/ miércoles 14 de febrero de 2018

Un amor entre rejas, relato del día de los enamorados

El amor como el motor que impulsa la esperanza, la fe, el anhelo y la fuerza entre los muros de un Centro de Reinserción Social

Una lágrima. Con un pequeño trozo de papel limpia sus ojos, delicadeza propia de una dama, ojos sollozantes que poco pueden hacer para evitar las lágrimas. “Solo hasta este momento lo ves, no piensas en las consecuencias”.

Daniela tiene 34 años, 42 meses cumpliendo una sentencia de 15 años en el Centro de Reinserción Social de Mexicali, se describe como esposa, madre, hija, mujer y enamorada.

Ocurrió durante la noche de Año Nuevo, solo unas horas restaban para que terminara el 2004, Daniela había sido invitada a la fiesta en la que su prima orquestó la reunión para que conociera a Fabián; una mirada, ese “click” que engancha, atrapa y seduce, sella el momento.

Solamente hicieron falta ocho meses para pensar en el matrimonio, un embarazo, un viaje, un hogar, una familia, no hicieron falta trámites civiles para que floreciera el matrimonio.

Sí pensamos en casarnos, pero nunca pasó, por mí principalmente, me daba miedo, se trata de un simple trámite, aunque antes, como los abuelos, si te casabas era para toda la vida, ahora no es así.

Una mirada, verse reflejada en los ojos de él. “Con la pura mirada dices muchas cosas”

Malas decisiones

Una mala decisión puede traer graves consecuencias a quien comete ese error, secuelas que incluso llegan a pagarse por años tras las rejas. El recuerdo lastima, ¡Tantas opciones, tantos “hubiera”!

Para Daniela las memorias se vuelven una carga; pesan. “Solo hasta este momento lo ves, no piensas en las consecuencias”, una frase que apenas puede articular, la voz se corta, baja la mirada, limpia sus lágrimas, recuerda.

“Tomas malas decisiones, comencé a alejarme de mi familia, de mi esposo, te relacionas con malas compañías, gente drogadicta que te envuelve en las adicciones”. No puede contenerse más, llueven lágrimas a través de sus ojos, se trasmina tristeza. Desea no hablar más del tema.

Amor y amistad

“He conocido gente que hubiera querido conocer afuera, verdaderas amistades, buenas compañías”

Daniela ha forjado amistades durante su estadía en el Cereso, detalla que realizan intercambios en fechas especiales, como el 14 de febrero, donde comparten canastas con productos que pueden adquirir al interior, o fabrican manualidades, tarjetas para celebrar la amistad.

No duda en afirmar que está enamorada, cada domingo puede ver a su familia, quienes la apoyan incondicionalmente, el vínculo de amor, ternura y comprensión es más fuerte, sólido e inquebrantable.

No soy nada de lo que era antes, ya entiendo cómo son las cosas, y cómo deben hacerse, el estar en esta situación me ha dejado muchas cosas buenas, ahora soy bien amiguera (ríe), nos motivamos mucho entre nosotras, aquí nos ayudan, física y mentalmente.

Cada quince días tienen el derecho a la visita marital, un área designada fuera de las barras, un espacio privado, íntimo, erótico, “no te voy a decir lo que pasa allí, aunque sí platicamos de todo, cosas de la actualidad, son dos horas y las aprovechamos”.

De la sentencia no se habla, Daniela refiere que no es lo adecuado. “ya cuando salga, entonces sí hablaremos de lo que pasó”.

Nuevamente una mirada, la misma mirada con la que hicieron click durante la noche de Año Nuevo, cada semana vuelve a verla acompañada de un “Te amo”.

Una lágrima. Con un pequeño trozo de papel limpia sus ojos, delicadeza propia de una dama, ojos sollozantes que poco pueden hacer para evitar las lágrimas. “Solo hasta este momento lo ves, no piensas en las consecuencias”.

Daniela tiene 34 años, 42 meses cumpliendo una sentencia de 15 años en el Centro de Reinserción Social de Mexicali, se describe como esposa, madre, hija, mujer y enamorada.

Ocurrió durante la noche de Año Nuevo, solo unas horas restaban para que terminara el 2004, Daniela había sido invitada a la fiesta en la que su prima orquestó la reunión para que conociera a Fabián; una mirada, ese “click” que engancha, atrapa y seduce, sella el momento.

Solamente hicieron falta ocho meses para pensar en el matrimonio, un embarazo, un viaje, un hogar, una familia, no hicieron falta trámites civiles para que floreciera el matrimonio.

Sí pensamos en casarnos, pero nunca pasó, por mí principalmente, me daba miedo, se trata de un simple trámite, aunque antes, como los abuelos, si te casabas era para toda la vida, ahora no es así.

Una mirada, verse reflejada en los ojos de él. “Con la pura mirada dices muchas cosas”

Malas decisiones

Una mala decisión puede traer graves consecuencias a quien comete ese error, secuelas que incluso llegan a pagarse por años tras las rejas. El recuerdo lastima, ¡Tantas opciones, tantos “hubiera”!

Para Daniela las memorias se vuelven una carga; pesan. “Solo hasta este momento lo ves, no piensas en las consecuencias”, una frase que apenas puede articular, la voz se corta, baja la mirada, limpia sus lágrimas, recuerda.

“Tomas malas decisiones, comencé a alejarme de mi familia, de mi esposo, te relacionas con malas compañías, gente drogadicta que te envuelve en las adicciones”. No puede contenerse más, llueven lágrimas a través de sus ojos, se trasmina tristeza. Desea no hablar más del tema.

Amor y amistad

“He conocido gente que hubiera querido conocer afuera, verdaderas amistades, buenas compañías”

Daniela ha forjado amistades durante su estadía en el Cereso, detalla que realizan intercambios en fechas especiales, como el 14 de febrero, donde comparten canastas con productos que pueden adquirir al interior, o fabrican manualidades, tarjetas para celebrar la amistad.

No duda en afirmar que está enamorada, cada domingo puede ver a su familia, quienes la apoyan incondicionalmente, el vínculo de amor, ternura y comprensión es más fuerte, sólido e inquebrantable.

No soy nada de lo que era antes, ya entiendo cómo son las cosas, y cómo deben hacerse, el estar en esta situación me ha dejado muchas cosas buenas, ahora soy bien amiguera (ríe), nos motivamos mucho entre nosotras, aquí nos ayudan, física y mentalmente.

Cada quince días tienen el derecho a la visita marital, un área designada fuera de las barras, un espacio privado, íntimo, erótico, “no te voy a decir lo que pasa allí, aunque sí platicamos de todo, cosas de la actualidad, son dos horas y las aprovechamos”.

De la sentencia no se habla, Daniela refiere que no es lo adecuado. “ya cuando salga, entonces sí hablaremos de lo que pasó”.

Nuevamente una mirada, la misma mirada con la que hicieron click durante la noche de Año Nuevo, cada semana vuelve a verla acompañada de un “Te amo”.

Policiaca

Vinculan a los robacajeros

Se logró que el juez dictara auto de vinculación a proceso.

Local

Azotan vientos a Mexicali

Finaliza el día con ráfagas de 21 kilómetros por hora, se mantiene el pronostico hasta el día de mañana

Policiaca

El fuerte calor aumentó el consumo de agua

Los problemas de abasto de agua potable que están resintiendo algunas colonias no tienen fecha para ser resueltos

Celebridades

Camila Cabello se impone en los MTV Video Music Awards 2018

La cubana levantó dos de los premios más importantes de la noche: Video y Artista del año. Durante la ceremonia, Madonna recordó a Aretha Franklin y se rindió homenaje a JLo

Local

Baja California ya cuenta con helicóptero

La aeronave costó 22.9 mdp y sustituye a la siniestrada en abril del 2017; está previsto que la vehículo arribe a finales de este mes.

Política

#DATA | El sexenio no fue de austeridad para todos

Del 2012 al 2018 el número de plazas de la Administración Pública Federal prácticamente se mantuvo sin movimientos

Finanzas

Universitarios gastan más en diversión que para libros: HSBC

Los jóvenes aseguran gastar un promedio de 252 mil 46 pesos en cuatro años de universidad

Sociedad

Coparmex propone pago de cuotas en universidades públicas

Al menos 10 universidades públicas en diferentes estados del país padecen insolvencia y otras muestran signos graves de falta de liquidez

Policiaca

Vinculan a los robacajeros

Se logró que el juez dictara auto de vinculación a proceso.