/ jueves 11 de junio de 2020

Reclama pescador a la Marina que pague sus gastos médicos

Fue baleado el año pasado el 28 de marzo de 2019

Enrique García Sández, pescador que fue baleado por la Marina el año pasado, reclama el pago de sus gastos médicos, que a más de un año del incidente, ha perdido la movilidad del brazo izquierdo, además sufre de fuertes migrañas, por lo que no puede trabajar.

Fue un 28 de marzo de 2019, cuando en el combate de la pesca clandestina de la totoaba, la Secretaría de Marina, inició la persecución en el mar, de una embarcación, misma que prosiguió en tierra.

Enrique, un pescador de almeja Generosa, subió a la caja del pick up, mientras otros dos conocidos iban dentro de la cabina del vehículo, y otros dos en la panga.

Fue a la altura del estadio de béisbol de San Felipe, cuando fueron interceptados por un vehículo de la Secretaría de Marina, que de inmediato abrió fuego sobre el vehículo y la lancha, impactando con 4 disparos a Enrique, en el brazo izquierdo, así como en la cabeza.

Las ráfagas de los marinos le causaron 10 razones más en diversas partes del cuerpo, que quedó maltrecho tirado a un lado del estado del puerto mexicalense.

El incidente provocó la furia de los pescadores del puerto, quienes creyendo muerto a Enrique, acudieron a las instalaciones de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), donde quemaron las embarcaciones, así como las instalaciones de esta dependencia.

Afortunadamente Enrique sobrevivió al ataque armado de la Marina, quien pagó los gastos operatorios y la atención en el Hospital Almater.

Sin embargo, a más de un año del incidente, tiene fuertes secuelas del ataque, como es la inmovilidad de su brazo izquierdo, así como fuertes jaquecas que no le permiten trabajar.

Si bien, la Marina se hizo cargo de la atención hospitalaria, no se ha hecho cargo del tratamiento posterior, como son citas médicas, exámenes de laboratorio, así como terapias, de las que se han tenido que hacer cargo sus familiares, y que ascienden a varias decenas de miles de pesos.

Enrique aseguró que él no tenía nada que ver con la pesca ilegal, solo se encontraba ese día, en el día y lugar equivocado, ya que en su calidad de mecánico, iba a arreglar un motor que le había encargado reparar su conocido, por eso subió al pick up.

Ahora solo espera que con el apoyo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Marina se haga cargo de los gastos de su tratamiento, ya que desde diciembre, no les han dado respuesta a sus peticiones.

Enrique García Sández, pescador que fue baleado por la Marina el año pasado, reclama el pago de sus gastos médicos, que a más de un año del incidente, ha perdido la movilidad del brazo izquierdo, además sufre de fuertes migrañas, por lo que no puede trabajar.

Fue un 28 de marzo de 2019, cuando en el combate de la pesca clandestina de la totoaba, la Secretaría de Marina, inició la persecución en el mar, de una embarcación, misma que prosiguió en tierra.

Enrique, un pescador de almeja Generosa, subió a la caja del pick up, mientras otros dos conocidos iban dentro de la cabina del vehículo, y otros dos en la panga.

Fue a la altura del estadio de béisbol de San Felipe, cuando fueron interceptados por un vehículo de la Secretaría de Marina, que de inmediato abrió fuego sobre el vehículo y la lancha, impactando con 4 disparos a Enrique, en el brazo izquierdo, así como en la cabeza.

Las ráfagas de los marinos le causaron 10 razones más en diversas partes del cuerpo, que quedó maltrecho tirado a un lado del estado del puerto mexicalense.

El incidente provocó la furia de los pescadores del puerto, quienes creyendo muerto a Enrique, acudieron a las instalaciones de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), donde quemaron las embarcaciones, así como las instalaciones de esta dependencia.

Afortunadamente Enrique sobrevivió al ataque armado de la Marina, quien pagó los gastos operatorios y la atención en el Hospital Almater.

Sin embargo, a más de un año del incidente, tiene fuertes secuelas del ataque, como es la inmovilidad de su brazo izquierdo, así como fuertes jaquecas que no le permiten trabajar.

Si bien, la Marina se hizo cargo de la atención hospitalaria, no se ha hecho cargo del tratamiento posterior, como son citas médicas, exámenes de laboratorio, así como terapias, de las que se han tenido que hacer cargo sus familiares, y que ascienden a varias decenas de miles de pesos.

Enrique aseguró que él no tenía nada que ver con la pesca ilegal, solo se encontraba ese día, en el día y lugar equivocado, ya que en su calidad de mecánico, iba a arreglar un motor que le había encargado reparar su conocido, por eso subió al pick up.

Ahora solo espera que con el apoyo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Marina se haga cargo de los gastos de su tratamiento, ya que desde diciembre, no les han dado respuesta a sus peticiones.

Local

"No necesito pagarle a medios, PSN me trata muy bien": Bonilla

Presumió tener una red de casi 2 millones de seguidores que le cuestan a él en lo personal

Local

"Bajarán volumen de la música en los bares": Escobedo

Los bares generan más de 7,500 empleos directos en cerca de 700 establecimientos en el estado

Policiaca

Fallece hombre tras choque en Valle de Mexicali

La persona fallecida se trataba de un masculino, del cual se ignoran mayores datos

Mundo

Partidos opositores boicotearán comicios en Venezuela

Grupo de los 27 partidos más importantes en el Parlamento acuerdan no participar en las legislativas por considerarlas “un fraude”

Mundo

América Latina duplica muertes por Covid-19 en un mes

Toque de queda en ciudad de Australia ante rebrote; en el mundo, 18 millones de contagios

Sociedad

Buscan que termoeléctrica de Tuxpan amplié la generación de energía

Rocío Nahle anunció inversiones del sector para la entidad en el 2021

Local

Sancionan venta de alcohol anticipada

Cuatro restaurantes dedicados a la preparación de mariscos incurrieron en la falta

Política

En Puebla, hacemos las cosas a nuestra manera: Miguel Barbosa

Admira a López Obrador desde hace 20 años y agradece su apoyo, pero asegura saber que no pertenece a su círculo cercano

México

A un año de la masacre en El Paso, flujo de armas sigue sin freno

Defensores de las víctimas expresaron su frustración porque autoridades prometieron leyes de control de armas para reducir la probabilidad de que más tiroteos masivos se presenten