/ viernes 12 de junio de 2020

Pescador baleado reclama a la Marina cubra gastos médicos

El lesionado sufre de secuelas que le impiden trabajar y su familia se ha tenido que hacer cargo de consultas y terapias

Enrique García Sández, pescador de San Felipe que fue baleado por la elementos de la Marina en el 2019, reclama el pago de sus gastos médicos, ya que a más de un año del incidente ha perdido la movilidad del brazo izquierdo, además sufre de fuertes migrañas, por lo que no puede trabajar.

El 28 de marzo del 2019, en el combate de la pesca clandestina de la totoaba, marinos iniciaron la persecución en el mar de una embarcación, la cual prosiguió en tierra.

Enrique, un pescador de almeja generosa, subió a la caja del pick up, mientras otros dos de sus conocidos iban dentro de la cabina del vehículo y dos más en la panga.

A la altura del estadio de beisbol de San Felipe fueron interceptados por un vehículo de la Secretaría de Marina, que de inmediato abrió fuego sobre el pick up y la lancha, impactando con cuatro disparos a Enrique, en el brazo izquierdo y en la cabeza.

Las ráfagas de los marinos le causaron diez rozones más en diversas partes del cuerpo, que quedó maltrecho tirado a un lado del estadio del puerto mexicalense.

El incidente provocó la furia de los pescadores del puerto, quienes creyendo muerto a Enrique, acudieron a las instalaciones de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), donde quemaron embarcaciones y las instalaciones de esta dependencia.

Afortunadamente Enrique sobrevivió al ataque armado de la Marina, que pagó los gastos operatorios y la atención en el Hospital Almater.

Sin embargo, a más de un año del incidente, tiene fuertes secuelas del ataque, como la inmovilidad de su brazo izquierdo y fuertes jaquecas que no le permiten trabajar.

La Marina se hizo cargo de la atención hospitalaria, pero no del tratamiento posterior, como son citas médicas, exámenes de laboratorio y terapias, las que se han tenido pagar sus familiares y ya ascienden a varias decenas de miles de pesos.

Enrique aseguró que él no tenía nada que ver con la pesca ilegal, solo se encontraba en el día y lugar equivocado, ya que en su calidad de mecánico, iba a arreglar un motor que le había encargado reparar uno de sus conocidos, por eso subió al pick up.

Ahora solo espera que con el apoyo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Marina se haga cargo de los gastos de su tratamiento, ya que desde diciembre, no les han dado respuesta a sus peticiones.

Enrique García Sández, pescador de San Felipe que fue baleado por la elementos de la Marina en el 2019, reclama el pago de sus gastos médicos, ya que a más de un año del incidente ha perdido la movilidad del brazo izquierdo, además sufre de fuertes migrañas, por lo que no puede trabajar.

El 28 de marzo del 2019, en el combate de la pesca clandestina de la totoaba, marinos iniciaron la persecución en el mar de una embarcación, la cual prosiguió en tierra.

Enrique, un pescador de almeja generosa, subió a la caja del pick up, mientras otros dos de sus conocidos iban dentro de la cabina del vehículo y dos más en la panga.

A la altura del estadio de beisbol de San Felipe fueron interceptados por un vehículo de la Secretaría de Marina, que de inmediato abrió fuego sobre el pick up y la lancha, impactando con cuatro disparos a Enrique, en el brazo izquierdo y en la cabeza.

Las ráfagas de los marinos le causaron diez rozones más en diversas partes del cuerpo, que quedó maltrecho tirado a un lado del estadio del puerto mexicalense.

El incidente provocó la furia de los pescadores del puerto, quienes creyendo muerto a Enrique, acudieron a las instalaciones de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), donde quemaron embarcaciones y las instalaciones de esta dependencia.

Afortunadamente Enrique sobrevivió al ataque armado de la Marina, que pagó los gastos operatorios y la atención en el Hospital Almater.

Sin embargo, a más de un año del incidente, tiene fuertes secuelas del ataque, como la inmovilidad de su brazo izquierdo y fuertes jaquecas que no le permiten trabajar.

La Marina se hizo cargo de la atención hospitalaria, pero no del tratamiento posterior, como son citas médicas, exámenes de laboratorio y terapias, las que se han tenido pagar sus familiares y ya ascienden a varias decenas de miles de pesos.

Enrique aseguró que él no tenía nada que ver con la pesca ilegal, solo se encontraba en el día y lugar equivocado, ya que en su calidad de mecánico, iba a arreglar un motor que le había encargado reparar uno de sus conocidos, por eso subió al pick up.

Ahora solo espera que con el apoyo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Marina se haga cargo de los gastos de su tratamiento, ya que desde diciembre, no les han dado respuesta a sus peticiones.

Local

Con bloqueo exigen justicia para Isela y Leah

El accidente ocurrió la noche del 29 de mayo en la calle novena

Local

Concluye conteo de votos en las 17 sedes distritales del IEE

Entregan constancias de mayoría a los ganadores de la elección a diputado local

Local

Avanza proyecto de modernización del Poder Judicial

Aprobó invertir más de 20 millones de pesos

Local

Impiden importar vacunas de los Estados Unidos

Compañías extranjeras con plantas en Mexicali buscaron enviar biológicos para sus trabajadores

Gossip

El nuevo Dr. Cándido Pérez ya tiene fecha de estreno

La serie se transmitirá en el bloque Los domingos de sofá a partir del 18 de julio 

Gossip

Alan Estrada busca nuevos amantes del teatro

Alan Estrada regresa a los escenarios de manera presencial y manifiesta la necesidad de crear una industria teatral más fuerte para evitar catástrofes en el futuro

Cultura

Soprano María Katzarava apoya a estudiantes de ópera

Con su estudio, la soprano mexicana se une a escuela de Puebla para ofrecer carreras con validez oficial

Cultura

Vuelve la experiencia inmersiva de Da Vinci

La tecnología y la virtualidad permiten entrar al mundo creativo de uno de los principales artistas del Renacimiento

Política

Cinco candidatos gastalones no ganaron gubernatura

En Guerrero, Campeche, Querétaro, Chihuahua y Nuevo León los ganadores no fueron quienes más erogaron