/ miércoles 5 de junio de 2019

Desaladora: Retos e impactos que presenta para el medio ambiente

Para el especialista José Carmelo Zavala la opción de aplicar la osmosis inversa para la obtención de agua limpia es positiva, principalmente por el tipo de energías que puede aplicarse en ella.

Tijuana.- Mucho se ha cuestionado la instalación de una segunda desalado­ra en la entidad. El proyec­to que pretende echar a andar el Gobierno del Estado ofrece garantizar agua potable para los re­sidentes de la costa, pero también ha puesto en duda la acumulación de la sal y su correcto procesamiento para evitar el menor impacto posible en la flora y fauna oceánica.

Para el especialista en temas me­dio ambientales y director del Centro de Innovación y Gestión Ambiental (CIGA) en la localidad, José Carmelo Zavala, la opción de aplicar la osmo­sis inversa para la obtención de agua limpia es positiva, principalmente por el tipo de energías que pueden aplicarse en ella.

“Me parece que la tecnología de osmosis inversa realmente es una muy buena tecnología. En los impac­tos, bueno el uso de esta energía para poder operar bombas de alta presión para hacer pasar el agua a través de las membranas de osmosis inversa”.

La osmosis inversa es una tecno­logía de purificación del agua en la que se utiliza una membrana semi­permeable para eliminar moléculas y partículas más grandes. En el tra­tamiento los sólidos disueltos, al ge­nerar una presión, quedan retenidos en la membrana dejando pasar sólo el agua. Para lograr este efecto del paso del agua es necesario presurizarla.



En este proceso, el mayor cuidado que se debe tener es en relación a los residuos de sal y metales, conocido como Salmuera. “El impacto ambien­tal yo diría que es tal vez el que mayor cuidado, además del uso de la energía, es en la descarga, porque tenemos dos flujos a la salida de la membrana: Uno con agua de altísima calidad con muy pocos sólidos disueltos, tanto que a veces hay que agregarle sólidos di­sueltos para poderla ingerir (…) y por otro lado tenemos el agua de rechazo que se le llama, otra corriente que es la parte de fuera con muy alta concen­tración de sólidos disueltos, metales”, explicó Zavala.

En distintos lugares del mundo en que se aplica el aprovechamiento de las desaladoras, la salmuera es des­echada al mar a través de canales submarinos o pozos, que permiten su disolución rápida o captura para pos­terior procesamiento y uso en general.

Sin embargo, en el proyecto que pretende aplicarse en esta región fronteriza, específicamente Playas de Rosarito indicó, se pretende desechar la alta concentración de sal a lo largo de la costa, lo cual afirmó represen­taría un gran riesgo para la flora y fauna marina oceánica de la región.



“Yo creo que lo que debe hacerse para mitigar y que lo hace la mayoría es un difusor, una descarga bajo el nivel del mar, sumergida digamos, en un punto donde la corriente del mar, la corriente oceánica lo disperse rá­pidamente. Sí va a haber un impacto en la flora y fauna marina por esa concentración de sal, pero realmente puede mitigarse de buena manera. Creo que la osmosis inversa es una

tecnología limpia y adecuada”.

ALTOS COSTOS


Otro de los principales obstáculos que se podría presentar en la imple­mentación de esta metodología para la obtención de agua limpia, son los altos costos llegan a ese nivel para que sea factible su aplicación, aseguró.

“En los proyectos de ingeniería digamos que la ingeniería puede re­solverse en términos así gruesos, generales, todo. Pero hay que saber si lo puedes pagar, ver el costo bene­ficio, si el proyecto aguanta eso para poderlo pagar, entonces y es una de­cisión económica, no que la tecnolo­gía no exista o la solución técnica de ingeniería no exista”.



Antes de llegar a la implementa­ción de una desaladora afirmó se po­dría implementar el uso de agua rehusada, proceso que representa un menor costo.

“Al filo de la tecnología diría yo que es más barato llegar a este punto con agua rehusada, con agua tratada (…) Porque está más barato el tratar agua rehusada que desalar agua de mar, en este momento, por la economía”.

Tijuana.- Mucho se ha cuestionado la instalación de una segunda desalado­ra en la entidad. El proyec­to que pretende echar a andar el Gobierno del Estado ofrece garantizar agua potable para los re­sidentes de la costa, pero también ha puesto en duda la acumulación de la sal y su correcto procesamiento para evitar el menor impacto posible en la flora y fauna oceánica.

Para el especialista en temas me­dio ambientales y director del Centro de Innovación y Gestión Ambiental (CIGA) en la localidad, José Carmelo Zavala, la opción de aplicar la osmo­sis inversa para la obtención de agua limpia es positiva, principalmente por el tipo de energías que pueden aplicarse en ella.

“Me parece que la tecnología de osmosis inversa realmente es una muy buena tecnología. En los impac­tos, bueno el uso de esta energía para poder operar bombas de alta presión para hacer pasar el agua a través de las membranas de osmosis inversa”.

La osmosis inversa es una tecno­logía de purificación del agua en la que se utiliza una membrana semi­permeable para eliminar moléculas y partículas más grandes. En el tra­tamiento los sólidos disueltos, al ge­nerar una presión, quedan retenidos en la membrana dejando pasar sólo el agua. Para lograr este efecto del paso del agua es necesario presurizarla.



En este proceso, el mayor cuidado que se debe tener es en relación a los residuos de sal y metales, conocido como Salmuera. “El impacto ambien­tal yo diría que es tal vez el que mayor cuidado, además del uso de la energía, es en la descarga, porque tenemos dos flujos a la salida de la membrana: Uno con agua de altísima calidad con muy pocos sólidos disueltos, tanto que a veces hay que agregarle sólidos di­sueltos para poderla ingerir (…) y por otro lado tenemos el agua de rechazo que se le llama, otra corriente que es la parte de fuera con muy alta concen­tración de sólidos disueltos, metales”, explicó Zavala.

En distintos lugares del mundo en que se aplica el aprovechamiento de las desaladoras, la salmuera es des­echada al mar a través de canales submarinos o pozos, que permiten su disolución rápida o captura para pos­terior procesamiento y uso en general.

Sin embargo, en el proyecto que pretende aplicarse en esta región fronteriza, específicamente Playas de Rosarito indicó, se pretende desechar la alta concentración de sal a lo largo de la costa, lo cual afirmó represen­taría un gran riesgo para la flora y fauna marina oceánica de la región.



“Yo creo que lo que debe hacerse para mitigar y que lo hace la mayoría es un difusor, una descarga bajo el nivel del mar, sumergida digamos, en un punto donde la corriente del mar, la corriente oceánica lo disperse rá­pidamente. Sí va a haber un impacto en la flora y fauna marina por esa concentración de sal, pero realmente puede mitigarse de buena manera. Creo que la osmosis inversa es una

tecnología limpia y adecuada”.

ALTOS COSTOS


Otro de los principales obstáculos que se podría presentar en la imple­mentación de esta metodología para la obtención de agua limpia, son los altos costos llegan a ese nivel para que sea factible su aplicación, aseguró.

“En los proyectos de ingeniería digamos que la ingeniería puede re­solverse en términos así gruesos, generales, todo. Pero hay que saber si lo puedes pagar, ver el costo bene­ficio, si el proyecto aguanta eso para poderlo pagar, entonces y es una de­cisión económica, no que la tecnolo­gía no exista o la solución técnica de ingeniería no exista”.



Antes de llegar a la implementa­ción de una desaladora afirmó se po­dría implementar el uso de agua rehusada, proceso que representa un menor costo.

“Al filo de la tecnología diría yo que es más barato llegar a este punto con agua rehusada, con agua tratada (…) Porque está más barato el tratar agua rehusada que desalar agua de mar, en este momento, por la economía”.

Policiaca

En ataque armado asesinan hombre en Villas de la República

A dos cuadras del homicidio, agentes localizaron un vehículo en llamas

Local

Piden multas de hasta 5 mil 200 pesos a quienes acosen con “piropos” en Rosarito

El juez determinara la multa que va de los 30 a 60 unidades de medidas y actualización y/o 36 horas de arresto a una cárcel municipal

Local

San Luis RC registra repunte de contagios por Covid-19

En cinco días, la ciudad reportó 64 nuevos casos por el virus SARS-CoV-2, por lo que, tanto el municipio como el estado siguen en el color naranja del Semáforo de Riesgo Epidemiológico

Local

Da AMLO respaldo a empresarios de Baja California

En su agenda de trabajo se adelanta que dará a conocer acciones para el Alto Golfo de California

Policiaca

En ataque armado asesinan hombre en Villas de la República

A dos cuadras del homicidio, agentes localizaron un vehículo en llamas

Finanzas

China acusa maniobra política en Red Limpia

El Gobierno de México como los mexicanos “saben identificar la verdad de la mentira”, dice la embajada

Finanzas

Urgen estímulos para la economía: Heath

El subgobernador estima que la economía mexicana tardará entre dos y seis años en recuperarse

Mundo

EU y China aprietan a Brasil por red 5G

La relación con Pekín es clave, dice vicepresidente tras los ataques a Huawei y el plan “clean network”

Mundo

Con bicis, Teherán busca convertirse en Ámsterdam

La alcaldía de la capital iraní cuenta con el programa Bdood, que tiene 147 estaciones de bicicletas en autoservicio