dos sentidos, por un lado se va a generar una lesión derivada de la caída, pero ese puede ser factor para agravar otra enfermedad que ya esté padeciendo.

Entre población adulta las enfermedades más comunes son el déficit en los principales sentidos como la vista y el oído además de las artritis, artrosis e infecciones de vías urinarias y respiratorias, situaciones que también pueden propiciar caídas, sobre todo las que refieren el desgaste de algunos sentidos.

García González refirió que los pacientes geriátricos necesitan desarrollarse en ambientes tranquilos y siempre en compañía de un familiar o cuidador.

En la casa, indicó, es necesario tener suelos regulares, sin desniveles o al menos propiciar que las actividades de los adultos mayores se lleven a cabo lejos de estas zonas; en caso de tener alfombra es necesario que éstas tengan antiderrapantes para que se mantengan fijas.

Aunque las necesidades son variables, es muy recomendable colocar barras de soporte o pasamanos por ejemplo en los baños y regaderas, también en algunas paredes y cerca de la cama procurar también un apoyo.

El médico recomienda prestar atención al calzado, pues unos zapatos con bases resbalosas serán un peligro latente.

Lo más importante, apuntó, es mantener la casa libre de objetos en el suelo y si es necesario, incentivarlos a utilizar herramientas de apoyo como andaderas o bastones.



DEPRESIÓN, OTRO FACTOR COMÚN

La depresión también puede afectar hasta el 35% de los adultos mayores, especialmente a los varones cuando se enfrentan a la falta de acompañamiento y convivencia con la familia o amigos.

Daniel Millán Alcántara, responsable del Programa de Atención al Envejecimiento, explicó que la depresión es un trastorno del estado de ánimo que requiere atención especializada.

“Muchas veces este padecimiento impacta en la salud y en la funcionalidad de un individuo y también es poco diagnosticado y las personas creen que un estado depresivo es natural en la persona adulta”, explicó el médico familiar.

La depresión suele manifestarse con aspectos diversos como dolor, problemas del sueño, falta de apetito y aislamiento por parte del paciente que deja de hacer actividades que antes eran habituales.

Se incrementa cuando el paciente se encuentra como huésped en una residencia o asilo, ahí aumentan más las posibilidades de tener depresión y muchas veces también la comorbilidad.

En los hombres mayores, el trastorno depresivo puede originarse al perder a la pareja, al recibir un diagnóstico crónico degenerativo como de diabetes y al perder vínculos familiares.

Local

Recomiendan cuidados emocionales para niños y adultos mayores

El Instituto de Psiquiatría ofrece medidas de afrontamiento psicológico para estos sectores, frente a incertidumbre por contingencia

Local

Dona Alcaldesa 100% de su sueldo al Hospital General

Será utilizado para la adquisición de insumos médicos

Policiaca

Amenazó con asesinar y secuestrar a su mujer

Fue capturado por la FGE en Puertas del Sol

Local

Industriales ignoran instrucción de cerrar

La Secretaría del Trabajo ha detectado fábricas que pese a no elaborar productos esenciales siguen laborando en lugar de enviar a casa a sus empleados

México

México vencerá al coronavirus con el apoyo de las Fuerzas Armadas: AMLO

Supervisó las instalaciones del Centro Médico Naval donde se atenderán a pacientes contagiados por el virus

México

AMLO dialoga con Larry Fink sobre Covid-19 y el deterioro económico mundial

El mandatario sostuvo una videollamada con el CEO del fondo BlackRock

México

México suma 79 muertes por Covid-19; obesidad y diabetes, sus aliados

Hay mil 890 contagios y la CDMX concentra la mayoría de los casos con 469 y 17 fallecimientos

Deportes

Tercera División Profesional  

Mandan a Italia camisetas de Cachanillas que serán subastadas por charitystars.com

Deportes

Septién lidera serial de ZR Promotions

El piloto ensenadense suma 46 puntos en las primeras dos carreras de la temporada que espera reanudarse en mayo