imagotipo

Don Samuel disfruta su trabajo de voceador

  • Mariela Tapia
  • en Mexicali

Desde las 3:00 horas ya anda en pie Samuel Martínez Vega, voceador desde hace 27 años de LA VOZ DE LA FRONTERA.

Él atiende a sus clientes es la esquina de la calle Uxmal con la avenida Sinaloa en la colonia Esperanza, frente a conocida gasolinera de la zona. Entre sus clientes hay mecánicos, carpinteros, albañiles, comerciantes y hasta profesionistas.

Mientras era entrevistado por este medio, el hombre corrió a llevarle un ejemplar de este periódico a una lectora que viajaba en un flamante vehículo, quien se estacionó en la esquina de ambas vialidades para adquirir un ejemplar de don Samuel, lo que refleja el compromiso del voceador por atender a sus clientes.

Al cuestionarlo si siempre reacciona así cuando llega un lector de LA VOZ DE LA FRONTERA, él solo respondió: “Y eso que no corrí recio”, presumiendo su buena condición física.

Le gusta su trabajo
A don Samuel le gusta su trabajo. Esto lo hace evidente todos los días, pues siempre mantiene una sonrisa y hasta tiene una buena relación con los vecinos de la colonia Esperanza y sus alrededores, en donde ha laborado desde hace 27 años.

Su punto de venta lo acogió después de que otro voceador se retirara de dicha labor, por lo que desde entonces decidió aprovechar esa zona altamente concurrida.
El horario en que buscan las noticias la gran mayoría de sus clientes es entre las 6:30 y 7:30, cuando la gente se traslada a los centros de trabajo o incluso lleva a los hijos a las escuelas.
El viento, las tolvaneras y demás inclemencias del tiempo no le han impedido llevar a cabo su labor. Particularmente el calor le “hace los mandados”, expresó el originario de la colonia Pueblo Nuevo.

Nunca ha fallado
Para evitar que las páginas de periódico se las lleve el viento y los lectores conozcan las noticias del día, don Samuel pone a la vista las portadas de las secciones de este diario para que la gente observe los encabezados.

Siempre limpia su área
En redes sociales trascendió que el voceador llega desde temprana hora a su punto de venta, en donde siempre al iniciar su jornada barre los alrededores de la que ahora llama “su calle”.
Un ciudadano escribió en Facebook: “Es un ejemplo que muchos deberíamos seguir, el señor barre a muy temprana hora y considero que debe de reconocerse esta labor”.
Don Samuel señaló que él siempre limpia su área por la gran cantidad de vehículos que transitan por ahí y levantan la polvareda tan característica de esta región.
“Lo hago para que sea vea bien”.