imagotipo

Caos en vivienda por especulación

  • Milthon Minor
  • en Mexicali

A pesar de que se diagnosticó a tiempo la sobreproducción de vivienda nueva y sus efectos negativos para la ciudad, las autoridades no tomaron en cuenta los estudios realizados y continuaron otorgando permisos a las desarrolladoras, expresó Inocencio Cuéllar López.
El ex director del Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP) refirió que desde principios de esta década el Plan de Vivienda de Mexicali señalaba que deberían construirse 6 mil viviendas por año, pero no se respetó este ordenamiento.
No atender el problema provocó que actualmente haya más de 50 mil casas abandonadas porque “no hay gente para esas casas… no había demanda real. Se hicieron más casas de las que realmente se necesitaban y hoy están vacías y nadie está haciendo nada; Infonavit una partecita, pero la parte fuerte nadie está haciendo nada”.
Explicó que cuando él estuvo a cargo del organismo se tocaron las puertas en todos los niveles de Gobierno para avisar que el problema estaba “y se decía que no… (pero) ya era una realidad”.
Se hizo un estudio a fondo que pagó el Banco Mundial, el cual fue certificado, pero no se hizo caso.
“Eso es especulación a final de cuentas… fue un negocio de pocos y el impacto ahora está pegando. ¿Y sabes quién pierde? La familia que sí compró y se quedó en medio de casas abandonadas, porque aparte de que estaban abandonadas no se han cuidado, no se han limpiado, se han mantenido como basureros… eso afecta a todos”.

Orden
Para Cuéllar López en los últimos siete años se cayó en un desorden “por la construcción de más viviendas de las que se ocupaban”.
Respecto a quién debería poner orden, consideró que el Ayuntamiento es el “papá del desarrollo urbano y de la seguridad pública en su Municipio”.

“Al Ayuntamiento de Mexicali le compete movernos a todos… para que los apoyemos en lo que tengamos qué hacer”.
Por un lado, indicó, se generó mucha fuente de trabajo para empresas, pero esas casas no tenían factibilidad de dueño, esos dueños van a llegar hasta los próximos diez años.
“En este momento casas de interés social no se están haciendo, las que hay están abandonadas y saqueadas”.
La depreciación de estos espacios habitacionales ya se dio, sólo con ir a ver estos lugares se confirma “hay zonas totalmente abandonadas”.

LA VOZ DE LA FRONTERA acudió a algunos de estos fraccionamientos como Villas del Campo y Misión San Diego y se observan abandonados y destruidos.