imagotipo

Hepatitis C problema de salud invisibilizado

  • Ericka Gallego
  • en Mexicali

A lo largo de once años, Miriam Castellot Canto ha buscado hacer escuchar la voz de los miles de pacientes portadores del virus VHC o hepatitis C que consideran están invisibilizados ante la falta de atención y medicamentos en las instituciones sociales, aun cuando se trata de un problema que considera de salud pública.
Al conmemorarse hoy el Día Mundial contra la hepatitis B y C, la paciente y activista hace un llamado a las autoridades para que respeten el derecho que tienen los pacientes a ser tratados, así como a la población en general para que se eliminen los estigmas y discriminación de la que suelen ser víctimas los portadores de la enfermedad.
La hepatitis C, catalogada como enfermedad silenciosa al no dar síntomas en los primeros 15 años, destruye lentamente las células hepáticas hasta ocasionar cirrosis o cáncer hepático.
Ante la falta de información o apoyo a pacientes con dicho diagnóstico, Miriam junto a otras personas con esta enfermedad conformó la asociación Juntos por una Vida Mejor, presidida por el médico Mario Lomelí Eguía.
“Nos dimos cuenta que los problemas de hígado eran tremendos, que no había en Baja California ninguna asociación que hablara e informara a los pacientes de su enfermedad, que los empoderara para no tener miedo porque informar es curar”.

Transfusiones
Elba Cornejo Arminio, directora de Servicios de Salud en el Estado, explicó que los pacientes afectados por esta enfermedad la adquirieron a través de transfusiones sanguíneas en tiempos donde no se analizaba la sangre en búsqueda de enfermedades infecciosas.
“Esta enfermedad dura aproximadamente 20 años para que empiece a dar manifestaciones, la primera es la cirrosis hepática; la gente siempre relaciona la cirrosis con el alcoholismo, pero la hepatitis C te evoluciona cirrosis hepática”.
La especialista precisó que el problema se relaciona también al uso de sustancias, ya que el intercambio de jeringas propicia el contagio y al ser Baja California una de las entidades con más alto índice de consumo de drogas, la incidencia de la hepatitis es sumamente alta, aunque no hay estadísticas exactas.
El medicamento para tratar la hepatitis no está disponible en las dependencias de Salud al alcanzar costos entre 700 mil a 1 millón de pesos.
Hasta hace un tiempo existía un medicamento para tratar el problema aunque con una baja efectividad de curación, por lo que el avance en las investigaciones propició la creación de nuevas fórmulas de muy alto costo para los pacientes.
Enfermedad desgastante
Miriam adquirió la hepatitis C con genotipo 3 hace 40 años en una transfusión sanguínea que recibió al dar a luz, pero hace 13 años recibió el diagnóstico.
El 16 de febrero de este año la coordinadora de Juntos por una Vida Mejor recibió la noticia de que tras un tratamiento de seis meses, cuyo costo fue de 1 millón 800 mil pesos, eliminó el virus, logro que le fue posible al contar con un seguro de gastos médicos mayores.
Castellot Canto ha trabajado de manera incansable para hacer valer los derechos de los pacientes que no cuentan con el beneficio de un seguro médico y llegan a perder todos sus bienes en la búsqueda del tratamiento.
“Los medicamentos ya están introducidos en todas las instituciones, pero no vemos claro nada; los pacientes están desesperados, están vendiendo sus casas para poder comprar genéricos que cuestan 20 mil pesos y no sabemos si van a dar resultado”.
Por ahora las instituciones de Salud pública no han dado respuesta a los pacientes con hepatitis.
“Es una enfermedad desgastadora, asintomática  hasta 15 ó 20 años después de que la adquieres, eso ya se sabe y ahorita hay que darle auge a cómo tratarlos porque ya no podemos soportar más muertes; por falta de tratamiento se está muriendo la gente en el país”.
La asociación Juntos por una Vida Mejor, única en Baja California, ha propiciado la formación de otros grupos en Monterrey, Torreón, Ciudad de México, Puebla, Yucatán y Aguascalientes.
Ante la visita que tiene programada hoy el secretario de Salud federal, José Narro Robles, al Hospital General de Mexicali este mediodía, integrantes de dicha asociación buscarán abordarlo para exigir la atención y el tratamiento que requieren para salvar su vida.