/ martes 3 de septiembre de 2019

Huyen africanos de la violencia de su tierra

Tres meses son los que Philomina, Félix y Omaho llevan asentados en San Luis Río Colorado

A raíz de la crisis y el declive social, económico y político de África oriental y central, específicamente en Uganda y Camerún, respectivamente, fue que una serie de caravanas masivas de migrantes se iniciaron en aquel continente.

Lo anterior, dando como resultado la dispersión de estos en el continente americano, para poder solicitar asilo político en Estados Unidos. Sin embargo, las peripecias del camino llevaron a tres africanos a San Luis Río Colorado, para refugiarse de los peligros del autoritarismo de su tierra y aguardar su turno en la lista de espera, para recibir la atención de autoridades estadounidenses.

Philomina, mujer de 35 años, originaria de Camerún, quien dejó a su familia - incluyendo a su madre e hijo – desde el pasado 6 de mayo de este año, platicó sobre las pruebas que ha enfrentado junto con su hermano Félix y un connacional de nombre Omaho, para salvarse de un gobierno asesino y hostigador, según sus palabras.



“Tenemos en México casi dos meses. Fui a Texas a registrar mi nombre en migración, pero me habían dicho que estaban cerradas las listas. Les supliqué para poder ser anotada. Ahí estuve una semana, pero no me resolvieron nada. De ahí, tardé dos días en llegar y registrarme en las listas de Mexicali”, dijo la entrevistada, quien en su ciudad de origen era propietaria de una tienda de conveniencia y abarrotes, la cual fue destruida, mientras era buscada para ser asesinada por la fuerza militar africana.

“Estuve cinco días en la jungla de Panamá, día y noche. Tres de éstos, sin comer. Después, pasamos por Costa Rica, Honduras, Nicaragua y Guatemala, antes de llegar a este país”, agregando que, sumado a una barrera de lenguaje, junto con su hermano y Omaho han sufrido para tener algo de comer y que después de los tres días marcados en la Casa del Migrante “La Divina Providencia” encontraron un cuarto en donde viven los tres, esperando a que el gobierno estadounidense les facilite su traslado a los Centros de Detención para migrantes. “Estaremos aquí hasta recibir el número de pase.


El trabajo lo obtuvieron preguntando en las calles y ofreciendo sus servicios en cualquier tarea posible. Foto: Alonso Moreno


“Después todo lo que pasamos en la jungla panameña, donde vimos muchas cosas, me sigue aterrando. Perdimos muchas personas en la jungla, vi mucha gente muerta en el camino. Esa fue una de las peores partes de nuestro recorrido”.

EMPLEO TEMPORAL

Por su parte, sigue buscando un empleo que le permita solventar gastos corrientes, aunque su hermano y Omaho laboran en un sitio de lavado de autos.

“Nuestro único problema es donde rentamos. Nos gustaría buscar un apartamento porque estamos todos en un cuarto. Sin embargo, tenemos que pagar los servicios y la comida. Esa es nuestra principal dificultad”.



A pesar de las intenciones de traer a su familia desde África, se dijo del peligro que conlleva hablar del asunto y de la inseguridad existente en esta posibilidad

A raíz de la crisis y el declive social, económico y político de África oriental y central, específicamente en Uganda y Camerún, respectivamente, fue que una serie de caravanas masivas de migrantes se iniciaron en aquel continente.

Lo anterior, dando como resultado la dispersión de estos en el continente americano, para poder solicitar asilo político en Estados Unidos. Sin embargo, las peripecias del camino llevaron a tres africanos a San Luis Río Colorado, para refugiarse de los peligros del autoritarismo de su tierra y aguardar su turno en la lista de espera, para recibir la atención de autoridades estadounidenses.

Philomina, mujer de 35 años, originaria de Camerún, quien dejó a su familia - incluyendo a su madre e hijo – desde el pasado 6 de mayo de este año, platicó sobre las pruebas que ha enfrentado junto con su hermano Félix y un connacional de nombre Omaho, para salvarse de un gobierno asesino y hostigador, según sus palabras.



“Tenemos en México casi dos meses. Fui a Texas a registrar mi nombre en migración, pero me habían dicho que estaban cerradas las listas. Les supliqué para poder ser anotada. Ahí estuve una semana, pero no me resolvieron nada. De ahí, tardé dos días en llegar y registrarme en las listas de Mexicali”, dijo la entrevistada, quien en su ciudad de origen era propietaria de una tienda de conveniencia y abarrotes, la cual fue destruida, mientras era buscada para ser asesinada por la fuerza militar africana.

“Estuve cinco días en la jungla de Panamá, día y noche. Tres de éstos, sin comer. Después, pasamos por Costa Rica, Honduras, Nicaragua y Guatemala, antes de llegar a este país”, agregando que, sumado a una barrera de lenguaje, junto con su hermano y Omaho han sufrido para tener algo de comer y que después de los tres días marcados en la Casa del Migrante “La Divina Providencia” encontraron un cuarto en donde viven los tres, esperando a que el gobierno estadounidense les facilite su traslado a los Centros de Detención para migrantes. “Estaremos aquí hasta recibir el número de pase.


El trabajo lo obtuvieron preguntando en las calles y ofreciendo sus servicios en cualquier tarea posible. Foto: Alonso Moreno


“Después todo lo que pasamos en la jungla panameña, donde vimos muchas cosas, me sigue aterrando. Perdimos muchas personas en la jungla, vi mucha gente muerta en el camino. Esa fue una de las peores partes de nuestro recorrido”.

EMPLEO TEMPORAL

Por su parte, sigue buscando un empleo que le permita solventar gastos corrientes, aunque su hermano y Omaho laboran en un sitio de lavado de autos.

“Nuestro único problema es donde rentamos. Nos gustaría buscar un apartamento porque estamos todos en un cuarto. Sin embargo, tenemos que pagar los servicios y la comida. Esa es nuestra principal dificultad”.



A pesar de las intenciones de traer a su familia desde África, se dijo del peligro que conlleva hablar del asunto y de la inseguridad existente en esta posibilidad

Policiaca

Someten hombre agresivo en tienda de Plaza Comercial

Se reportó que el hombre que ingresó, aparentemente se encontraba bajo influjo de alguna droga, mostrándose agresivo con la gente

Local

Vacaciones navideñas empiezan el 23 en educación básica

Se informó que disfrutan del periodo vacacional en BC, más de 683 mil estudiantes y 32 mil 606 docentes

Local

Aprueba Cabildo presupuesto de ingresos y egresos 2020

Se reafirmó el no aumento al impuesto predial

Policiaca

Someten a hombre agresivo en tienda de Plaza Comercial

Se reportó que el hombre que ingresó, aparentemente se encontraba bajo influjo de alguna droga, mostrándose agresivo con la gente

Local

Sigue deportación por BC

En comparación con el 2018, hay reducción de 1% en el número de migrantes repatriados

Local

Congreso de BC aprueba nuevos impuestos para casas de apuestas

Los ingresos serán destinados a proyectos estratégicos en beneficio de los bajacalifornianos

Justicia

Juez vincula a proceso a exsecretario de Salud de Jalisco

Asimismo, se inició un proceso penal contra el exdirector de Administración y el exdirector de Planeación

Ecología

Por falta de hielo marino, osos polares invaden aldea rusa

Los osos acaban en las comunidades atraídos por el olor de la comida y la basura

Local

Por alta demanda, esperan que incremente el dólar el fin de semana

En casas de cambio del centro de Mexicali el billete verde se observó a los 18.70 pesos a la compra y 19.35 a la venta