/ martes 27 de noviembre de 2018

Churros de azúcar “El Estimado”

Una tradición que puede disfrutarse todo el año

Los churros de harina endulzados con azúcar o con diversos ingredientes son una tradición que puede disfrutarse todo el año.

Churros “El Estimado” ubicado en calle K en la colonia Nueva, tiene más de 60 años endulzando el paladar de los cachanillas.

Raquel Sánchez gerente y dueña de El Estimado, maneja el sólido negocio que su padre fundó en la década de los 50s; “fue mi papá quien empezó aquí en una mesita hace varios años con un tanquecito de gas ya después compró un carro pequeño, se estacionó aquí y empezó a vender sus churros, después compramos uno más grande y fue así que empezó a evoluciona el negocio”, cuenta la propietaria.

El nombre de ‘El Estimado’ surgió al apodo que con el que el primer dueño se dirigía a sus clientes cuando el primer punto de venta eran las primarias Benito Juárez, Miguel Alemán y Leona Vicario.

La receta original ha permanecido en la familia desde aquellos años, también como la respuesta de los clientes y la unión familiar.

“Nuestros clientes son personas muy leales, muy buenas, son muy amables nunca hemos tenido algún problema, ni quejas, les han gustado bastantes”, mencionó Raquel.

La popularidad y el buen gusto obligan a los clientes a venir de diferentes puntos como lo son Palaco, la zona del Cetys, de San Marcos, Villa Fontana y hasta el ejido Puebla.

“De este negocio se ha mantenido no solamente mi familia si no también la de mi yerno y dos más”, dijo la feliz propietaria.

El proceso de elaboración es muy sencillo desde comprimir la masa y pasarla por aceite y revolcarla en azúcar con canela el cual no tarda ni 15 minutos.

El señor Miguel Ángel Batiz, esposo de Raquel es el encargada de elabora los churros, no plática brevemente el proceso; “se calienta el agua, se hierve, después se la agregas a la harina, después se bate, una vez lista la subes al troque y te vienes a elaborarlos aquí”, mencionó.

“El proceso de elaboración dura dos minutos para que salga la “rueda” bien cocida”.

El Estimado también ofrece buñuelos preparados por la misma Raquel, la cual comentó que fríe hasta 1 mil tortillas para este producto.

Gracias a las buenas ventas El Estimado tiene el plan de seguir deleitando a todos los mexicalenses con la receta original de los churros mexicanos.


Los churros de harina endulzados con azúcar o con diversos ingredientes son una tradición que puede disfrutarse todo el año.

Churros “El Estimado” ubicado en calle K en la colonia Nueva, tiene más de 60 años endulzando el paladar de los cachanillas.

Raquel Sánchez gerente y dueña de El Estimado, maneja el sólido negocio que su padre fundó en la década de los 50s; “fue mi papá quien empezó aquí en una mesita hace varios años con un tanquecito de gas ya después compró un carro pequeño, se estacionó aquí y empezó a vender sus churros, después compramos uno más grande y fue así que empezó a evoluciona el negocio”, cuenta la propietaria.

El nombre de ‘El Estimado’ surgió al apodo que con el que el primer dueño se dirigía a sus clientes cuando el primer punto de venta eran las primarias Benito Juárez, Miguel Alemán y Leona Vicario.

La receta original ha permanecido en la familia desde aquellos años, también como la respuesta de los clientes y la unión familiar.

“Nuestros clientes son personas muy leales, muy buenas, son muy amables nunca hemos tenido algún problema, ni quejas, les han gustado bastantes”, mencionó Raquel.

La popularidad y el buen gusto obligan a los clientes a venir de diferentes puntos como lo son Palaco, la zona del Cetys, de San Marcos, Villa Fontana y hasta el ejido Puebla.

“De este negocio se ha mantenido no solamente mi familia si no también la de mi yerno y dos más”, dijo la feliz propietaria.

El proceso de elaboración es muy sencillo desde comprimir la masa y pasarla por aceite y revolcarla en azúcar con canela el cual no tarda ni 15 minutos.

El señor Miguel Ángel Batiz, esposo de Raquel es el encargada de elabora los churros, no plática brevemente el proceso; “se calienta el agua, se hierve, después se la agregas a la harina, después se bate, una vez lista la subes al troque y te vienes a elaborarlos aquí”, mencionó.

“El proceso de elaboración dura dos minutos para que salga la “rueda” bien cocida”.

El Estimado también ofrece buñuelos preparados por la misma Raquel, la cual comentó que fríe hasta 1 mil tortillas para este producto.

Gracias a las buenas ventas El Estimado tiene el plan de seguir deleitando a todos los mexicalenses con la receta original de los churros mexicanos.


Local

Cae la venta de autos usados en Mexicali

Crisis económica generada por pandemia afecta a posibles compradores

Local

Licencias federales vencidas en pandemia tendrán vigencia todo el 2020

Ante la suspensión de trámites por parte de la SCT ante Covid-19

Local

Solo 20% de las empresas constructoras tuvieron obras este año: CMIC

Algunas no tuvieron suficiente liquidez ni siquiera como para renovar su membresía ante la cámara

Local

Mueren por Covid-19 nueve embarazadas en BC

Ocho de esas defunciones ocurrieron en Tijuana y la otra en Mexicali: Pérez Rico

Sociedad

Estudiantes tendrán crisis de aprendizaje, advierte Banco Mundial

Cierre de las escuelas bajará puntajes de las pruebas promedio de niños de primaria y secundaria

Política

Fiscalización, reto de las campañas: Espadas Ancona

Uuc-Kib Espadas Ancona señala que urge regular los recursos que ingresan a campañas sin pasar por bancos o registros fiscales

Sociedad

A seis años del derrame en río Sonora, afectación persiste

Contaminación de pozos aqueja a municipios afectados por el vertido de sulfato de cobre acidulado

Finanzas

Disruptores | Las transnacionales digitales meten el acelerador en México

El país tenía un atraso en las compras en línea, pero la pandemia obligó a acelerar la adopción de pagos digitales y empujó al país tres años hacia el futuro, asegura Juan Luis Bordes, director general de PayPal para México

Mundo

Cosen peluches para sobrevivir en Gaza

Una pareja de discapacitados palestinos se mantiene apenas a flote con la venta de disfraces y muñecos de felpa durante la pandemia