/ viernes 28 de junio de 2019

Toman la iniciativa por el medio ambiente

Organizaciones y personas han iniciado en San Luis Río Colorado actividades encaminadas a impulsar una mayor conciencia cívica en favor de una mejor calidad de vida y sobre todo que se dejan prácticas que dañan el entorno

San Luis Río Colorado.-En beneficio de tener una mejor calidad de vida, diversas organizaciones, especialistas e investigadores en el tema medioambiental han impulsado iniciativas que, por una parte ofrezcan opciones para ser amigable con el entorno y por otro lado generen una mayor conciencia ciudadana para cuidar los recursos naturales, producir menos residuos y consumir menos combustibles.

Desde bolsas y pañales de tela, hasta estufas que consumen menos leña y producen menos humo, así como el impulso a la educación para realizar acciones cotidianas que impacten lo menos posible en el ambiente, son algunas de las tareas que personas y organismos asumen actualmente en San Luis como un compromiso para propiciar mejores condiciones de vida para todos.

Los pañales de tela son una opción para evitar la contaminación de suelo y agua, evitándose además el uso de otros productos nocivos para el medio ambiente / CORTESÍA

TELA EN VEZ DE LO SINTÉTICO

A un año de haberse lanzado en Hermosillo la iniciativa ecológica “Mi bolsa no es de plástico”, se han producido 6 mil 500 bolsas de tela en tres tirajes, para ser distribuidas en las ciudades del Estado de Sonora, incluyendo entre ellas a San Luis Río Colorado.

La bióloga Martha Román es la encargada de promover en la localidad el uso de las bolsas de tela con el propósito de disminuir al máximo, en la medida de lo posible, las elaboradas con plástico para reducir los índices de contaminación en el ambiente.

Se sabe que una bolsa de plástico tarda el desintegrase, en promedio 200 años; incluso, algunos señalan que son hasta 400, por eso la importancia de crear conciencia en la población de usar las confeccionadas con tela.

La campaña “Mi bolsa no es de plástico” fue iniciativa de la nutrióloga Carla Celaya, quien hace un año empezó a promoverla y a la fecha se ha extendido por toda la entidad con la participación de la sociedad sonorense.

Poco a poco la gente ha tomado conciencia de adquirir bolsas de tela en sustitución a las de plástico y las están usando a la hora de hacer sus compras en supermercados, pero queremos que cada vez sea mayor el número de personas que tengan este hábito.

Martha Román participó en semanas anteriores en una Feria de la Salud efectuada en el ejido Mesa Rica 1, en la cual tuvo la oportunidad de distribuir bolsas de tela, no sin antes exponer ante la comunidad las ventajas de obtenerlas, resaltando que son muy resistentes y soportan hasta 18 kilogramos.

La alumna María Bustamante Villegas explicó el funcionamiento de la “estufa cohete” / LUIS CARLOS BRAVO

ESTUFA MENOS CONTAMINANTE

La “estufa cohete”, fue creada con parte de reusadas de materiales de fierro, que permiten un uso rudo, es además muy económica, pues trabaja con pequeñas cantidades de leña.

En la intención de hacer una estufa artesanal que contamine lo mínimo al medio ambiente, un grupo de alumnos de la preparatoria Centro de Estudios Tecnológicos del Mar (Cetmar), plantel San Luis Río Colorado, creó la denominada “Estufa cohete”, un aparato para cocinar, que como leña lleva pequeños troncos de mezquite.

La alumna María Bustamante Villegas destacó que la estufa artesanal contamina mucho menos que un horno casero e incluso que una de uso doméstico, pues fue diseñada para aprovechar una combustión completa, es decir, el humo trabaja de manera cíclica.

Al encenderse se utiliza el poder calorífico de los palos de mezquite y genera más oxígeno, por lo que es poco el humo que se produce mientras se cocina o se usa el fuego para otra cosa, destacó la alumna de la carrera Laboralista ambiental.

Lo ideal es el su uso de mezquite como leña, pues es mucho menos contaminante, aunque también puede utilizarse cualquier otro material de madera o árbol seco.

PAÑALES DE UNA DÉCADA

A partir de la preocupación por cuidar la salud de los bebés durante sus primeros años de vida, así como idear una alternativa amigable con el medio ambiente y evitar la contaminación de agua y suelo, fue que se creó Ecopipo, un concepto de pañales orgánicos con distribución en San Luis Río Colorado.

Así lo dio a conocer Eli Crespo, distribuidora oficial del producto en el Municipio, quien destacó que es un proyecto nacido en Guanajuato, creado por la madre de la familia Ixchel Anaya, pero que ha tenido gran impacto en esta región, posicionando alrededor de 100 pañales en poco más de 2 años de actividad y cuya resistencia permite un uso prolongado por un máximo de 10 años.

Este pañal, además de no tener fibras sintéticas o químicos que tengan contacto con la piel del bebé, es biodegradable. Su estructura es como la de un desechable con la ventaja de que es lavable. El injerto absorbente está hecho con tela de bambú y se degrada fácilmente.

Explicó que un solo bebé, desde que nace hasta sus 3 años, utiliza en promedio de 3 mil 600 pañales de marcas comerciales, mientras en el mismo lapso podría solo utilizar hasta 20 pañales elaborados a base de tela.

Explicó que este producto tiene la característica de comenzar a deshacerse sumergido en agua en un máximo de 8 horas, en contraste a los 400 ó 500 años que tardan en degradarse las fibras de marcas comerciales.

Al fabricar solo un pañal desechable se utilizan alrededor de 10 mil galones de agua, mientras para los de tela el uso del vital líquido es solo para lavarlos en lavadora, usando jabones empáticos con el medio ambiente.

Crespo compartió que hay muchos interesados, pero falta difusión para el tema. “Los padres de familia, además de consentir a su bebé, están ayudando al medio ambiente y a la economía del hogar”.

CUATRO ACCIONES DESDE CASA

Con acciones simples como reducir el uso del vehículo, forestar, separar plásticos, cartón y aluminio, así como utilizar bolsas de tela, se puede contribuir para reducir el impacto que cada persona tiene en el medio ambiente, a esto se le conoce como huella de carbono.

Yuliana Dimas Granillo, coordinadora de Involucramiento Comunitario de Pronatura Noroeste, explicó que existen acciones que como ciudadanos podemos hacer para poner su “granito de arena” en el mejoramiento del ecosistema.

Explicó que la huella de carbono es la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero que produce el ser humano al fabricar un producto o realizar sus actividades diarias.

En este sentido, Dimas Granilla indicó que los automóviles emiten grandes cantidades de gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático, la alternativa a ello es buscar autos comunitarios con amigos o familiares que se dirigen a un mismo punto de la ciudad.

Indicó que la compra de bolsas de tela también es otra medida que ayuda a bajar el consumo de plástico, algunas tiendas y supermercados las comercian, incluso a nivel municipal se buscan alternativas para que los supermercados las eviten.

También la separación de plástico PET, cartón y aluminio disminuye el nivel de basura que se deposita en el relleno sanitario y en algunos casos en el tiradero a cielo abierto.

Igualmente en Pronatura Noroeste se da una fuerte difusión a la forestación, según la Organización Mundial de la Salud por cada ciudadano deben existir 9 metros cuadrados de áreas verdes y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dice que lo ideal es que sean 16 metros cuadrados, en San Luis existen apenas 2 metros por cada habitante.


San Luis Río Colorado.-En beneficio de tener una mejor calidad de vida, diversas organizaciones, especialistas e investigadores en el tema medioambiental han impulsado iniciativas que, por una parte ofrezcan opciones para ser amigable con el entorno y por otro lado generen una mayor conciencia ciudadana para cuidar los recursos naturales, producir menos residuos y consumir menos combustibles.

Desde bolsas y pañales de tela, hasta estufas que consumen menos leña y producen menos humo, así como el impulso a la educación para realizar acciones cotidianas que impacten lo menos posible en el ambiente, son algunas de las tareas que personas y organismos asumen actualmente en San Luis como un compromiso para propiciar mejores condiciones de vida para todos.

Los pañales de tela son una opción para evitar la contaminación de suelo y agua, evitándose además el uso de otros productos nocivos para el medio ambiente / CORTESÍA

TELA EN VEZ DE LO SINTÉTICO

A un año de haberse lanzado en Hermosillo la iniciativa ecológica “Mi bolsa no es de plástico”, se han producido 6 mil 500 bolsas de tela en tres tirajes, para ser distribuidas en las ciudades del Estado de Sonora, incluyendo entre ellas a San Luis Río Colorado.

La bióloga Martha Román es la encargada de promover en la localidad el uso de las bolsas de tela con el propósito de disminuir al máximo, en la medida de lo posible, las elaboradas con plástico para reducir los índices de contaminación en el ambiente.

Se sabe que una bolsa de plástico tarda el desintegrase, en promedio 200 años; incluso, algunos señalan que son hasta 400, por eso la importancia de crear conciencia en la población de usar las confeccionadas con tela.

La campaña “Mi bolsa no es de plástico” fue iniciativa de la nutrióloga Carla Celaya, quien hace un año empezó a promoverla y a la fecha se ha extendido por toda la entidad con la participación de la sociedad sonorense.

Poco a poco la gente ha tomado conciencia de adquirir bolsas de tela en sustitución a las de plástico y las están usando a la hora de hacer sus compras en supermercados, pero queremos que cada vez sea mayor el número de personas que tengan este hábito.

Martha Román participó en semanas anteriores en una Feria de la Salud efectuada en el ejido Mesa Rica 1, en la cual tuvo la oportunidad de distribuir bolsas de tela, no sin antes exponer ante la comunidad las ventajas de obtenerlas, resaltando que son muy resistentes y soportan hasta 18 kilogramos.

La alumna María Bustamante Villegas explicó el funcionamiento de la “estufa cohete” / LUIS CARLOS BRAVO

ESTUFA MENOS CONTAMINANTE

La “estufa cohete”, fue creada con parte de reusadas de materiales de fierro, que permiten un uso rudo, es además muy económica, pues trabaja con pequeñas cantidades de leña.

En la intención de hacer una estufa artesanal que contamine lo mínimo al medio ambiente, un grupo de alumnos de la preparatoria Centro de Estudios Tecnológicos del Mar (Cetmar), plantel San Luis Río Colorado, creó la denominada “Estufa cohete”, un aparato para cocinar, que como leña lleva pequeños troncos de mezquite.

La alumna María Bustamante Villegas destacó que la estufa artesanal contamina mucho menos que un horno casero e incluso que una de uso doméstico, pues fue diseñada para aprovechar una combustión completa, es decir, el humo trabaja de manera cíclica.

Al encenderse se utiliza el poder calorífico de los palos de mezquite y genera más oxígeno, por lo que es poco el humo que se produce mientras se cocina o se usa el fuego para otra cosa, destacó la alumna de la carrera Laboralista ambiental.

Lo ideal es el su uso de mezquite como leña, pues es mucho menos contaminante, aunque también puede utilizarse cualquier otro material de madera o árbol seco.

PAÑALES DE UNA DÉCADA

A partir de la preocupación por cuidar la salud de los bebés durante sus primeros años de vida, así como idear una alternativa amigable con el medio ambiente y evitar la contaminación de agua y suelo, fue que se creó Ecopipo, un concepto de pañales orgánicos con distribución en San Luis Río Colorado.

Así lo dio a conocer Eli Crespo, distribuidora oficial del producto en el Municipio, quien destacó que es un proyecto nacido en Guanajuato, creado por la madre de la familia Ixchel Anaya, pero que ha tenido gran impacto en esta región, posicionando alrededor de 100 pañales en poco más de 2 años de actividad y cuya resistencia permite un uso prolongado por un máximo de 10 años.

Este pañal, además de no tener fibras sintéticas o químicos que tengan contacto con la piel del bebé, es biodegradable. Su estructura es como la de un desechable con la ventaja de que es lavable. El injerto absorbente está hecho con tela de bambú y se degrada fácilmente.

Explicó que un solo bebé, desde que nace hasta sus 3 años, utiliza en promedio de 3 mil 600 pañales de marcas comerciales, mientras en el mismo lapso podría solo utilizar hasta 20 pañales elaborados a base de tela.

Explicó que este producto tiene la característica de comenzar a deshacerse sumergido en agua en un máximo de 8 horas, en contraste a los 400 ó 500 años que tardan en degradarse las fibras de marcas comerciales.

Al fabricar solo un pañal desechable se utilizan alrededor de 10 mil galones de agua, mientras para los de tela el uso del vital líquido es solo para lavarlos en lavadora, usando jabones empáticos con el medio ambiente.

Crespo compartió que hay muchos interesados, pero falta difusión para el tema. “Los padres de familia, además de consentir a su bebé, están ayudando al medio ambiente y a la economía del hogar”.

CUATRO ACCIONES DESDE CASA

Con acciones simples como reducir el uso del vehículo, forestar, separar plásticos, cartón y aluminio, así como utilizar bolsas de tela, se puede contribuir para reducir el impacto que cada persona tiene en el medio ambiente, a esto se le conoce como huella de carbono.

Yuliana Dimas Granillo, coordinadora de Involucramiento Comunitario de Pronatura Noroeste, explicó que existen acciones que como ciudadanos podemos hacer para poner su “granito de arena” en el mejoramiento del ecosistema.

Explicó que la huella de carbono es la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero que produce el ser humano al fabricar un producto o realizar sus actividades diarias.

En este sentido, Dimas Granilla indicó que los automóviles emiten grandes cantidades de gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático, la alternativa a ello es buscar autos comunitarios con amigos o familiares que se dirigen a un mismo punto de la ciudad.

Indicó que la compra de bolsas de tela también es otra medida que ayuda a bajar el consumo de plástico, algunas tiendas y supermercados las comercian, incluso a nivel municipal se buscan alternativas para que los supermercados las eviten.

También la separación de plástico PET, cartón y aluminio disminuye el nivel de basura que se deposita en el relleno sanitario y en algunos casos en el tiradero a cielo abierto.

Igualmente en Pronatura Noroeste se da una fuerte difusión a la forestación, según la Organización Mundial de la Salud por cada ciudadano deben existir 9 metros cuadrados de áreas verdes y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dice que lo ideal es que sean 16 metros cuadrados, en San Luis existen apenas 2 metros por cada habitante.


Local

Reportan fuga de reos en penal de Culiacán

Al menos 20 reos fueron liberados de acuerdo a un reporte.

Policiaca

Muere hombre atropellado en Lázaro Cárdenas

Se presume que trató de cruzar la vialidad cuando fue sorprendido por el conductor de un auto.

Local

Impugnará Acción Nacional Ley Bonilla

"El día de mañana va a presentar la impugnación la dirigencia del Partido Nacional que es la que tiene facultades para ello"

Deportes

Albergará CETYS campeonato nacional

Los mejores nadadores estarán en el nacional de natación; CETYS buscará refrendar su título en femenil Juvenil C

Deportes

Xochimilco barre y es finalista

Eliminan en dos juegos a los Guerreros y enfrentarán a Dodgers en la Serie por el campeonato del Grupo B1 de la Liga Urbana

Deportes

Radiología Integral más cerca del trono

Le gana por 19-11 a su escolta Compuland en la batalla por la corona del Grupo A en la Liga Mayor

Deportes

Pumas “rugen” ante Aztecas

Pumas vencieran por pizarra de 7-3 a los Aztecas

Deportes

Astros acarician el título

Sacan una apretada victoria sobre Pascolas para liderar 2-1 la Serie Final del Grupo A de la Liga Poniente de Mexicali

Deportes

Dejan fuera a la ALBM del nacional

Federación y asociaciones estatales hicieron caso omiso a la petición del comisionado del beisbol mexicano