/ jueves 22 de agosto de 2019

Instala donador anónimo más columnas

El Ayuntamiento colocó sellos de suspensión en elementos urbanos ubicados en avenida Colón y Justo Sierra.

Después de que el Ayuntamiento colocara unos sellos de suspensión en unos elementos urbanos que embellecen el cordón entre la avenida Cristóbal Colón y el bulevar Justo Sierra, al lado del cerco fronterizo, nuevamente un “donador” anónimo instaló más columnas en dicho espacio.

Hace una semana y media solo había cinco estructuras en forma de columna, de las cuales cuatro de ellas tenían una maceta con una planta encima. Desde el pasado miércoles se añadieron dos más hacia el oeste.

Para Flor Mora Corrales, experta en materia de urbanismo, opinó que quien está ejecutando esta acción de mejorar la imagen de ese espacio es alguien que no lo hace con dolo, ya que hasta la fecha sus acciones no han demostrado tener un interés en beneficiarse de manera comercial.



“Lejos de sancionar a esa persona que está instalando este mobiliario urbano, en los límites de la frontera, me parece que deberían hasta reconocerlo, porque está embelleciendo el espacio público, el paisaje urbano”.

El que el ciudadano no haya pedido algún tipo de permiso a las autoridades locales o federales para mejorar la imagen de dicho tramo, solo es una consecuencia de la falta de cultura urbana, dado que la población desconoce qué está permitido y qué está prohibido hacer en los espacios urbanos, tanto públicos o privados.

“De eso somos un poco responsables los urbanistas y también las autoridades, porque no hemos sabido socializar que tipo de cosas y que tipo de acciones están prohibidas en los espacios urbanos; el ciudadano desconoce ese tipo de trámite, pero quiere mejorar el paisaje urbano, es el mensaje que nos está enviando él, a lo mejor tiene el temor o no le gusta meterse en cuestiones de tramitología”.



La urbanista señaló que aunque la autoridad municipal le otorga el mantenimiento a las plantas que se encuentran a lo largo del cerco fronterizo, no se realiza ninguna otra acción para mejorar el aspecto de la valla que divide Mexicali con Calexico, California, la cual también tiene repercusiones de índole social y ambiental.

“Ese paisaje es triste, es una reja que nos recuerda que acá estamos unos y allá están otros, que no somos bienvenidos a ese país, nos da un ambiente hostil, no es algo que impacte a nuestras emociones positivamente y el paisaje urbano tiene esos efectos en los ciudadanos”.



Otros esfuerzos

El intento por embellecer a lo largo del cerco fronterizo no es algo nuevo, comentó Mora, quien consideró que uno de los momentos más significativos fue cuando en 1960 el gobierno americano le puso alambre de púas a la valla existente, a lo cual como respuesta a dicha acción el alcalde Francisco Martínez Manatou mandó crear un jardín floral en dicho espacio adyacente al cerco fronterizo.

Igualmente, Mora recordó recientemente en el cerco fronterizo a la altura de la Colonia Santa Clara el colectivo artístico Calle 13 promovió la creación de unos murales en el mismo cerco, lo cual permitió mejorar el ambiente entre la comunidad de aquella zona, aunque dicha obra ya no se encuentra en aquel tramo tras la reposición del cerco fronterizo que promovió el actual gobierno federal estadounidense, por lo que ahora se ubica en la Casa de Artes y Oficios "La Joyita", en la misma colonia.

“Es algo que más bien nos debería llamar la atención a ejercer lo que llaman el derecho a la ciudad, que es el promover vivir en una ciudad como la imaginamos, no como se nos impone; nosotros no decidimos como va a ser ese cerco, de qué color, altura y su material”.

Después de que el Ayuntamiento colocara unos sellos de suspensión en unos elementos urbanos que embellecen el cordón entre la avenida Cristóbal Colón y el bulevar Justo Sierra, al lado del cerco fronterizo, nuevamente un “donador” anónimo instaló más columnas en dicho espacio.

Hace una semana y media solo había cinco estructuras en forma de columna, de las cuales cuatro de ellas tenían una maceta con una planta encima. Desde el pasado miércoles se añadieron dos más hacia el oeste.

Para Flor Mora Corrales, experta en materia de urbanismo, opinó que quien está ejecutando esta acción de mejorar la imagen de ese espacio es alguien que no lo hace con dolo, ya que hasta la fecha sus acciones no han demostrado tener un interés en beneficiarse de manera comercial.



“Lejos de sancionar a esa persona que está instalando este mobiliario urbano, en los límites de la frontera, me parece que deberían hasta reconocerlo, porque está embelleciendo el espacio público, el paisaje urbano”.

El que el ciudadano no haya pedido algún tipo de permiso a las autoridades locales o federales para mejorar la imagen de dicho tramo, solo es una consecuencia de la falta de cultura urbana, dado que la población desconoce qué está permitido y qué está prohibido hacer en los espacios urbanos, tanto públicos o privados.

“De eso somos un poco responsables los urbanistas y también las autoridades, porque no hemos sabido socializar que tipo de cosas y que tipo de acciones están prohibidas en los espacios urbanos; el ciudadano desconoce ese tipo de trámite, pero quiere mejorar el paisaje urbano, es el mensaje que nos está enviando él, a lo mejor tiene el temor o no le gusta meterse en cuestiones de tramitología”.



La urbanista señaló que aunque la autoridad municipal le otorga el mantenimiento a las plantas que se encuentran a lo largo del cerco fronterizo, no se realiza ninguna otra acción para mejorar el aspecto de la valla que divide Mexicali con Calexico, California, la cual también tiene repercusiones de índole social y ambiental.

“Ese paisaje es triste, es una reja que nos recuerda que acá estamos unos y allá están otros, que no somos bienvenidos a ese país, nos da un ambiente hostil, no es algo que impacte a nuestras emociones positivamente y el paisaje urbano tiene esos efectos en los ciudadanos”.



Otros esfuerzos

El intento por embellecer a lo largo del cerco fronterizo no es algo nuevo, comentó Mora, quien consideró que uno de los momentos más significativos fue cuando en 1960 el gobierno americano le puso alambre de púas a la valla existente, a lo cual como respuesta a dicha acción el alcalde Francisco Martínez Manatou mandó crear un jardín floral en dicho espacio adyacente al cerco fronterizo.

Igualmente, Mora recordó recientemente en el cerco fronterizo a la altura de la Colonia Santa Clara el colectivo artístico Calle 13 promovió la creación de unos murales en el mismo cerco, lo cual permitió mejorar el ambiente entre la comunidad de aquella zona, aunque dicha obra ya no se encuentra en aquel tramo tras la reposición del cerco fronterizo que promovió el actual gobierno federal estadounidense, por lo que ahora se ubica en la Casa de Artes y Oficios "La Joyita", en la misma colonia.

“Es algo que más bien nos debería llamar la atención a ejercer lo que llaman el derecho a la ciudad, que es el promover vivir en una ciudad como la imaginamos, no como se nos impone; nosotros no decidimos como va a ser ese cerco, de qué color, altura y su material”.

Policiaca

Investigan homicidio en San Felipe

La madre narró a los oficiales que su hijo había matado a alguien

Policiaca

Fue asesinado hombre de Islas Agrarias

El hombre quien fue encontrado la tarde de ayer en Islas Agrarias B

Política

Municipios se quedan sin apoyo para seguridad, recursos van a Guardia Nacional

Estados y municipios tendrán una reducción del orden de mil millones de pesos

Policiaca

Investigan homicidio en San Felipe

La madre narró a los oficiales que su hijo había matado a alguien

Mundo

Suspenden sueldo a "golpistas" refugiados en Embajada mexicana en Ecuador

Los asambleístas refugiados permanecen desde hace más de una semana en el interior de la embajada

Sociedad

"No voy para allá, ahí están los gendarmes", filtran llamada entre El Marro y su mamá

El Marro es presunto líder de la banda delictiva de Santa Rosa de Lima

Policiaca

Fue asesinado hombre de Islas Agrarias

El hombre quien fue encontrado la tarde de ayer en Islas Agrarias B

Sociedad

Médicos de NL podrán negar atención a comunidad LGBT+, migrantes y pacientes con VIH

Por mayoría, legisladores aprobaron la polémica ley de objeción de conciencia